Exploring the Depths of Perception: The Power of Technological Marketing

¿Te has dado cuenta de cómo la tecnología ha invadido todos los aspectos de nuestras vidas? Parece sacado de una película de ciencia ficción. Descubre cómo el marketing tecnológico nos brinda herramientas increíbles en esta charla TED fascinante.

¡Hola! ¿Cómo estás? Quiero contarte sobre una charla TEDx que vi recientemente y que me dejó realmente impresionado. Se titula “La revolución de la visión computacional” y fue presentada por Santiago Ayala, un apasionado de la tecnología.

Santiago comienza hablando sobre cómo ha sido testigo de una importante revolución tecnológica a lo largo de su vida. Recuerda cuando era niño y las computadoras no tenían sistema operativo, solo se podía hacer funcionar con un disquete. Y ahora, las computadoras son capaces de realizar increíbles tareas gracias a su poder de procesamiento y a internet, algo que en aquel entonces ni siquiera existía.

Él siempre supo que esta evolución tecnológica era necesaria y esperaba con ansias el día en que pudiéramos comunicarnos fácilmente con cualquier persona en cualquier momento. Y ese día llegó más rápido de lo que imaginaba gracias al uso masivo de estas tecnologías por parte de las personas.

Pero Santiago nos cuenta sobre una nueva tecnología que puede generar otro gran cambio: la visión computacional. Esta tecnología permite a las computadoras vernos en profundidad, como nuestros propios ojos nos ven. Para explicarlo mejor, Santiago realiza un ejercicio en el cual los participantes deben intentar colocar un palito encima del otro mientras alguien los observa utilizando una cámara especializada en visión computacional.

El resultado es sorprendente: la mayoría tiene dificultades para realizar esta tarea cuando cierran uno o ambos ojos. Esto se debe a que nuestra vista necesita ambos ojos para calcular la profundidad con la que vemos las cosas. Sin embargo, aproximadamente el 12% de la población tiene problemas para ver en profundidad, y es aquí donde la visión computacional se vuelve realmente revolucionaria.

Leer también:  Descubre la diversidad musical: formas infinitas exploradas

A partir de 2010, las computadoras pueden detectar no solo los colores como nuestros ojos, sino también la profundidad. Esto abre un mundo de posibilidades en diferentes áreas, como la salud. Por ejemplo, en rehabilitación física, el uso de cámaras de profundidad puede hacer que los ejercicios sean más divertidos y atractivos para los pacientes.

En el arte también se pueden lograr grandes avances utilizando esta tecnología. Un artista podría moverse dentro de un escenario y generar interacciones sorprendentes con su entorno. Además, en el área del marketing, las vidrieras podrían responder al estado emocional de las personas que están frente a ellas.

Santiago destaca que esta tecnología está presente no solo en consolas para videojuegos, sino también en dispositivos portátiles como celulares. Es una revolución que está ocurriendo ahora mismo y nos da la oportunidad de ser espectadores o protagonistas.

Al finalizar su charla, Santiago nos invita a estar atentos a estos cambios y revoluciones tecnológicas que están teniendo lugar actualmente. Nos anima a ser parte activa de este proceso y aprovechar todas las oportunidades que se presenten.

En resumen, la visión computacional es una tecnología fascinante que permite a las computadoras vernos con profundidad. Esto genera un sinfín de posibilidades en diferentes áreas como la salud, el arte y el marketing. Estamos viviendo una nueva revolución tecnológica y tenemos la opción de ser espectadores o protagonistas. ¡No dejemos pasar esta increíble oportunidad!

Espero haber transmitido adecuadamente las ideas principales de la charla TEDx y haber despertado tu interés en este tema tan apasionante. ¡Hasta la próxima!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.