Guardianas de la Selva: Mujeres defensoras de la naturaleza

Descubre la importancia de proteger la naturaleza y apoyar a las mujeres que luchan por ella en esta inspiradora charla TEDx.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir y que me dejó completamente impactado. Acabo de ver un video de una charla TEDx realmente inspiradora, presentada por Nina Siren Gualinga. En esta charla, Nina comparte su experiencia como defensora de la Amazonía y cómo ha luchado contra las compañías petroleras para proteger su tierra y su cultura.

Una vida en la selva

Nina comienza hablando sobre su infancia en la selva amazónica. Creció jugando entre los árboles, nadando en los ríos y escuchando a sus abuelos contar historias sobre el pasado y el futuro. Su abuela fue su mejor maestra, enseñándole los secretos de la selva y las canciones sagradas.

A pesar de crecer en un entorno idílico, la forma de vida tradicional de Nina se vio amenazada cuando las compañías petroleras llegaron a su comunidad cuando ella tenía tan solo 7 u 8 años.

La ira y el primer acto de resistencia

Nina recuerda claramente el día en que un representante de una compañía petrolera llegó a su comunidad para convencerlos de los “beneficios” que traería la explotación petrolera. Sin embargo, tanto ella como el resto del pueblo se negaron rotundamente a aceptar estas propuestas.

A pesar del rechazo inicial, las compañías continuaron ofreciendo dinero e incluso servicios básicos como salud y educación para tratar de ganarse a la comunidad. Pero Nina sabía que estas promesas eran vacías y que las compañías no tenían intenciones de cumplirlas.

Leer también:  Mejorando los partos: Perspectivas inspiradoras de una partera con más de diez mil experiencias

La ira y la indignación se apoderaron de ella, incluso siendo solo una niña pequeña. Recuerda cómo un día, durante una visita del representante de la compañía, este les ofreció manzanas a los niños. Aunque tenía muchas ganas de comer esa manzana, Nina sintió tanta rabia en su interior que simplemente salió corriendo. Fue su primer acto de resistencia.

El viaje a Suecia

Después de estos eventos, Nina y su familia se mudaron a Suecia por el trabajo de su padre. Sin embargo, mientras estaba allí, recibió noticias devastadoras sobre cómo las compañías petroleras estaban ingresando a su comunidad y amenazando su tierra sagrada.

Estar lejos de casa fue extremadamente difícil para Nina. Nadie más parecía entender su realidad y sus preocupaciones constantes por el futuro de su comunidad. Rezaba todas las noches pidiéndole a la tierra que protegiera a Sarayaku.

Contar la realidad desde mi historia

A pesar del dolor y la angustia que sentía al estar lejos de casa, Nina encontró una forma poderosa de hacer frente a esta situación: contar la realidad desde su propia historia.

A través del arte del storytelling, comenzó a escribir artículos y participar en documentales para dar voz a lo que estaba ocurriendo en la Amazonía. Descubrió que cuando compartía sus experiencias personales, las personas comenzaban a escucharla y entenderla.

Este descubrimiento la llevó a abrir sus propias cuentas en redes sociales, donde continúa compartiendo sus historias y luchando por la protección de la Amazonía.

La responsabilidad de ser madre

A los 23 años, Nina se convirtió en madre. Durante su embarazo, viajó de conferencia en conferencia para hablar sobre lo que estaba sucediendo en la Amazonía. Sin embargo, siempre tuvo claro que quería que su hijo naciera y creciera en la selva.

Leer también:  Desafíos y empoderamiento: Cómo superar los estereotipos de la sociedad

Cuando finalmente regresó a Sarayaku para dar a luz, sintió una conexión aún más profunda con su tierra y su cultura. Su hijo nació rodeado de amor y conexión con la naturaleza, tal como ella había deseado.

El poder de las mujeres amazónicas

Nina también habla sobre el papel fundamental que desempeñan las mujeres amazónicas en la lucha por proteger la selva. En 2013, estas valientes mujeres organizaron una marcha hasta Quito para exigir el fin de las concesiones petroleras en sus territorios.

A pesar del rechazo inicial del presidente ecuatoriano, lograron posponer una ronda petrolera gracias a su perseverancia y presión mediática. Sin embargo, esta valentía no ha estado exenta de amenazas y agresiones hacia ellas.

Nina Siren Gualinga nos ha mostrado el poder transformador de contar nuestra propia historia y cómo podemos hacer frente a situaciones injustas desde un lugar de amor y conexión con la tierra. Su lucha por proteger la Amazonía y su cultura es un llamado a todos nosotros para cambiar nuestra forma de pensar y actuar en armonía con el medio ambiente.

Su historia nos recuerda que esta lucha no es solo de ella, sino de todos nosotros. La Amazonía es un tesoro invaluable que debemos proteger, ya que afecta a todo el mundo. Debemos unirnos a los pueblos indígenas y convertirnos en defensores de la selva.

Como puente entre dos mundos, Nina nos invita a tomar conciencia y actuar para preservar este maravilloso ecosistema que nos brinda vida. Gracias a personas como ella, todavía tenemos una Amazonía viva. Es hora de cambiar nuestra forma de pensar y asegurarnos de que las futuras generaciones también puedan disfrutarla.

Leer también:  Viviendo más allá del celular - Conexiones humanas en la era digital

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.