Iluminando el camino: Inspiración y motivación con Isabel Román

Conoce a Isabel Román, una brillante especialista en políticas públicas para el desarrollo social.

Después de ver su charla TED sobre el impacto de la pandemia en la educación, me siento inspirado para compartir contigo todo lo que he aprendido.

Juntos, descubriremos cómo Isabel nos muestra cómo la pandemia ha creado un “apagón” en la educación y nos enseña

Hola, ¿cómo estás? Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir en un video de una charla TEDx que me dejó realmente impactado. Se trata de una exposición realizada por Isabel Román, quien nos habla sobre el apagón educativo que estamos viviendo en nuestro país y cómo podemos encender nuevamente las luces de la educación.

Un gesto que refleja la realidad

Isabel comienza su charla mostrando una imagen de un rostro cansado, un gesto que representa a miles de niños, niñas y adolescentes en nuestro país. Este gesto es el grito desesperado por ayuda, ya que están experimentando un apagón educativo que amenaza seriamente sus oportunidades futuras.

El apagón educativo: causas y consecuencias

¿Pero qué es este apagón educativo y cómo ha llegado a producirse? Isabel nos explica detalladamente las causas. En primer lugar, señala los efectos negativos provocados por la pandemia del COVID-19 en el sistema educativo. El cierre repentino de las escuelas afectó especialmente a los estudiantes más pobres y vulnerables, quienes conforman la mayoría del sistema educativo.

Leer también:  El poder de la risa: claves para más humor en tu vida

Pero además, la pandemia ha exacerbado problemas previos sin resolver como el bajo logro académico de nuestros estudiantes. Según datos presentados por Isabel, en la última prueba internacional PISA participada por Costa Rica, el 85% de los estudiantes tuvo bajos desempeños en matemáticas. Esto evidencia la dificultad para resolver problemas matemáticos.

Por si fuera poco, Isabel muestra un mapa donde se señalan los centros educativos con órdenes sanitarias de cierre. Esto refleja la precariedad en las condiciones para el desarrollo de clases presenciales.

Pero el apagón educativo no solo se debe a la pandemia. Isabel nos informa que en los últimos cuatro años hemos tenido interrupciones acumuladas del ciclo lectivo debido a huelgas docentes y otros problemas administrativos. Estas interrupciones han llevado a que muchos estudiantes no hayan tenido un ciclo regular completo desde que ingresaron al sistema educativo.

Además, se ha evidenciado una contracción en los aprendizajes y habilidades de nuestros estudiantes. Durante el 2020, por ejemplo, debido a la priorización de contenidos en español, los estudiantes no recibieron el 50% de los contenidos programados según el currículo establecido.

Otro aspecto preocupante es la desconexión de muchos estudiantes con respecto al sistema educativo. Aunque las clases pasaron a ser virtuales, hubo una gran cantidad de alumnos desconectados debido a la falta de acceso adecuado a internet y dispositivos tecnológicos. Según datos presentados por Isabel, cerca del 40% de nuestros estudiantes estuvieron desconectados durante este periodo.

Cómo encender nuevamente las luces

Idea #1: Instalar un sentido urgente por la educación

Ante esta situación crítica, Isabel nos propone cinco ideas para encender nuevamente las luces de nuestra educación. En primer lugar, plantea la necesidad de instalar un sentido urgente por la educación en la conciencia y opinión pública. Es importante que todos entendamos la urgencia de actuar para atender las necesidades de nuestros estudiantes.

Leer también:  Transforma tu relación con la comida: Conciencia al comer

Idea #2: Abrir todas las escuelas a tiempo completo

En segundo lugar, Isabel propone abrir todas nuestras escuelas a tiempo completo y desarrollar planes de nivelación cuanto antes. Pero no cualquier plan de nivelación, sino aquellos que pongan a la lectura como eje central. Es fundamental que tanto docentes como estudiantes sean buenos lectores, ya que esto garantiza un sistema educativo de calidad.

Idea #3: Ambientes conectados

La tercera idea planteada por Isabel es la necesidad de contar con ambientes conectados en nuestro sistema educativo. Esto implica evitar interrupciones tanto presenciales como virtuales en los próximos años. Para lograrlo, es urgente contar con una red educativa conectada a internet de alta velocidad y docentes capacitados en competencias digitales.

Idea #4: Avanzar hacia la escuela del siglo 21

En cuarto lugar, se propone avanzar hacia una escuela del siglo 21 donde las aulas se conviertan en laboratorios de innovación. Esto requiere cambiar el perfil de los docentes y directores, quienes deben ser líderes pedagógicos e impulsadores del gusto por la lectura, el método científico y el uso adecuado de tecnologías para generar conocimiento.

Idea #5: Poner en el centro la relación docente-alumno

Por último, Isabel nos invita a repensar la estructura organizativa de nuestro sistema educativo para poner en el centro la relación docente-alumno y lo que ocurre en el aula. Es necesario tener un sistema más flexible y menos burocrático que permita canalizar todos los esfuerzos hacia nuestros estudiantes y docentes.

En conclusión, el apagón educativo que estamos viviendo es una realidad alarmante que requiere de acciones urgentes por parte de todos los actores involucrados. No podemos permitirnos fallarles a nuestros niños, niñas y adolescentes. La educación de calidad es la mejor herramienta para garantizar un futuro prometedor para ellos y construir una sociedad activa y comprometida.

Leer también:  El Futuro en Nuestras Manos: La Inspiradora Charla de Luis Fernando Soni

Tenemos la oportunidad de encender nuevamente las luces de nuestra educación, pero esto requerirá cambios profundos en nuestra forma de aprender. Todos debemos aportar desde nuestros roles como docentes, directores, autoridades, empresarios, gremios docentes y organizaciones de la sociedad civil.

Es especialmente importante que durante este proceso electoral cuestionemos a los candidatos sobre sus propuestas para enfrentar el apagón educativo. Nuestro país tiene como principal riqueza a su gente, y una educación de calidad es clave para que nuestros estudiantes cumplan sus sueños y se conviertan en ciudadanos globales del siglo XXI.

No perdamos esta oportunidad única. Nuestros niños están esperando que encendamos las luces de su educación. ¡Atrévete a ser parte del cambio!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.