El poder de la electricidad: cuidando el planeta y movilidad urbana

Hola, amigo/a. ¿Sabes qué? Me he sumergido en una charla TEDx realmente fascinante y no puedo esperar para contarte todo lo que he aprendido. El ponente es un abogado especializado en Derecho Comercial e Informático, pero no dejes que eso te desanime, porque está haciendo grandes cosas para el medio ambiente.

En su charla, explica cómo está trabajando para crear conci

Hoy quiero compartir contigo algo increíble que descubrí en un video de una charla TEDx. Se trata de la historia de Carlos Soruco, un abogado boliviano que se convirtió en un agente de cambio y logró transformar la movilidad urbana en su país a través de los vehículos eléctricos.

Carlos comenzó su carrera como abogado y siempre tuvo el sueño de estudiar en el extranjero para perfeccionarse. Así que decidió ir a Holanda, específicamente a Groningen, una ciudad conocida por tener la mayor cantidad de bicicletas per cápita del mundo. En Holanda, la vida gira en torno a las bicicletas y se utilizan para todo: ir al colegio, trabajar e incluso el primer ministro va a trabajar en bicicleta.

Sin embargo, cuando Carlos regresó a Bolivia después de terminar su maestría, quiso implementar este estilo de vida sostenible y utilizar la bicicleta como medio principal de transporte. Pero se encontró con muchos obstáculos y peligros debido al caótico tráfico y la falta de infraestructura adecuada para los ciclistas.

Decidido a cambiar esta situación, Carlos se unió al movimiento “Masa Crítica”, que nació en San Francisco y busca promover el uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible. Juntos lucharon por conseguir una ley municipal que promoviera el uso seguro y responsable de las bicicletas.

Leer también:  En busca de vida extraterrestre: Descubre el apasionante proyecto de una científica de la NASA

Después de mucho esfuerzo y enfrentamientos con las autoridades locales, finalmente lograron promulgar la Ley Municipal de la Bicicleta. Fue un gran orgullo para Carlos haber contribuido a este cambio y demostró que es posible hacer una diferencia en la sociedad.

Pero Carlos no se conformó con esto, tenía un sueño aún más grande: fabricar autos eléctricos en Bolivia. Junto a su amigo José Carlos Márquez, comenzaron a investigar y desarrollar la idea de crear vehículos eléctricos en un país que cuenta con las mayores reservas de litio del mundo, un elemento esencial para estos autos.

A pesar de los desafíos y las dudas, Carlos y José Carlos lograron fabricar un auto eléctrico económico destinado a la base de la pirámide social. Este vehículo era accesible para aquellos que tenían menos recursos económicos pero representaba un gran avance hacia una matriz energética más sostenible.

Sin embargo, se encontraron con otro obstáculo: la legislación no contemplaba la posibilidad de tener autos nacionales. Pero gracias al impacto mediático y al apoyo de diferentes instituciones financieras, lograron cambiar esta situación y ahora pueden comercializar sus vehículos sin problemas legales.

Además del beneficio ambiental evidente que representa el uso de vehículos eléctricos, también se han generado cambios importantes en términos legales y económicos. Se promulgó una ley tributaria municipal que otorga exenciones fiscales a los autos eléctricos durante los primeros años. Y recientemente el gobierno central ha implementado incentivos tributarios y financieros para las fábricas y compradores de vehículos eléctricos.

Todo esto ha llevado a una transformación significativa en la movilidad urbana en Bolivia. La empresa fundada por Carlos Soruco se convirtió en pionera en micro movilidad eléctrica en Latinoamérica y ha logrado disminuir toneladas de dióxido de carbono en un mes. Además, ha demostrado que lo ambiental y lo económico pueden ir de la mano, ya que el ahorro en combustible es del 86% para los usuarios de vehículos eléctricos.

Leer también:  El potencial del grafeno en múltiples aplicaciones: descubre su fascinante mundo

En resumen, la historia de Carlos Soruco es inspiradora y nos enseña que todos podemos ser agentes de cambio en nuestra sociedad. Con determinación, pasión y perseverancia, podemos transformar realidades y contribuir a un futuro más sostenible. Así que te invito a reflexionar sobre cómo puedes hacer la diferencia en tu entorno y seguir el camino hacia una movilidad urbana más limpia y responsable. ¡Juntos podemos lograrlo!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.