Explorando la diversidad musical: Mestizaje sonoro con Juan Diego Valencia

Descubre la fascinante fusión entre la música clásica y el hip hop. Conoce a Juancho Valencia y su poder para generar diálogos musicales.

Hola, ¿has visto alguna vez una charla TEDx que te haya dejado realmente impactado? Bueno, déjame contarte sobre una charla que vi recientemente y que me dejó pensando durante días. Se titula “El mestizaje sonoro: la música como puente entre realidades” y fue presentada por Juan Diego Valencia, un talentoso músico colombiano.

Conociendo los ingredientes

Juan Diego comienza su charla hablando sobre su origen multicultural. Es hijo de un padre blanco y una madre negra, y creció en Medellín, Colombia. Desde muy joven se interesó por la música y ha sido compositor desde los 8 años de edad.

Pero lo que más me llamó la atención es cómo Juan Diego ha logrado fusionar diferentes estilos musicales en su obra. Él dice que el primer paso para lograr esto es conocer los ingredientes con los que vas a trabajar. No necesariamente tienes que amarlos, pero sí debes conocerlos a fondo.

Entendiendo los límites

El segundo elemento clave según Juan Diego es entender los límites de esta fusión musical. Hay momentos en los cuales ciertos ritmos o melodías simplemente no pueden combinarse sin perder su esencia. Pero también hay momentos donde el encuentro entre dos géneros musicales puede ser transformador.

Respeto por todas las músicas

El tercer elemento fundamental para lograr este mestizaje sonoro es el respeto por todas las músicas. La música refleja la sociedad en la cual se crea, por lo tanto, debemos tener respeto por todos aquellos que la habitan y por sus combinaciones musicales.

Leer también:  Descubre el poder de la danza para transformar tu vida con Supernova

Estos tres elementos, según Juan Diego, son los pilares para lograr un mestizaje sonoro exitoso en la música. Pero él no se ha limitado a aplicar estos principios únicamente en su carrera musical.

Ejemplos de mestizaje sonoro

Durante su charla, Juan Diego nos muestra varios ejemplos concretos de cómo ha logrado este mestizaje sonoro en diferentes proyectos musicales.

Uno de ellos es cuando fue invitado a escribir arreglos para canciones del siglo 10 de la cultura sefardí. Aunque al principio parecía un reto difícil debido a lo diferente que era esta música de lo que él estaba acostumbrado a hacer, encontró un diálogo entre estas canciones y su propia vida personal. Descubrió que estas canciones hablaban sobre despedidas y eso le recordó la historia de su madre esperando el regreso de su hermano desaparecido. Así encontró una conexión profunda entre estas canciones antiguas y las historias actuales.

Otro ejemplo es el grupo Puerto Candelaria, con el cual ha explorado todos los ritmos musicales de Colombia. Pero descubrieron que la verdadera esencia de Colombia no está en esos instrumentos o ritmos específicos, sino en el diálogo entre lo real y lo absurdo, entre la alegría y la frustración. Encontraron esa conexión única que define a Colombia como país.

Juan Diego también menciona colaboraciones con grupos como ChocQuibTown y Aranjuez Symphony Orchestra, donde mezclaron rap con música sinfónica. Estos experimentos musicales desafiaron las expectativas y demostraron que el diálogo entre generaciones y géneros es esencial para el crecimiento de la música.

Además, Juan Diego nos habla sobre su experiencia de hacer una versión del himno de Antioquia, su región natal en Colombia. Fue un reto enorme porque tuvo que representar las nuevas regiones de Antioquia que ni siquiera se conocían. Pero logró crear una versión del himno que reflejaba la diversidad y riqueza cultural de su tierra.

Leer también:  Descubre la emoción de vivir la magia y la creatividad

Juan Diego Valencia nos ha mostrado a través de su charla cómo el mestizaje sonoro puede ser aplicado no solo en la música, sino también en nuestras vidas cotidianas. Nos invita a reflexionar sobre qué pasaría si llevamos estos tres elementos fundamentales -conocer los ingredientes, entender los límites y tener respeto por todas las músicas- a nuestros problemas más grandes.

La música tiene el poder de unir diferentes realidades y construir puentes entre ellas. Así como Juan Diego ha logrado llevar su mestizaje sonoro a lo más alto de la música mundial, también podemos aplicar estos principios en nuestras propias vidas para transformarnos y construir un futuro mejor.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.