Innovate and Empower: Unleashing Our Inner Inventors

Hola, amigo! Hoy quiero compartir contigo todo lo que aprendí de la increíble charla TED de Esther Borao en TEDxBarcelonaWomen 2019 – #ShareYourPower. No te lo pierdas, te sentirás inspirado y con ganas de hacer tus propias contribuciones al mundo.

Hoy quiero compartir contigo una charla TEDx que me ha dejado realmente impactado. Se titula “Inventoras Secretas: Cambiando el Mundo desde las Sombras” y está presentada por Esther Borao, una inventora que ha convertido sus ideas en realidad. Durante su charla, Esther nos invita a reflexionar sobre la falta de visibilidad de las mujeres inventoras y cómo esto afecta nuestra percepción de quién puede ser un inventor.

La invisibilidad de las inventoras

Esther comienza su charla haciéndonos una pregunta: ¿Cuántas veces hemos tenido una gran idea pero no la hemos llevado a cabo? Ya sea por falta de tiempo, recursos o incluso miedos, muchas veces dejamos nuestras ideas en el olvido. Pero lo interesante es que cuando nos planteamos volver atrás en el tiempo y preguntarle a nuestro yo de nueve años si hubiera llevado a cabo esa idea, la respuesta cambia radicalmente. A esa edad no había límites ni barreras para nosotros.

Esther revela que ella misma es una inventora secreta. Nos hace cerrar los ojos y pensar en tres personas inventoras rápidamente. Nos pide levantar la mano si pensamos en personas como Edison o Graham Bell. Y luego nos pide levantar la mano si pensamos en personas como Marie Curie o Hedy Lamarr. La realidad es que seguimos asociando la figura del inventor con hombres blancos de mediana edad provenientes de Estados Unidos.

Leer también:  Herramienta inclusiva desde el arte: transformando realidades

La importancia de los referentes

Pero ¿por qué ocurre esto? Según Esther, esta percepción se forma incluso antes de nacer, cuando los padres ya saben el sexo de su hijo y comienzan a imaginar su vida con él. Luego, en la escuela, los estereotipos y las expectativas juegan un papel fundamental en cómo nos vemos a nosotros mismos. ¿Cuántas mujeres inventoras teníamos en nuestros libros de texto? ¿Cuántas profesoras de ciencia o tecnología tuvimos? La respuesta es muy pocas o ninguna.

Esto lleva a que las niñas desde muy temprana edad piensen que son menos capaces o menos inteligentes que los niños, lo cual se refleja más tarde cuando llegan a la adolescencia y muchas veces deciden no estudiar carreras relacionadas con la ingeniería. Pero lo que realmente necesitan estas niñas son referentes que las motiven e inspiren, que les muestren las posibilidades que ofrece la tecnología.

La importancia de la diversidad

Esther destaca un dato preocupante: solo el 25% de las niñas quieren estudiar ingeniería en España. Y si hablamos específicamente de inventoras, solo una de cada diez patentes está presentada por una mujer. Muchos argumentan falta de talento femenino o falta de interés, pero Esther nos hace reflexionar sobre algo más profundo: si quienes están impulsando los cambios en nuestra sociedad no incluyen mujeres, ¿qué tipo de mundo estamos construyendo?

Nos pone como ejemplo el diseño del airbag, el cual está basado en el cuerpo promedio del hombre. Esto significa que cuando una mujer tiene un accidente automovilístico, tiene un 47% más de probabilidades de sufrir heridas graves y un 17% más de probabilidades de morir. Si esto hubiera sido diseñado por un equipo diverso, que tuviera en cuenta las diferencias entre los cuerpos masculinos y femeninos, estas estadísticas serían muy diferentes.

Leer también:  El impacto del molde social en TEDx: Conoce cómo nuestro entorno nos condiciona

El poder de la innovación

Esther confiesa que ella misma no se había dado cuenta del problema de la invisibilidad de las inventoras porque siempre había estado rodeada de hombres en su entorno. Pero el problema va más allá de cómo nos imaginamos a un inventor. El problema radica en todas esas personas que no tenemos en cuenta, todas esas ideas y soluciones que se pierden por el camino.

Nos anima a cambiar esta realidad y nos muestra ejemplos inspiradores de mujeres inventoras como Stephanie Kwolek, quien inventó una fibra cinco veces más resistente que el acero utilizada para hacer chalecos antibalas; o Hedy Lamarr, una actriz e inventora austriaca que fue precursora del wifi.

Todos podemos ser inventores

Esther nos hace entender que no hace falta ser Elon Musk o Marie Curie para cambiar el mundo. Incluso la idea más pequeña llevada a cabo puede ser considerada una invención. Nos habla del huerto que sus padres crearon con lonas y hierros para tener legumbres durante todo el año. Eso también es inventar.

Nos dice: “Inventar nos hace poderosos e iguales”. No se trata de quiénes somos, sino lo que hacemos. Todos podemos ser inventores si admitimos nuestra capacidad creativa y curiosa.

Inventando juntos

Esther nos cuenta cómo se dio cuenta de que era inventora cuando conoció a personas con las mismas inquietudes y pasiones. Juntos comenzaron a inventar y decidieron que no existía un mundo en el que la tecnología, el emprendimiento y la creatividad se unieran para enseñar a los niños del futuro. Así fue como crearon la primera academia de inventores en Zaragoza.

Nos anima a buscar movimientos como Arduino o buscar personas con nuestras mismas inquietudes para poder inventar juntos. Porque juntos podemos lograr grandes cosas.

Leer también:  Cómo enfrentar la discriminación y superar los sesgos en nuestra vida diaria

El poder de las historias

Esther finaliza su charla pidiéndonos algo muy importante: contar historias. Historias de mujeres valientes y talentosas que han cambiado el mundo a través de sus invenciones. Quiere que estas historias lleguen hasta las niñas, para que vean ejemplos reales de mujeres inventoras y se sientan inspiradas.

Nos recuerda que todos somos capaces de ser inventores, solo debemos creer en nosotros mismos y atrevernos a imaginar un mundo sin etiquetas ni barreras.

La charla TEDx “Inventoras Secretas: Cambiando el Mundo desde las Sombras” nos invita a reflexionar sobre la falta de visibilidad de las mujeres inventoras y cómo esto limita nuestro concepto tradicional del inventor. Esther Borao nos muestra ejemplos inspiradores de mujeres innovadoras e invita a todos, hombres y mujeres por igual, a admitir nuestra capacidad creativa e imaginativa. Nos anima a inventar juntos, en un mundo donde la diversidad y la inclusión sean la norma. Y nos recuerda que todos podemos cambiar el mundo a través de nuestras ideas y soluciones.

Así que te invito a reflexionar sobre esto y a comenzar a contar historias de mujeres inventoras. Porque solo así podremos romper con los estereotipos y construir un futuro más igualitario e innovador. ¡Tú también puedes ser un inventor!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.