Hablar para cuidarnos y cuidar:

¡Hey, amigo! Descubre la inspiradora charla TEDx de Claudia, una artista y educadora pionera en educación artística integral. Sumérgete en su fascinante trayectoria que te sorprenderá y te inspirará a lo grande. ¡Acompáñame en esta aventura de descubrimiento y aprendizaje!

Hace poco tuve la oportunidad de ver una charla Tedx muy interesante impartida por Claudia Diehl, una mujer apasionada por la música y madre de un hijo con esquizofrenia. En su charla, Claudia compartió su experiencia personal y los desafíos que ha enfrentado como cuidadora de su hijo. Su historia me conmovió profundamente y me dejó importantes aprendizajes sobre el autocuidado, la importancia de las redes de apoyo y la necesidad de hablar abiertamente sobre temas relacionados con la salud mental.

Una vida en montaña rusa

Claudia comenzó su relato contando cómo, hace más de 20 años, participó en una ópera barroca tocada con instrumentos históricos en el Teatro Colón. En medio del ensayo recibió un mail extraño de su hijo que vivía en Europa, donde le anunciaba que se internaría en un manicomio para escribir una gran obra de arte. Ante esta situación preocupante, Claudia decidió viajar a Holanda para buscarlo.

Después de varios días buscándolo por diferentes ciudades holandesas, finalmente lo encontraron en un estado terrible debido a un brote psicótico causado por el consumo excesivo de drogas. Convencerlo para regresar a Argentina no fue fácil, pero gracias al esfuerzo conjunto lograron traerlo nuevamente a casa.

Leer también:  Reputación Online: Descubre tus derechos en Internet

A partir de ese momento, la vida familiar se convirtió en una montaña rusa constante llena de incertidumbre y desafíos. Claudia experimentó emociones como negación, tristeza y culpa durante mucho tiempo. Además, tuvo que lidiar con la falta de comprensión y estigma asociados a las enfermedades mentales.

La importancia del cuidado propio

Claudia destacó que el papel de cuidadora no solo implica cuidar a su hijo, sino también cuidarse a sí misma. Durante el año y medio en el que su hijo vivió con ella debido al cierre de las residencias compartidas por la pandemia, Claudia se dio cuenta de la importancia del autocuidado sin culpa.

Estar constantemente en guardia y preocupada por el bienestar de su hijo afectó su propia salud mental. Reconociendo esta necesidad, buscó ayuda médica y comprendió que para poder cuidar a otros es fundamental primero cuidarse uno mismo. Su psicóloga le dijo algo muy revelador: “Si no te cuidamos primero, ¿cómo vas a cuidar a otros?” Esta metáfora se quedó grabada en su mente.

El rol de las mujeres como cuidadoras

Claudia reflexionó sobre el estereotipo social que asocia principalmente a las mujeres con el rol del cuidado. Se preguntó si acaso existe un gen especial en ellas para cumplir con esta tarea tan importante. También mencionó la necesidad de repensar los roles tradicionales asignados por género y promover una distribución más equitativa del trabajo doméstico y del cuidado.

Además, hizo hincapié en la importancia de brindar apoyo tanto emocional como práctico a aquellas personas que se encargan del cuidado de seres queridos con enfermedades mentales. Reconoció que las cuidadoras también necesitan ser cuidadas y valoradas.

Leer también:  Cómo distinguir entre un problema y una circunstancia: consejos de Nadine

La música como herramienta de sanación

A lo largo de su charla, Claudia mencionó cómo la música ha sido una parte fundamental en su vida. Actualmente, practica la biodanza, un sistema de integración afectiva en el que se trabaja en grupo cultivando la empatía y explorando las emociones de manera saludable.

Ella destacó que vivir en una sociedad donde no se habla abiertamente sobre las emociones puede tener consecuencias negativas para todos. Hizo especial énfasis en la importancia de hablar sobre los problemas relacionados con la salud mental y buscar apoyo colectivo.

La historia de Claudia Diehl nos enseña valiosas lecciones sobre el autocuidado, el poder del apoyo mutuo y la importancia de hablar abiertamente sobre temas relacionados con la salud mental. Como cuidadores, es fundamental recordar que también necesitamos cuidarnos a nosotros mismos para poder brindar un apoyo efectivo a nuestros seres queridos.

Mientras reflexiono sobre esta charla Tedx, me inspira pensar en cómo podemos construir sociedades más empáticas e inclusivas. Todos merecemos vivir vidas más vivibles y eso implica trabajar juntos para crear redes sólidas de apoyo y comprensión mutua.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.