El poder de la mirada en las relaciones interpersonales

Después de ver una inspiradora charla TED, descubre lo que aprendí de una abogada y empresaria que rompe barreras y cambia vidas.

de compartir con ustedes una charla inspiradora que acabo de presenciar. El título de esta charla es “Sobrevolando nuestros límites: la accesibilidad para todos” y fue presentada por Betina Anzilutti.

Desde el comienzo, Betina nos invita a realizar un ejercicio para romper el hielo y conocernos un poco más. Nos pide que todos miremos hacia la pared de la izquierda y, al contar hasta tres, volvamos nuestra mirada hacia ella. Este simple acto nos permite establecer una conexión instantánea entre nosotros y nos muestra cómo todos compartimos ciertas experiencias en común.

Betina nos dice que todos nacemos con circunstancias que no elegimos, pero que sin embargo influyen en nuestra vida de manera significativa. Ella destaca dos tipos de límites a los que se enfrenta diariamente: los sociales y los físicos. Los límites sociales son aquellos prejuicios y estereotipos que existen sobre las personas con discapacidad, mientras que los límites físicos son las barreras arquitectónicas presentes en nuestras ciudades.

A medida que escucho sus palabras, me doy cuenta de lo importantes que son los eventos en nuestras vidas. ¿Quién no ha celebrado un cumpleaños o asistido a una boda? ¿Quién no ha aprendido algo valioso en un congreso o comprado algo bonito en una feria? Sin embargo, Betina señala tristemente cómo estos eventos muchas veces no son accesibles para todas las personas. Me relata su experiencia personal al presenciar eventos donde el estacionamiento para personas con discapacidad estaba ubicado a 300 metros del acceso principal o recibir invitaciones que no están en braille para personas no videntes. También menciona la falta de subtítulos en los vídeos para personas sordomudas.

Leer también:  Hablar para cuidarnos y cuidar:

En este momento, me doy cuenta de lo afortunado que soy al poder disfrutar y acceder fácilmente a productos y servicios. En Latinoamérica, aún no existen reglas claras sobre accesibilidad. Betina nos comparte cómo España declaró accesible al museo Guggenheim de Bilbao en 2008, pero aquí todavía estamos lejos de alcanzar esa meta.

Me surge una pregunta: ¿cómo podemos enfrentar a las personas “normales”, como ella las llama? ¿Cómo lograr que vean la ciudad como ella la ve? Cada vez que Betina sale a la calle y se encuentra con un edificio inaccesible, siente como si alguien le pusiera una mano en el pecho y le dijera “aquí no puedes entrar”. Esto es algo que ninguna persona debería experimentar.

Pero Betina también nos recuerda que los edificios amigables y accesibles por sí solos no son suficientes. Necesitamos una comunidad amorosa y solidaria, donde todos seamos conscientes de nuestras necesidades futuras. Incluso aquellos sin discapacidad eventualmente requerirán eliminar barreras arquitectónicas cuando lleguen a ser ancianos.

Es entonces cuando Betina hace un llamado a la comunidad para que nos miremos unos a otros con calidez y atención. Ella anhela vivir en una ciudad donde las diferencias sean superadas por rampas con escaleras eléctricas funcionales y ascensores lo suficientemente grandes como para permitir el paso de más de dos sillas de ruedas al mismo tiempo. Solo cuando logremos esto, podremos decir que hemos creado una ciudad verdaderamente inclusiva.

En resumen, la charla de Betina Anzilutti nos ha recordado la importancia de la accesibilidad para todos. Nos ha mostrado cómo los límites sociales y físicos afectan a las personas con discapacidad en su vida diaria. También nos ha desafiado a ser una comunidad amorosa y solidaria, donde todos seamos conscientes de nuestras necesidades futuras.

Leer también:  La otra pandemia: cómo las fake news afectan a nuestra sociedad

Después de escuchar esta charla inspiradora, no puedo evitar sentirme motivado para hacer cambios en mi propia vida y en mi entorno. Todos tenemos el poder de crear un mundo más inclusivo y accesible para todos. Así que te invito a unirte a mí en este desafío y trabajar juntos para romper barreras y sobrevolar nuestros propios límites.

¡Vamos a construir un mundo mejor!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.