Felicidad en empresas: Descubre los secretos para alcanzarla

¿Sabías que se puede ser feliz en el trabajo? Descubre los secretos que Diego tiene para compartir en su charla TEDx.

veces nos encontramos en situaciones en las que nos sentimos desmotivados, desencantados y estresados en nuestro trabajo. Parece que nadie está contento con lo que hace y todos anhelamos algo más. ¿Por qué sucede esto? ¿Qué podemos hacer al respecto? Estas son algunas de las preguntas que me surgieron después de ver una charla TEDx muy interesante.

El autor de la charla, Diego Dalman, compartió una experiencia en la que se reunió con amigos para hablar sobre los temas típicos: fútbol y mujeres. Sin embargo, la noche tomó un giro inesperado cuando comenzaron a expresar su insatisfacción laboral. Todos se quejaban del estrés constante, de sentirse poco valorados y de querer buscar otro trabajo. Esto hizo que Diego reflexionara sobre por qué tantas personas no están contentas con lo que hacen.

En su búsqueda de respuestas, Diego encontró una charla de Stel Pérez sobre la falta de deseo en el matrimonio. Él relacionó esta falta de pasión con la pérdida del entusiasmo por el trabajo. Antes, el matrimonio era visto como una institución económica en la cual se te daba una pareja para toda la vida. Pero ahora queremos mucho más: queremos a nuestra pareja como nuestra mejor amiga, confidente y amante apasionada. Vivimos más tiempo y esperamos tenerlo todo sin esfuerzo.

Lo mismo ha ocurrido con los trabajos. Antes nuestros padres o abuelos entraban a una empresa y se quedaban allí prácticamente toda su vida laboral. Pero hoy día cambiamos de trabajo más rápido de lo que tardamos en conocer a nuestra próxima pareja. Esto ha hecho que nos desmotivemos y nos sintamos desencantados.

Leer también:  Potencia el éxito de tu proyecto emprendedor con la magia empresarial

Diego plantea la pregunta: ¿será que tenemos expectativas demasiado altas en cuanto al trabajo? Pedimos reconocimiento, liderazgo, motivación, propósito y participación. Pero si no estamos sintiendo todo eso, ¿qué está sucediendo?

Un estudio de Gallup a nivel mundial revela que casi el 90% de las personas no están contentas con su trabajo. Lo ven como una frustración más que como un desafío. Nos pasamos el 90% de nuestras vidas trabajando, pero no le dedicamos ni un tercio del tiempo a esta actividad.

Es cierto que el dinero es importante para mantener una empresa funcionando, pero las empresas deben entender que las personas son lo más importante. Si los empleados no están contentos y motivados, esto se reflejará en la forma en que tratan a los clientes.

Un grave problema es la falta de líderes en las organizaciones. Un estudio realizado por La Carne reveló que el 75% de las personas deja un trabajo debido a sus jefes y no al trabajo en sí mismo. Uno renuncia a una persona y no a una organización.

Esto se puede ver claramente en casos como el incidente ocurrido con United Airlines el año pasado. Cuatro pasajeros debían abandonar un vuelo debido a problemas con sus asientos. Aunque lograron convencer a tres personas para bajarse ofreciéndoles dinero, cuando llegó el turno del cuarto pasajero este se negó porque tenía que ir a trabajar al día siguiente. Los empleados siguieron protocolo y llamaron a agentes de seguridad locales para sacarlo del avión por la fuerza.

Este incidente fue ampliamente difundido por los medios y causó un gran daño a la reputación de United Airlines. Perdieron un billón de dólares en valor de mercado y fueron objeto de críticas durante varias semanas. Esto demuestra una clara falta de liderazgo y una cultura corporativa basada en el miedo.

Leer también:  Desmitificando el pago de impuestos: claves para entender correctamente

Pero, ¿qué pasaría si le diéramos a las personas confianza y autonomía para tomar decisiones? Si permitimos que se salgan un poco del protocolo para hacer lo que deben hacer, seguramente podríamos evitar situaciones como esta. Pequeños gestos como decir buen día, preguntar cómo está la mamá o hablar unos minutos sobre temas personales pueden generar empatía y conexión.

La psicología positiva ha demostrado que mantener actitudes positivas en el trabajo tiene grandes beneficios. El 75% del éxito laboral se debe al nivel de optimismo, habilidades sociales y capacidad para ver la presión como un desafío en lugar de una amenaza.

Cuando elevamos el nivel de positivismo en alguien, su rendimiento mejora significativamente. Trabajan más duro, más rápido y con mayor inteligencia. Además, los resultados económicos también mejoran: son más productivos, venden más y toman decisiones más acertadas.

Tener un trabajo que nos llene de satisfacción no es un privilegio, es un derecho. Las empresas modernas están entendiendo esto y están formando líderes positivos al servicio de las personas. Estas empresas están obteniendo ventajas competitivas en la economía actual.

Sin embargo, muchas veces trabajamos en lugares donde no se fomenta este tipo de liderazgo positivo. Pero cada uno puede hacer su parte con pequeños gestos consistentes en el tiempo. Sostener la puerta del ascensor, preguntarle a un compañero cómo está, ayudar a alguien que dejó caer sus papeles al suelo, escuchar con atención y mostrar interés genuino por lo que nos cuentan.

El liderazgo no se trata del cargo que tenemos en nuestra tarjeta personal. Se trata de elegir cuidar a todos los que nos rodean y hacer de nuestros hogares y empresas un ambiente más feliz. Seamos los líderes que nos gustaría tener y hagamos una diferencia en el mundo.

Leer también:  Comunicación efectiva en situaciones de silencio: abrazando el crecimiento y aprendizaje

En resumen, la falta de satisfacción laboral es un problema común en nuestra sociedad actual. Muchas personas no están contentas con su trabajo y esto se debe a diferentes factores como la falta de líderes positivos, las altas expectativas y una cultura corporativa basada en el miedo. Sin embargo, podemos cambiar esta situación adoptando actitudes positivas y fomentando un liderazgo inspirador. Pequeños gestos pueden marcar la diferencia en nuestro entorno laboral y contribuir a crear ambientes más felices y productivos. Todos tenemos derecho a tener un trabajo que nos llene de satisfacción, así que no esperemos más para buscarlo o crearlo nosotros mismos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.