Encuentros inesperados que cambian vidas: Cruzando orillas

¿Sabías que los encuentros inesperados pueden cambiar nuestra perspectiva de la vida? Descubre cómo Inés Elvira ha marcado la diferencia en la vida de muchas personas.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla Tedx que me dejó realmente impactado. Se trata de una presentación realizada por Inés Elvira Restrepo, una madre valiente y decidida que nos cuenta su experiencia al tener un hijo con síndrome de Down.

El temor a lo desconocido

Inés comienza su charla hablando sobre el miedo que sintió al enterarse de la condición de su hijo. A pesar de ser pediatra, ella confiesa que enfrentar esta situación fue un gran desafío. Tenía sus planes y expectativas bien trazados, pero la llegada de Felipe significaba romper con todo eso y comenzar desde cero.

La incertidumbre del futuro y el temor a lo desconocido eran abrumadores para Inés. Sin embargo, ella decidió enfrentar ese miedo en lugar de paralizarse ante él. Sabía que tenía dos opciones: huir o mirarlo directamente a los ojos.

Aprendiendo a mirar

Inés descubrió que la lactancia fue su primera oportunidad para conectarse profundamente con su hijo Felipe. A través del acto instintivo de amamantarlo, aprendió a mirarlo no solo con los ojos físicos, sino también con el corazón.

Ella comprendió que debía dejar atrás las ideas preconcebidas y estereotipos sobre la discapacidad presentes en los libros y acercarse verdaderamente a su hijo. Este fue un gran reto personal para ella como madre, pero también le permitió liberarse de cadenas emocionales y sentirse más libre y orgullosa de su hijo.

Leer también:  Paternando: Transformando la paternidad desde el corazón

Construyendo un camino juntos

A lo largo de los años, Inés y Felipe enfrentaron muchos desafíos. En su país, la inclusión educativa para personas con discapacidad era casi inexistente. Sin embargo, decidieron no conformarse con eso y buscaron construir un camino donde no había ninguno.

Junto a otras familias en situaciones similares, crearon la Corporación Transición Es Crecer, con el objetivo de abrir espacios de inclusión para jóvenes con discapacidad intelectual en la universidad. Su sueño era que al finalizar la educación media, estos jóvenes tuvieran un lugar donde continuar aprendiendo y desarrollándose.

A pesar de las dificultades e inconvenientes burocráticos, lograron expandir su proyecto por toda la universidad gracias al apoyo de las autoridades académicas. Hoy en día, este sueño se ha convertido en una realidad tangible y están demostrando que es posible construir un mundo más inclusivo.

Inés nos enseña que el temor a lo desconocido puede ser abrumador, pero si lo enfrentamos directamente podemos descubrir nuevas formas de amar y comprender a aquellos que son diferentes a nosotros. La vulnerabilidad es parte esencial del ser humano y debemos reconocerla como tal. Solo cuando abrimos nuestros corazones a los demás podemos construir puentes hacia un mundo más diverso e inclusivo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.