Encuentra la luz en medio de la oscuridad: Inspiración y empoderamiento

¿Has escuchado alguna vez una charla TED que te haya dejado impactado? Déjame contarte sobre una que realmente me llegó al corazón. En este artículo, resumiré lo más interesante de la charla de Gabriela Denegri, una emprendedora y defensora del equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Te aseguro que encontrarás esperanza y aprendizajes valiosos. ¡Sigue

Me levanto por la mañana y siento el frío del suelo en mis pies descalzos. Siempre he odiado dormir con medias, me hace sentir atrapada. Manejo hacia el gimnasio y aprovecho una luz roja para subir una historia a Instagram. Para mí, es depresión; para los demás, es compromiso o tal vez disciplina con una vida saludable.

40 minutos de correr en la caminadora, seguido de una rutina intensa de piernas y un playlist que me haga cantar para evitar pensar. Dos horas más tarde, suena el despertador a las siete y media y tengo que regresar a casa.

Mientras me ducho, las lunas se empañan y las lágrimas se confunden con el agua que corre por mi espalda. Sé que será uno de esos días difíciles.

Me pongo mi chaqueta gris favorita, mi secreto amoroso. Amo esa chaqueta de tristeza porque cada vez que me siento incapaz de dar un paso fuera de casa, este simple pedazo de tela es lo suficientemente cómodo y absorbente como para poder pasar todo un día en el trabajo llorando sin que nadie se dé cuenta.

Sí, soy Gabriela. Trabajo en una de las empresas más importantes del país en tecnología. Dirijo la estrategia digital de una marca reconocida dentro de la compañía. Mi puesto está lleno de tareas que ya no entiendo pero me esfuerzo al máximo por completarlas: eventos excelentes capacitaciones… Todo parece normal desde afuera.

Leer también:  Barefoot Walk: Descubre cómo doblarte pero siempre volver a enderezarte

Pero si me hubieran preguntado quién era, me habría desmoronado antes de poder esbozar un tímido “no sé”. Renunciar es fácil, pero no para mí. No puedo darle la espalda a la primera gran oportunidad que me dio esta empresa. No puedo dejar de lado un salario que alimenta a mi familia. No puedo entender que simplemente no encajo.

Renunciar nunca fue una opción para mí. Lo intenté muchas veces. Cada vez que veía un poco de luz, daba un par de golpes ahogados para salir a flote. Salía a comprar papelógrafos, plumones y post-its y me disponía a intentar una nueva metodología de organización para darle otra oportunidad al trabajo.

Lo hice ocho veces. A la octava vez, ya no tenía fuerzas para seguir nadando hacia la superficie.

La autoexigencia puede hacerte sobresalir, pero también puede hundirte. Yo prefería mantener una rutina repetitiva y agobiante antes de enfrentarme a lo desconocido, antes de enfrentar lo que más miedo me daba y lo que me paralizaba: el miedo al fracaso, el miedo a no poder sustentar a mi familia, el miedo a quedarme atrás, el miedo a no ser suficiente.

Mi historia

Mi nombre es Gabriela Denegri y soy una emprendedora internacional. Actualmente dirijo una consultora que ayuda a empoderar profesionales y emprendedores para compartir sus ideas, experiencia y conocimientos.

Nuestro objetivo es democratizar todo este conocimiento cultivado y hacerlo llegar a las personas que lo necesitan. En menos de un año, hemos crecido de 2 a 20 colaboradores y ahora atendemos a más de 80 clientes gerenciales en las empresas más reconocidas de Latinoamérica.

Si suena genial, pero nada de esto hubiera sido posible si no me hubiera enfrentado a mis miedos, si no hubiera tocado fondo. Porque creo firmemente que no hay personas brillantes sin espacios oscuros.

Leer también:  Del miedo al amor: Consejos para superarlo y transformarte

Mi motor en la vida siempre ha sido el conocimiento. Una de las cosas que me mantuvo a flote durante esa etapa gris fueron las personas que conocí. Gente extraordinaria, inspiradora y realmente brillante. Pero lo injusto era que toda esa luz se quedaba atrapada entre las cuatro paredes de sus oficinas. No tenía el alcance necesario para llegar a quienes realmente lo necesitaban.

Así como ellos me ayudaron a mí, yo quería ayudarlos a ellos. Quería construir un puente entre esas mentes cultivadas y el mundo exterior. Me convertí en el canal que necesitaban para brillar más alto y alumbrar a más personas.

Reputación digital

Habrá quienes se pregunten quién soy yo y por qué estoy aquí hablando sobre depresión y miedos personales en una charla TEDx. Mi nombre es Gabriela Denegri y soy una emprendedora apasionada por la ayuda social.

Mi objetivo principal es empoderar a más personas para compartir su verdadero yo con el mundo, para compartir su conocimiento y experiencia con aquellos que puedan beneficiarse de ello.

En mi trabajo, ayudamos a los profesionales a construir su reputación digital. Mucha gente se confunde cuando hablo de este término, así que les daré una definición sencilla: la reputación digital es un comportamiento repetitivo en el tiempo que busca calar en la memoria digital del colectivo.

En otras palabras, lo que buscamos es coreografiar el verdadero yo de los profesionales y mostrarlo en el mundo online. En menos de un mes, triplicamos las ventas porque las personas realmente necesitaban ayuda para trasladar su identidad a las plataformas sociales.

Necesitaban saber quiénes eran, qué querían y qué les inspiraba. Preguntas tan simples pero que nunca se habían detenido a responder. Solemos fluir por la vida como caballitos de carrera, aprovechando las oportunidades sin detenernos a pensar cuáles queremos escoger.

Leer también:  Aprende a Nadar con Tiburones: Resiliencia, Pasión y Determinación

El camino hacia el emprendimiento

Hoy puedo responder a las preguntas que más me atemorizaban: ¿quién soy? Soy una emprendedora apasionada. Mi pasión está en ayudar socialmente y empoderar a las personas para que hagan brillar más alto su luz.

Quiero democratizar el conocimiento cultivado para hacerlo llegar a quienes lo necesiten. Ese espacio oscuro en mi vida fue lo que me trajo hasta aquí. Y aunque me haya caído más de una vez, la perseverancia me hizo inquebrantable.

Si estás en el fondo hoy, recuerda que la luz también puede ser tu aliada. Tu alma alumbra y tienes todo lo necesario para brillar más alto. No te rindas, porque el camino puede ser difícil, pero al final, valdrá la pena.

La charla TEDx de Gabriela Denegri nos muestra su lucha personal contra la depresión y los miedos que la paralizaban en su trabajo corporativo. Sin embargo, a través de su experiencia y perseverancia, logró reinventarse como emprendedora y ayudar a otros profesionales a construir su reputación digital.

Gabriela nos enseña que no hay personas brillantes sin espacios oscuros en sus vidas. Es en esos momentos difíciles donde encontramos nuestra verdadera fuerza y ​​motivación. Su historia es un recordatorio inspirador de que podemos superar nuestros miedos y encontrar nuestro propósito si nos mantenemos firmes en nuestra búsqueda del conocimiento y el empoderamiento.

No importa cuán oscuro sea tu camino en este momento, recuerda que tú también puedes brillar más alto. No te rindas ante las dificultades; encuentra tu pasión y trabaja duro para alcanzar tus metas. ¡Tú tienes el poder de hacerlo!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.