Emprende con éxito: Aplica principios de start-ups a tu vida personal y profesional

Hola, amigo/a! ¿Alguna vez has pensado en cómo aplicar los principios de éxito de las start-ups en tu vida personal y profesional? Pues déjame contarte que he visto una charla TED increíble sobre este tema. El ponente, Mariana Hernández, es una experta en innovación tecnológica y estrategia creativa que trabaja en Google. En su charla, nos enseña cómo diseñar nuestro propio plan

Hace poco tuve la oportunidad de ver una charla TEDx muy interesante impartida por Mariana Hernández. En esta charla, Mariana compartió con nosotros algunos principios que ha aprendido a lo largo de su transición profesional y que están relacionados con la mentalidad emprendedora. Me pareció realmente inspirador y quiero compartir contigo los puntos más importantes que destacó en su discurso.

Aceptar el no saber y recuperar el asombro

El primer principio que Mariana mencionó tiene que ver con aceptar y hasta disfrutar el hecho de no saber. Nos explicó lo difícil que puede ser para nosotros aceptar esa falta de control y conocimiento, ya que estamos acostumbrados a querer tener todo bajo control. Sin embargo, ella nos invitó a ver el no saber como una puerta al descubrimiento.

En el mundo de la tecnología, el no saber es un espacio para la innovación y la creatividad. Es un espacio lleno de oportunidades donde podemos generar ideas nuevas e innovadoras. Además, parte de este principio también implica recuperar nuestra capacidad de asombro.

Mariana nos hizo reflexionar sobre cuándo fue la última vez que nos asombramos por algo simple o cotidiano. Nos recordó que esa capacidad de maravillarnos es fundamental en nuestra vida mental y puede ser una fuente constante de inspiración.

Leer también:  La importancia de regular el cannabis: beneficios y desafíos revelados

Ver a la data como amiga de la imaginación

El segundo principio abordado por Mariana se refiere a cómo debemos cambiar nuestra percepción hacia los datos. Por un lado, tenemos nuestras ideas en las cuales nos enamoramos y les damos un valor incalculable. Por otro lado, tenemos la realidad de los datos que nos pueden ayudar a mejorar o incluso modificar esas ideas.

Mariana nos animó a ver la data como una aliada de nuestra imaginación. Nos contó cómo entrevistó a ingenieros y desarrolladores para entender cómo piensan y crean. Descubrió que para ellos, la relación con los datos es constante y armoniosa. Ven a los datos como una fuente de preguntas nuevas y como un medio para mejorar sus ideas.

Si bien hay una parte creativa e intuitiva en el proceso de generación de ideas, Mariana nos recordó que los datos también pueden sorprendernos y desafiarnos. Nos invitó a no temerle a la data, sino más bien a utilizarla como un recurso valioso en nuestro proceso creativo.

El error como fuente de creatividad

El tercer principio presentado por Mariana tiene que ver con el valor del error en el contexto emprendedor. Nos recordó que si queremos adoptar una mentalidad emprendedora, debemos aprender a valorar nuestros errores y verlos como oportunidades de aprendizaje.

Nos explicó cómo muchas veces hemos sido entrenados para temerle al error y ocultarlo cuando nos equivocamos. Sin embargo, dentro del emprendimiento, el error se ve como una oportunidad para aprender y crecer. Mariana compartió con nosotros el concepto de prototipo y piloto, donde podemos planear nuestros errores controlados y aprender rápidamente sin grandes costos.

Nos instó a pensar en cuál sería la expresión mínima viable de nuestras ideas antes de lanzarlas al mundo. Nos invitó a abrazar el error como una fuente de creatividad y a estar dispuestos a cambiar nuestros planes si la realidad no va acorde con nuestras expectativas.

Leer también:  Mejorando el sistema de salud: perspectivas desde dentro

La charla de Mariana Hernández nos dejó algunos principios clave para adoptar una mentalidad emprendedora en nuestra vida personal. Aceptar el no saber, recuperar el asombro, ver a la data como amiga de nuestra imaginación y valorar el error como fuente de creatividad son los pilares fundamentales que nos ayudarán en nuestro camino hacia el éxito.

Así que te invito a reflexionar sobre estos principios y a ponerlos en práctica en tu vida. Recuerda que todos somos una startup personal con proyectos, planes e ideas propias. Adopta esta mentalidad emprendedora y atrévete a probar cosas nuevas. ¡Te deseo mucho éxito!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.