Fallas económicas: las predicciones erróneas que debes conocer

Prepárate para conocer la fascinante trayectoria de un Licenciado en Comercio Internacional que te sorprenderá con sus experiencias en India y sus logros como Gerente de Ventas. ¿Estás listo para descubrir más? Sigue leyendo!

¡Hola! ¿Alguna vez te has preguntado por qué los economistas y los meteorólogos siempre se equivocan en sus predicciones? Bueno, déjame contarte sobre una charla Tedx que vi recientemente donde Ignacio Posada, un experto en economía, nos revela la respuesta a esta pregunta intrigante.

La investigación de Carlos Onganía

Ignacio comienza su charla hablando sobre una investigación realizada por Carlos Onganía en 2008. Onganía examinó las predicciones de diferentes instituciones públicas y privadas, como gobiernos, ministerios, universidades y periodistas. Y lo que descubrió fue sorprendente: el 90% de estas predicciones eran erróneas. ¡Imagínate si los médicos se equivocaran tanto como los economistas!

Pero ¿por qué es tan difícil predecir ciertas cosas? Aquí es donde entra en juego la teoría del caos o la teoría de los sistemas dinámicos complejos.

El efecto mariposa y el clima

Para ilustrar este concepto, Ignacio menciona a Edward Lawrence Funda, un pionero en el campo de la ciencia del caos. Funda era meteorólogo y durante la década de 1960 intentaba predecir el clima utilizando computadoras primitivas.

Funda realizó experimentos donde comenzaba con datos iniciales aproximados y redondeados a tres decimales. Después de un tiempo, volvía a verificar sus resultados y se dio cuenta de que no tenían nada que ver con sus predicciones iniciales. Cuanto más lejos en el tiempo se encontraba, más diferentes eran los resultados.

Leer también:  Cómo mejorar tu relación con el dinero - Descubre los factores esenciales

Esto llevó a Funda a comprender que no podía predecir el comportamiento de sistemas complejos compuestos por una gran cantidad de elementos interrelacionados. Por ejemplo, el clima depende de la presión atmosférica, la temperatura, las corrientes marinas y muchos otros factores. Además, estos sistemas pueden superponerse entre sí al mismo tiempo.

El caos en el tránsito

Para hacer aún más tangible esta idea del caos y la organización espontánea, Ignacio comparte una experiencia personal viviendo en India. Observaba el tránsito desde su apartamento en un décimo piso y quedaba fascinado por cómo fluía sin problemas a pesar del aparente caos.

Decidió comprar una motocicleta y unirse al tráfico para entender mejor cómo funcionaba este sistema. Descubrió que todos los participantes tomaban decisiones constantemente basadas en las acciones de los demás. Si alguien giraba a la derecha debido a un obstáculo inesperado, otro podría girar a la izquierda para evitarlo. Estas decisiones se transmitían entre los conductores y permitían que el tráfico fluyera de manera ordenada sin necesidad de semáforos o señales oficiales.

El mercado como proceso espontáneo

Ahora bien, ¿qué tiene todo esto que ver con la economía? Resulta que también podemos aplicar estos conceptos al campo económico.

Cuando hablamos del mercado, a menudo tendemos a antropomorfizarlo, es decir, atribuirle cualidades humanas. Decimos que el mercado piensa, ofrece o demanda. Pero en realidad, el mercado es simplemente un proceso de descubrimiento constante en el que cada individuo toma decisiones sobre sus fines y los medios más adecuados para alcanzarlos.

Este proceso se basa en la comunicación y cooperación entre millones de personas desconocidas entre sí. Cada uno de nosotros tiene información dispersa y subjetiva sobre nuestras preferencias y decisiones futuras. Esta información no se puede recopilar ni predecir con precisión utilizando modelos matemáticos o computadoras.

Leer también:  Desmitificando el pago de impuestos: claves para entender correctamente

La imposibilidad de predecir el precio

Entonces, ¿qué significa todo esto para determinar el precio de un bien? Ignacio nos dice que desconfiemos de cualquier persona que pretenda saber cuál debería ser el precio exacto de algo. El mercado es caótico y está compuesto por las decisiones individuales e impredecibles de millones de personas.

No hay una forma científica precisa para determinar estos precios porque la información necesaria está dispersa en las mentes individuales y se va creando a medida que actuamos. Además, esta información es subjetiva y no puede ser recopilada por una computadora centralizada.

A través de esta fascinante charla Tedx, Ignacio Posada nos muestra cómo la teoría del caos explica por qué los economistas (y también los meteorólogos) suelen equivocarse en sus predicciones. Los sistemas complejos, como el clima y el mercado, son impredecibles debido a la interacción de numerosos elementos y la información dispersa en las mentes individuales.

La economía no puede ser reducida a modelos matemáticos precisos. Es un proceso espontáneo y evolutivo que se basa en la comunicación y cooperación entre millones de personas. En lugar de tratar de predecir el futuro, debemos confiar en este orden emergente y adaptarnos a medida que surgen nuevas circunstancias.

Así que la próxima vez que te preguntes por qué los economistas siempre se equivocan, recuerda esta charla Tedx y sé consciente de la complejidad inherente a los sistemas caóticos. Y tal vez, solo tal vez, podamos apreciar aún más el increíble lápiz de madera en nuestras manos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.