Experiencia de centro: equilibrio y salud en nuestras vidas

Imagina por un momento que pudieras resumir una charla TED en pocas líneas y captar lo esencial de lo compartido. En este artículo, descubrirás cómo la experiencia de centro nos ayuda a encontrar equilibrio y balance en nuestras vidas, revelando cómo nuestra salud refleja nuestras necesidades más profundas.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de ver en un video de una charla TEDx. El autor, Alberto Pascal, habla sobre la experiencia del centro y cómo encontrar nuestro equilibrio en medio de la información y las influencias externas que nos rodean.

¿Qué es estar en el centro?

Alberto comienza explicando que estar en el centro significa encontrar ese lugar de equilibrio y balance en nuestra vida. Es como buscar esa posición cómoda en la silla donde nos sentamos. Nos habla de cómo estamos rodeados de mucha información, oportunidades y opciones, lo cual puede dificultar encontrar ese justo lugar.

Nos invita a reflexionar sobre cómo nos sentimos realmente cuando alguien nos pregunta “¿cómo estás?” La mayoría contestamos automáticamente “bien”, sin detenernos a pensar realmente cómo nos sentimos. Estar en el centro implica estar conectados con nosotros mismos, escuchando las señales que nuestro cuerpo nos envía.

Síntomas de estar fuera del centro

Alberto menciona algunos síntomas que indican si estamos fuera del centro. Uno de ellos es nuestra salud física: si hemos tenido dolores o malestares frecuentes en los últimos meses, podría ser una señal de que algo no está bien.

Leer también:  Transformación personal desde el primer momento: Descubre el método Palingenesia

Otro síntoma es nuestra capacidad para relacionarnos con los demás. Si estamos constantemente peleados o irritables, si no escuchamos ni entendemos a los demás, es probable que estemos lejos del centro.

También menciona la importancia de tener la capacidad de concentrarse y disfrutar lo que hacemos. Si el tiempo se nos pasa lento, si no sentimos gozo y felicidad en nuestras actividades diarias, es posible que estemos fuera del centro.

La importancia de conocernos a nosotros mismos

Alberto nos invita a dedicar tiempo a conocernos a nosotros mismos. Nos habla de las “13”, que son las 13 tareas principales para estar en el centro. Estas tareas incluyen reflexionar sobre cómo nos sentimos, qué pensamos, qué es importante para nosotros y qué aspiramos en la vida.

Nos dice que si no nos conocemos a nosotros mismos, nadie puede hacerse cargo de lo que desconocemos. Es fundamental preguntarnos por qué reaccionamos de cierta manera ante situaciones particulares y cuestionarnos constantemente.

También menciona la importancia de pedir feedback o retroalimentación a los demás para tener una perspectiva externa sobre cómo nos ven y cómo estamos conectando con el mundo.

Encontrando nuestro elemento

Alberto habla sobre la teoría del “elemento” propuesta por Ken Robinson. Nuestro elemento es ese lugar donde coinciden nuestras pasiones, talentos y prioridades. Nos invita a encontrar nuestro flow, esa experiencia en la cual nos sumergimos completamente y perdemos la noción del tiempo.

Nos dice que cuando hacemos lo que amamos, no estamos trabajando; estamos disfrutando y siendo mucho más productivos. También menciona la importancia de revisar nuestras prioridades y asegurarnos de dedicarles tiempo de calidad.

Tres tareas para experimentar el centro

Para lograr la experiencia del centro, Alberto nos propone tres tareas. La primera es dedicar tiempo a estar solos y conectados con nosotros mismos. La segunda es identificar aquello que nos saca de centro, como la ansiedad, las distracciones o los excesos. Y por último, desarrollar anclas o rutinas que nos ayuden a mantenernos en el centro.

Leer también:  El reto de encontrar el propósito: la clave para la autonomía emocional

En conclusión, estar en el centro implica encontrar ese equilibrio y balance en nuestra vida. Conocernos a nosotros mismos, descubrir nuestras pasiones y talentos, y definir nuestras prioridades son fundamentales para experimentar esta sensación de plenitud.

Nuestro elemento está en esa intersección donde coinciden lo que amamos hacer con lo que somos buenos y lo que consideramos importante. Al tomar decisiones desde el centro, podemos vivir una vida más gozosa y productiva.

Así que te invito a reflexionar sobre tu propia experiencia del centro y comenzar a buscar ese equilibrio en tu vida. ¡No pierdas la oportunidad de vivir desde el lugar donde todo es más probable!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.