El Semáforo del Cambio: Eliminación de Pobreza en América Latina

¿Buscas inspiración? Descubre cómo el Dr. Martin Burt está cambiando vidas con un semáforo de eliminación de pobreza. ¡Una historia que te dejará sin aliento!

Muy buenos días, antes que nada quiero decirles lo mucho que los paraguayos les queremos a Costa Rica. Si hay un país que admiramos, si hay un país al que aspiramos a ser, es Costa Rica. Para nosotros es un honor ser amigos de Costa Rica y para mí un gustazo poder venir a este país.

He tomado cursos en Encaje y alumnos de nuestra escuela agrícola han venido y vienen a ERS University. Tengo grandes amigos, conozco a Roberto Sasso y a Roberto Artavia hace muchos años. Así que muchas gracias por la bondad y por la hospitalidad de este gran país.

30 años trabajando en programas de apoyo a la microempresa

Hace 30 años estoy trabajando en los programas de apoyo a la microempresa, que es realmente una gran cosa. Fíjense, han habido vendedoras de naranjas hace miles de años. Ya había una señora igual que ésta vendiendo naranjas en las pirámides de Egipto. Pero hace como 40-45 años sucedió un milagro: fueron rebautizadas como microempresarias.

Cuando se le cambió el nombre, sucedió el milagro porque surgió tanta energía en ellas. Se volvieron sujetas de crédito, sujetas de seguros; surgió la industria de las microfinanzas y hoy en día son consideradas el pilar de la economía.

Hay 250 millones de microempresarias en el sistema formal bancario del mundo creando nuevos empleos, fortaleciendo sus empleos precarios y creando fuentes de trabajo. La economía de nuestros países depende de estas mujeres.

El cambio que sucede cuando se les presta dinero

Pero no sucedió algo raro. En la medida en que le prestábamos un préstamo de $40 y lo devolvía, le prestábamos $70 y nos devolvía, le prestábamos $150 y $500 y nos devolvía, iba aumentando sus ventas e iba ganando más dinero. Hasta que mucha gente nos dijo: “Dejó de ser pobre”. Y entonces ya no le podíamos prestar más.

Leer también:  Descubre los secretos de la Teletienda y mejora tus habilidades de venta

Esa señora dejó de ser pobre porque ahora gana $500 al mes ella y su marido. Una familia de cuatro personas con $500 están por encima de la línea de pobreza, que es la herramienta que usan los gobiernos para decir si la gente es pobre o no.

La multidimensionalidad de la pobreza

Pero ¿qué sucede? La hermana, la vecina tiene serios problemas dentales. Esta señora vive en un ambiente contaminado. No tiene idea de cómo ahorrar ni sabe llevar cuentas. El dinero que entra desaparece. Tiene terribles baños-letrinas, un terrible sistema de salud o respiran humo cuando cocinan con sus cocinas a leña o viven en casitas como esta donde hay total hacinamiento.

Y cuando no duermen todos en la misma cama, duermen papá, mamá y los hijos todos en la misma habitación. La gente humilde sabe que la pobreza no es solamente dinero; que es multidimensional; que además del ingreso y empleo, también es salud, medioambiente, vivienda, infraestructura, educación y cultura. También tiene que ver con organización y participación ciudadana.

Pero hay un problema: la pobreza también tiene que ver con autoestima, violencia contra la mujer, capacidad de resolver conflictos y espíritu emprendedor. ¿Cómo se mide eso?

El autodiagnóstico utilizando tecnología

Nosotros estamos proponiendo que la gente misma se autodiagnostique utilizando una sencilla tecnología. En cada indicador eres verde, amarillo o rojo. En 20 minutos cualquier persona del mundo puede definir su pobreza o no pobreza multidimensional utilizando un sistema tan fácil como el semáforo.

Por ejemplo: en mi casa ganamos $100 por persona al mes (verde), $70-$100 (amarillo) o menos de $75 (rojo). Eso es facilísimo y todo el mundo sabe qué clase de agua hay en su casa: verde si tienes agua corriente; amarillo si tienes pozo; rojo si debes buscar agua a más de 100 metros.

En algunos lugares del desierto de Nigeria tener un pozo a 100 metros de la casa es ser verde en agua. En Estados Unidos sos amarillo en agua si no tienes agua caliente.

