Explorando el juego de piedra, papel, tijera más allá de la infancia

Despierta tu curiosidad con una fascinante charla TED sobre la travesía emprendedora de Ezequiel, el barbero que desafió los límites. ¡No te la pierdas!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo las ideas más importantes que descubrí en un increíble video de una charla Tedx. El autor, Ezequiel Alesso, nos invita a reflexionar sobre nuestra satisfacción laboral y cómo podemos modificar nuestra situación si no estamos contentos con nuestro trabajo actual.

Un juego para comenzar

Alesso comienza la charla proponiendo un juego de piedra, papel o tijera para romper el hielo. Cada uno elige su opción levantando la mano y al final recuerda a todos que recuerden cuál fue su elección. Él eligió tijera, lo cual no es casualidad ya que él se dedica al mundo de los cortes desde hace mucho tiempo.

Cortando desde joven

Ezequiel nos cuenta que tuvo una infancia humilde y desde muy pequeño tuvo que trabajar realizando diferentes tipos de tareas como hacer mandados, barrer veredas y limpiar sillas. Aunque esta experiencia le enseñó a valorar el esfuerzo y el costo de las cosas, también reconoce que no está bien que los niños trabajen en lugar de disfrutar su infancia.

A lo largo de su vida continuó haciendo “cortes” en forma metafórica: trabajó detrás de un mostrador en un boliche durante la secundaria, tomaba autos como changa y ayudaba como operario albañil. Sin embargo, siempre tuvo claro que quería estudiar algo y ser alguien.

Leer también:  Descubre la emoción de vivir la magia y la creatividad

El camino hacia la publicidad

Ezequiel decide estudiar publicidad y consigue un trabajo estable en Mar del Plata que le permitía estudiar al mismo tiempo. Durante tres años, trabajaba por las mañanas, estudiaba por las tardes y volvía a trabajar por las noches. Sin embargo, llegado el final de la carrera, se dio cuenta de que el equipo de trabajo con el que se había formado no estaba a la altura y decidió cortar nuevamente.

El corte hacia la peluquería

Ezequiel decide hacer un cambio radical en su vida y comienza a estudiar peluquería mientras trabaja informalmente en ese rubro. Después de ocho años dedicándose a ello, decide volver sin nada a su ciudad natal. Aunque intenta conseguir un trabajo formal sin éxito, vuelve a sus orígenes como changarín hasta que un amigo le ofrece trabajar en una fábrica.

En este momento es cuando Ezequiel se da cuenta de que no está haciendo lo que realmente quiere hacer en la vida y teme sufrir estrés o enfermedades debido a esa situación. Es entonces cuando toma una decisión importante: cortar nuevamente para perseguir su pasión por la peluquería.

La libertad de seguir tu pasión

Ezequiel decide trabajar como peluquero independiente y experimenta una sensación indescriptible de libertad y satisfacción personal. Aunque muchos amigos le habían sugerido antes dar ese paso, él siempre lo veía desde afuera como algo fácil pero ahora comprende lo maravilloso que es poder dedicarte a lo que amas sin sentirlo como un sacrificio.

Ezequiel Alesso nos muestra la importancia de seguir nuestra pasión y tener el coraje de cortar con lo que no nos llena. Nos invita a aprovechar las “tijeras” que la vida nos presenta y a no tener miedo de tomar decisiones arriesgadas en busca de nuestra felicidad laboral. La sensación de libertad y plenitud que se experimenta al hacerlo es indescriptible.

Leer también:  El ciclo del pop humano: una analogía reveladora

Así que, si estás en un momento en el que dudas sobre tu trabajo actual, te animo a hacer un juego simbólico de piedra, papel o tijera contigo mismo y preguntarte: ¿estoy dispuesto/a a cortar con esta situación? Recuerda que solo tú puedes decidir qué es lo mejor para ti. ¡Anímate a seguir tu pasión y vivir una vida llena de satisfacción!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.