Empoderamiento y transformación: La participación política de la mujer que debes conocer

Imagina combinar el apasionante tema de la política pública, la grave problemática de la violencia contra las mujeres y una mujer valiente que dedica su vida a ayudar a las víctimas. Wow! Tienes que escuchar esto! He tenido el privilegio de ver una charla TED que aborda estos temas, y me gustaría compartir contigo lo aprendido en un artículo. Prepárate para inspirarte y aprender algo nuevo! Sigue

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una experiencia que tuve al ver una charla Tedx muy interesante. La protagonista de esta charla se llama Fátima Hernández Manzanilla y habla sobre un tema que me parece fundamental: la violencia familiar y de género.

La importancia de las políticas públicas

Fátima comienza su discurso mencionando cómo la cuestión política está estrechamente vinculada con las políticas públicas, y una de las que más le preocupa es la referente a la violencia familiar. Nos cuenta que ha tenido la oportunidad de escuchar muchas historias de mujeres que sufren violencia en diferentes ámbitos: político, laboral, educativo, entre otros.

Ella misma se ha encontrado en situaciones de violencia y se pregunta qué pueden hacer las mujeres en estas circunstancias. ¿Cómo pueden pedir ayuda? ¿Qué es lo que realmente quieren que hagan por ellas?

La importancia de responder a esa pregunta

Fátima nos cuenta cómo ella misma tuvo que enfrentarse a esta pregunta cuando sufrió violencia. Como asesora jurídica, siempre había estado acostumbrada a preguntarle a otras mujeres qué querían y cómo podía ayudarles. Pero nunca pensó que tendría que hacerse esa pregunta a sí misma.

Leer también:  Combatir prejuicios de género y promover selección sexual: la influencia en la ciencia

En su búsqueda por encontrar respuestas, Fátima recurre al apoyo emocional antes del apoyo jurídico. Reconoce la importancia del bienestar personal y espiritual antes de tomar cualquier decisión legal o institucional.

Aceptando el dolor y tomando decisiones

En su proceso de búsqueda, Fátima se da cuenta de que necesita tiempo y ayuda para tomar una decisión. Ella conoce los pasos legales a seguir, pero entiende que antes de acudir a cualquier instancia, debe responder a esa pregunta fundamental: ¿qué es lo que realmente quiere?

Con el apoyo adecuado, Fátima comienza a hacer una lista de las cosas buenas y malas en su relación. También se hace la pregunta crucial: ¿cómo sería su vida con él y sin él? Este ejercicio doloroso le permite darse cuenta de que había más aspectos negativos en su relación.

Tres escenarios posibles

Fátima nos comparte los tres escenarios que visualizó al proyectarse hacia el futuro:

  1. Si seguía con esta persona, se veía enferma.
  2. Si continuaba en esa relación tóxica, se veía en prisión.
  3. Finalmente, si decidía dejarlo atrás, se veía libre y reconstruyéndose a sí misma.

Ella comprende que ya no puede continuar así. Ha hecho todo lo posible por salvar la relación y ha llegado al punto donde no puede seguir luchando. La única persona capaz de decidir decir “ya no más” es uno mismo.

Tomando la decisión y buscando ayuda

Fátima decide buscar ayuda profesional para acompañarla en este proceso de duelo y toma de decisiones. Nadie más puede tomar esa decisión por ella. Es un camino difícil pero necesario para poder vivir una vida en paz y reconstruirse a sí misma.

Leer también:  La importancia de comunicar la realidad y luchar por la verdad

Al comunicar su decisión de divorciarse, Fátima establece los términos del convenio y deja claro que no quiere seguir teniendo contacto directo con su expareja. Él acepta, entendiendo que es lo mejor para ambos y para sus hijos.

La importancia de no enfrentar la violencia solas

Fátima reflexiona sobre la importancia de no enfrentar la violencia familiar o de género solas. Muchas mujeres erróneamente creen que pueden resolver las cosas hablando con su agresor a solas, pero eso puede ser peligroso e incluso mortal.

Ella enfatiza la importancia de buscar apoyo emocional, contar con personas cercanas que puedan ayudarnos y tener recursos económicos propios. La dependencia económica es uno de los factores que dificultan salir de una relación violenta.

El poder de compartir experiencias

Fátima comparte cómo el apoyo emocional y los lazos tejidos en torno a ella fueron fundamentales para salir adelante. Ella ha salido más fuerte gracias a todas esas personas que estuvieron ahí para ella.

Finalmente, Fátima hace un llamado a todas las mujeres que sufren violencia: reflexionen sobre qué es lo que realmente quieren para sí mismas. Proyecten sus escenarios futuros y tomen decisiones basadas en su bienestar personal.

A través del relato inspirador de Fátima Hernández Manzanilla, aprendemos la importancia de responder a la pregunta “¿qué es lo que realmente quiero?” cuando nos encontramos en situaciones de violencia familiar o de género. Su experiencia nos enseña que debemos buscar apoyo emocional, rodearnos de personas que nos apoyen y tomar decisiones basadas en nuestro bienestar personal. La violencia no debe ser tolerada ni normalizada; juntos podemos trabajar para erradicarla y construir relaciones sanas y felices.

Leer también:  Descubre la sinfonía pocket: música empoderadora de Bren Coll

Recuerda, tú tienes el poder de decidir qué tipo de vida quieres vivir. No permitas que la violencia te detenga en tu camino hacia la felicidad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.