Guerreros del tenedor: Redefiniendo la relación con la comida

Descubre la fascinante charla Tedx que te revelará la receta para un mundo sustentable y lleno de vida. ¡Prepárate para motivarte y cambiar el mundo!

Hace unos días tuve la oportunidad de ver un video de una charla TEDx que me dejó completamente impactado. La ponente, Raquel Arévalo, compartió su historia y sus reflexiones sobre el cambio climático y la importancia de tomar acción para frenarlo. Fue una charla inspiradora llena de aprendizajes que quiero compartir contigo.

El despertar

Raquel comenzó su charla hablando sobre Greta Thunberg, una adolescente sueca que decidió faltar a la escuela todos los viernes para protestar frente al parlamento sueco por la falta de acción ante el cambio climático. Esta valiente joven se preguntaba: “¿Para qué voy a estudiar si los adultos no están escuchando a quienes sí estudiaron? ¿De qué me sirve ir a la escuela si los adultos me van a dejar un mundo inhabitable y desolado?”. Estas palabras resonaron en Raquel y fueron el punto de partida para su propio despertar.

Según Raquel, somos la primera generación inmersa en el cambio climático pero también somos la última que puede pararlo. Hace unos 5 años, ella experimentó dos eventos significativos que marcaron un antes y un después en su vida: el fallecimiento de su madre y un curso sobre transformación social.

La responsabilidad por la tierra

Tras heredar un campo familiar, Raquel se sintió responsable por esta tierra y sintió el deseo de regenerarla. Aunque al principio no sabía cómo hacerlo ni tenía conocimientos en agricultura o sustentabilidad, decidió no vender el campo y se dejó llevar por su intuición.

Leer también:  Rompiendo prejuicios generacionales: lo viejo y lo nuevo

En un ejercicio de transformación social, Raquel fue invitada a imaginar su futuro y visualizar una puerta que representara ese futuro. Al abrir la puerta, se encontró con una vegetación verde exuberante y vibrante. En ese momento, tuvo la certeza de que su vida había tomado un cambio inexorable.

El camino hacia la agroecología

Poco a poco, Raquel fue acercándose al mundo de la agroecología y aprendiendo sobre sistemas alimentarios y los problemas asociados a la tierra y las semillas nativas. También descubrió el drama de los fumigados en los campos argentinos y se dio cuenta de la magnitud del ecocidio que estaba ocurriendo sin que nadie hablara al respecto.

Motivada por lo que había aprendido, Raquel decidió llevar este conocimiento a la ciudad para concientizar a las personas sobre lo que estaba sucediendo en el campo. Utilizó sus redes sociales como plataforma para compartir información y propuestas sobre cómo cambiar nuestros hábitos de consumo.

Cambiando desde casa

Raquel nos invita a reflexionar sobre nuestros hábitos alimenticios y cómo estos afectan nuestra salud y el medio ambiente. Nos recuerda que los alimentos ultra procesados contienen ingredientes químicos dañinos para nuestro organismo, además de contribuir al deterioro del medio ambiente.

Nos insta a reeducar a nuestra familia para cambiar nuestra alimentación hacia opciones más saludables como alimentos frescos, locales y libres de agrotóxicos. Aunque reconoce que este proceso puede ser difícil y enfrentar resistencia, asegura que es posible lograrlo con perseverancia.

La importancia de la huerta

Una parte importante del camino hacia la soberanía alimentaria es tener una huerta propia. Raquel nos cuenta cómo ella y sus amigos decidieron comenzar una huerta, aunque al principio no tuvieron mucho éxito. Sin embargo, a medida que avanzaban en este proceso, vieron cómo su hijo tomaba un tomate del balcón y lo comía con gusto.

Leer también:  Preservando historias de los mayores: Descubre cómo mantener vivas las memorias

También destaca la importancia de compostar nuestros desechos orgánicos para generar vida y suelo en lugar de contribuir al metano en los basurales. Raquel y su amiga Paula se propusieron generar un espacio de alimentación saludable y sustentabilidad en el colegio de sus hijos, convocando a otros padres y madres para trabajar en el tema.

El sistema alimentario global

A medida que Raquel profundizaba en el mundo de la agroecología, se dio cuenta del poder económico que domina el sistema alimentario global. Diez empresas deciden lo que podemos comer y cuatro empresas deciden las semillas que se utilizan. Este modelo basado en monocultivos venenosos va en contra de nuestra salud y nuestro hábitat.

Sin embargo, Raquel nos recuerda que hay muchos productores conscientes en Argentina a los cuales podemos apoyar con nuestras compras. Ella nos invita a convertirnos en parte de un sistema virtuoso donde prioricemos alimentos simples, locales y producidos por pequeños agricultores.

La lucha desde nuestra cocina

Aunque esperamos que se definan políticas públicas para abordar el cambio climático y la sustentabilidad, Raquel nos anima a tomar acción desde nuestra propia cocina y con nuestras compras. Nos recuerda que cada acción individual es importante y necesaria para generar cambios.

En su conclusión, Raquel comparte el gran secreto del guerrero del tenedor: volver a la cocina y cocinar por placer con ingredientes ricos, sanos y limpios. Nos invita a levantar nuestra pancarta diaria desde casa, cambiando radicalmente el sistema alimentario un bocado a la vez.

Raquel Arévalo nos inspira a tomar acción frente al cambio climático y la insostenibilidad en nuestro sistema alimentario. A través de su historia personal, nos muestra cómo podemos hacer pequeños cambios en nuestra vida cotidiana para generar un impacto positivo en nuestro entorno.

Leer también:  El talento femenino en la industria automotriz

Nos insta a educarnos sobre los alimentos que consumimos, apoyar a los productores locales conscientes y cultivar nuestros propios alimentos. También nos recuerda que cada uno de nosotros tiene el poder de elegir cómo queremos vivir y qué tipo de mundo queremos dejarle a las futuras generaciones.

Así que te invito a reflexionar sobre tus hábitos alimenticios, investigar sobre opciones más saludables y sostenibles, e iniciar tu propio camino hacia una vida más consciente. Recuerda que cada pequeño paso cuenta y juntos podemos lograr grandes cambios.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.