Emprender con miedo: el camino al éxito

¿Siempre has soñado con triunfar pero el miedo te ha detenido en el camino? Pues te tengo buenas noticias, amigo! Recientemente vi una charla Tedx que te hará cambiar tu perspectiva sobre el miedo y convertirlo en un aliado en tu camino hacia el éxito. ¡Descubre las enseñanzas de Beatriz Bustamante y dale un giro a tu vida!

¿Qué harías si fueras mil veces más valiente? Esta pregunta, planteada por un coach en una sesión a la que asistí, me hizo reflexionar profundamente. Aunque la pregunta no era para mí, las respuestas que se generaron en mi mente desencadenaron una avalancha de emociones. Me di cuenta de que era muy infeliz y sentía una profunda insatisfacción con mi vida en ese momento. Me vi atrapada por el miedo, dejando pasar oportunidades que creía no eran para mí, sino para otros. Esa noche lloré porque me di cuenta de que la vida es efímera y ya había gastado mucho tiempo sin aprovecharlo al máximo.

Recuerdo esa noche cuando tuve mi primera reunión laboral con un médico. Él me confesó tener 60 años y aparentar 85 debido a un cáncer avanzado. Sin embargo, su mayor preocupación era no irse de este mundo sin compartir todo su conocimiento acumulado a lo largo de su carrera. Escribió dos libros: uno dirigido a madres y otro dirigido a médicos. Después de eso, se fue en paz. Esa conversación resonó en mí porque amo el conocimiento y siempre he sentido la necesidad de compartirlo con los demás.

Esa noche también comprendí que ya no quería trabajar para nadie más. A pesar de ser una exitosa estratega de marketing financiero durante 18 años, sentía un vacío interior y anhelaba algo más significativo en mi vida laboral. Fue entonces cuando decidí sumergirme en el mundo del emprendimiento como coach relacional.

Emprender con miedo

Desde ese momento, mi vida como emprendedora ha estado llena de miedos. Y no importa a qué nos dediquemos, todos los emprendedores enfrentamos el miedo en nuestro día a día. Sin embargo, este tema rara vez se aborda en la educación tradicional. Aunque aprendemos sobre finanzas, tecnología y procesos, nunca nos enseñan sobre cómo enfrentar el miedo.

Leer también:  Aprende lecciones de vida a través del ajedrez: Descubre el poder estratégico y cautivador

El miedo es una alerta que nos indica cuando sentimos una amenaza desproporcionada en relación con nuestros recursos para combatirla. Es como un testigo que se enciende en nuestro interior para decirnos: “Ojo, hay que tomar decisiones”. El miedo está ahí para ayudarnos y guiarnos hacia acciones necesarias.

Sin embargo, el miedo también tiene su sombra. Puede paralizarnos y generar una serie de reacciones físicas negativas cuando estamos frente a una amenaza real o imaginaria. Nuestro cuerpo entra en modo de supervivencia y nuestras funciones vitales se interrumpen temporalmente.

Reivindicando el miedo

A pesar de las sombras del miedo, considero importante reivindicarlo en nuestras vidas como emprendedores. Paradójicamente, cuando buscamos “emprender sin miedo” en Google encontramos millones de resultados sobre cómo vencerlo o superarlo. Pero la realidad es que el miedo siempre estará presente debido a nuestra condición humana.

La clave está en encontrar un equilibrio adecuado entre nuestros pensamientos positivos y nuestros temores. Tenemos entre 50 y 60 mil pensamientos al día, y es fundamental encaminarlos hacia lo positivo. Las personas exitosas triunfan no por sus pensamientos sobre el éxito, sino por su mentalidad frente al fracaso. Debemos aprender a separar nuestros proyectos o ideas de nosotros mismos. Si un proyecto falla, no somos nosotros quienes fracasamos, sino la idea en sí.

Además, debemos recordar que tenemos el poder de decidir cómo enfrentamos nuestros miedos. Aunque el miedo esté presente, podemos tomar la decisión de seguir adelante y enfrentarlo con valentía. No se trata de vencerlo o derrotarlo, sino de aceptarlo como parte del proceso y avanzar a pesar de él.

Aquí mando yo

Una palabra poderosa que me ha ayudado a manejar mis miedos es “aquí mando yo”. Tenemos el control sobre nuestros pensamientos y podemos direccionarlos hacia lo positivo. Si tenemos más ganas que miedos, lograremos sacar adelante nuestros proyectos y metas.

Leer también:  Descubre el lado oscuro del emprendimiento y cómo encontrar el equilibrio

Todos tenemos sueños y metas en la vida. Pero lo importante es negociar entre nuestros temores y nuestras ganas para alcanzar esos objetivos. La maternidad es un claro ejemplo: teníamos miedo cuando nos convertimos en madres, pero nuestras ganas de ver crecer a nuestros hijos superaron ese temor inicial.

En resumen

Emprender con valentía implica reconocer la presencia constante del miedo en nuestras vidas como emprendedores. El miedo está ahí para alertarnos y guiarnos hacia acciones necesarias para nuestro crecimiento personal y profesional.

Reivindiquemos el miedo y aprendamos a negociar entre nuestros temores y nuestras ganas. Encaminemos nuestros pensamientos hacia lo positivo y recordemos que los fracasos son parte del proceso de aprendizaje. Aquí mando yo, aquí decido enfrentar mis miedos y seguir adelante con valentía.

Así que te pregunto nuevamente: ¿Qué harías si fueras mil veces más valiente?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.