Empoderamiento femenino: El desafío de renovación en nuestra generación

¡Descubre cómo una economista caleña está dignificando la política y desafiando los estereotipos de género!

Hace poco tuve la oportunidad de ver una charla TEDx muy interesante titulada “La falda bien puesta: Mujeres en el liderazgo”. La ponente, Diana Rojas, compartió su perspectiva sobre el papel de las mujeres en la sociedad y cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo. Me sorprendió la cantidad de desigualdad que aún existe en nuestra sociedad y cómo las mujeres han luchado para superarla.

El doble de trabajo

Diana comenzó su charla hablando sobre un tema con el que muchas mujeres pueden identificarse: el trabajo doméstico. Según una encuesta realizada por el Dane, las mujeres en Colombia todavía gastan el doble de tiempo que los hombres en actividades del hogar. Esto me hizo reflexionar sobre la desigualdad de género y cómo afecta nuestras vidas diarias.

Desde pequeña, siempre me pregunté por qué mi mamá era quien servía la comida a mi papá. ¿Por qué no podía ser al revés? Esta pregunta me generaba inconformidad porque sentía que había algo injusto en esa dinámica. Estoy convencida de que las mujeres tenemos un compromiso y un reto importante: proteger nuestros derechos y ocupar espacios donde nos sintamos capaces.

Poniéndose los pantalones

Diana mencionó cómo históricamente las mujeres han tenido que luchar por su igualdad. En algún momento, ponerse pantalones fue un símbolo poderoso de empoderamiento femenino. Sin embargo, aunque hemos avanzado mucho desde entonces, todavía hay resistencia por parte de algunos hombres cuando se trata de aceptar que las mujeres pueden vestirse igual que ellos.

Leer también:  Conexión humana con los pescadores: cómo marcar la diferencia en el consumo responsable de productos del mar

En el siglo XIX, en París, se emitió una ordenanza que prohibía a las mujeres vestir atuendos similares a los hombres. Imagínense la rebelión que esto pudo haber generado. Afortunadamente, hoy tenemos la libertad de elegir si queremos usar pantalones o faldas. Para mí, ponerme una falda ya no representa represión, sino libertad y un símbolo de igualdad por el cual muchas mujeres lucharon.

El reto de hacer política

Diana compartió su nuevo reto: hacer política. Aunque muchas personas cuestionan por qué alguien querría involucrarse en un mundo dominado por hombres, ella está convencida de que es importante estar del lado donde se toman decisiones y tener poder para generar cambios positivos en la sociedad.

La política no es solo para hombres ni para mujeres; es responsabilidad de todos dignificarla y asegurarnos de tener representación equitativa en los espacios donde se toman decisiones importantes. Como dijo Michelle Bachelet, “cuando una mujer hace política, ella cambia; pero cuando las mujeres hacen política, la política cambia”.

La charla TEDx “La falda bien puesta: Mujeres en el liderazgo” me hizo reflexionar sobre la desigualdad persistente en nuestra sociedad y cómo las mujeres han luchado por superarla. Es imprescindible seguir empoderándonos como mujeres y ocupar espacios donde podamos tomar decisiones importantes. La política no es solo para hombres, sino para todos aquellos que quieran generar cambios positivos. No necesitamos los pantalones para tener voz, tenemos la falda bien puesta y somos capaces de lograr grandes cosas.

Así que, mujeres, sigamos luchando por nuestros sueños y nunca dejemos que el miedo nos impida alcanzarlos. Tenemos nuestro propio estilo y fuerza única. Sigamos empoderadas y capaces de transformar el mundo con la falda bien puesta.

Leer también:  Visibilizar y transformar la violencia de género: reflexiones impactantes

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.