Leer también:  El poder de enfrentar el miedo a las marcas - Descubre los secretos del éxito en el mercado

Cada país sabe lo que es ser no pobre en ese país y sería muy interesante analizar el indicador por indicador para entender qué significa estar bien o mal en salud, educación, transporte público o baño.

La importancia del empoderamiento

Lo bueno de esto es que la tecnología permite que cada familia tenga su propio tablero de control, donde la gente se autodiagnostique y diga “soy verde en 20 cosas, soy amarilla en 15 y soy roja en tal cosa”. También es importante no reducir a la gente por las cosas que no tiene, sino contar las bendiciones.

Podemos georeferenciar para entender más profundamente a qué se debe la pobreza. Por ejemplo, si una persona vive en un barrio lindo pero tiene serios problemas de peso y otra persona vive en un barrio humilde y es feliz y no tiene ese problema. La gente humilde es humilde a su manera.

La tecnología nos puede permitir rescatar esos otros aspectos de la vida de estas personas e ir un poco más profundo para entender si los problemas son por comportamiento individual, falta de acceso a servicios o cuestiones culturales.

El cambio desde adentro

La gente cambia cuando cree que puede cambiar. Para arreglar su baño, aumentar sus ingresos, arreglarse los dientes o subir/bajar de peso; la gente tiene que responder sí a dos preguntas: ¿vale la pena? ¿seré capaz de hacerlo?

Estamos desarrollando esto en cada país para que la gente normal encuentre soluciones. En Sudáfrica, México, Tanzania o Taiwán hay maneras de conseguir sillas de ruedas, arreglarse los dientes o tener un baño moderno.

Hemos encontrado casos donde personas cobran dos sueldos mínimos pero tienen serios problemas dentales o con otras dimensiones multidimensionales. Por eso hicimos que cada uno de nuestros funcionarios haga el semáforo y encontramos gente que, a pesar de cobrar dos sueldos mínimos, vive en extrema pobreza.

Comenzamos a difundir esto y hoy tenemos un programa llamado “En Así Sin Pobreza”. Los funcionarios y obreros de cada fábrica hacen su propio autodiagnóstico, identifican sus fortalezas y debilidades, y hacen un plan familiar para salir de la pobreza.

Leer también:  Descubre cómo el consumo consciente puede cambiar tu vida

Estamos trabajando en más de 35 países. Con el semáforo se sale tres veces más rápido de la pobreza que en una situación normal.

¿Dar o empoderar?

La pregunta que les dejo hoy es: ¿Para salir adelante tenemos que darle a la gente cada vez más cosas o tenemos que ser como la lámpara de Aladino? Aprender a fortalecer, empoderar y concientizar para que la energía salga desde adentro de cada familia; para que estén donde quieran estar.

Muchas gracias Costa Rica.

Hoy he tenido el placer de presenciar una charla Tedx del autor Martín Burt sobre el empoderamiento económico y social. Durante su exposición, Martín nos ha hablado sobre los programas de apoyo a la microempresa y cómo han logrado transformar vendedoras ambulantes en microempresarias sujetas de crédito. También nos ha recordado que la pobreza no solo es una cuestión económica, sino también multidimensional e incluye aspectos como salud, medioambiente, vivienda, educación y cultura.

Una de las propuestas más interesantes que nos ha presentado es la utilización de una sencilla tecnología para que cada persona pueda autodiagnosticarse su pobreza multidimensional. Mediante un sistema de semáforo, se puede determinar si se está en verde (no pobre), amarillo (pobre) o rojo (pobre extremo) en diferentes indicadores como ingresos familiares, acceso a agua potable o condiciones de vivienda.

La tecnología no solo permite el autodiagnóstico, sino también el desarrollo de planes familiares para salir de la pobreza. Martín nos ha mostrado cómo esta metodología ha tenido éxito en diferentes países y cómo las personas que utilizan este sistema salen tres veces más rápido de la pobreza que en situaciones normales.

La charla nos deja reflexionando sobre la importancia del empoderamiento y cómo podemos cambiar desde adentro. No se trata solo de darles cosas a las personas necesitadas, sino fortalecer su capacidad para resolver sus propios problemas y creer en su capacidad para cambiar. Como menciona Martín al finalizar su exposición: “Para salir adelante tenemos que aprender a fortalecer, empoderar y concientizar para que la energía salga desde adentro de cada familia”.

En definitiva, esta charla Tedx nos invita a replantearnos nuestra forma de abordar la pobreza y buscar soluciones más efectivas y sostenibles basadas en el empoderamiento económico y social.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.