Inspirar a mujeres: el camino de éxito y maternidad soltera

Descubre la historia de Marcela, una líder en un mundo masculino, madre soltera y exitosa en los negocios. ¡No te lo puedes perder!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo lo que acabo de ver en un video de una charla TEDx. Se trata de Marcela Velasco Cámara, una mujer inspiradora que nos habla sobre el poder de la inspiración en nuestras vidas.

¿Qué es inspirar?

Marcela comienza explicando que inspirar es como jalar aire hacia los pulmones, es llenarnos de energía y emoción para aventurarnos al vacío con seguridad. Nos invita a escalar lo que alguien más ya ha escalado, a llenar nuestros pulmones de aliento y a tomar aire para enfrentar nuevos retos.

Momentos de inspiración

A lo largo de su vida, Marcela ha tenido varios momentos clave que la han ayudado a cambiar su perspectiva y salir de su zona de confort. A los 14 años fue corregida por su falta de responsabilidad en la escuela, lo cual le hizo darse cuenta del impacto que sus acciones tienen en su vida.

A los 16 años decidió trabajar para comprarse cosas sin pedir dinero a sus padres, demostrándose así misma su capacidad para ganarse el dinero y ser independiente. A los 20 años se casó porque apareció el hombre ideal, pero a los 31 decidió divorciarse porque estar sola era mejor que estar acompañada en una relación desigual.

A los 37 años nació su hijo, quien se convirtió en su máxima inspiración. A los 43 conoce a su cómplice y compañero de vida. Y finalmente, a los 53 años crea una empresa junto con unas amigas, dedicada a la consultoría y capacitación.

Leer también:  La inclusión de la mujer en la prevención laboral: reflexiones reveladoras

Aprendizajes de momentos difíciles

Marcela nos cuenta que cuando se enfrentó a sus padres a los 14 años por su falta de responsabilidad, comprendió la importancia de sus actos. Se dio cuenta de que estaba dejando una escuela en la que había pasado momentos maravillosos y había hecho buenos amigos. Fue un momento clave para ella.

A los 16 años, trabajó vendiendo árboles de navidad y ganó lo equivalente a 30 mil pesos en solo 15 días. Esta experiencia le mostró el poder de ganar su propio dinero y gastarlo en lo que quisiera, lo cual la motivó a seguir trabajando.

Más adelante, en su primer trabajo formal, se encontró con un hombre que menospreciaba su falta de experiencia. Sin embargo, él se convirtió en su gran mentor y le enseñó todo sobre el trabajo. Aunque fue difícil trabajar bajo sus exigencias, Marcela aprendió mucho gracias a él.

El camino hacia el éxito profesional

Marcela nos relata cómo todos los días veía hombres trajeados entrar a las salas de juntas mientras ella se preguntaba qué resolvían ahí adentro. Con ironía, nos cuenta que ahora pasa más tiempo en una sala de juntas sin resolver nada importante.

A pesar del éxito profesional alcanzado, Marcela vivió desigualdad laboral durante su matrimonio. Esto llevó a vidas paralelas y finalmente a la separación. Pero esto no detuvo su crecimiento profesional ni personal.

Luchando contra la desigualdad

Marcela relata cómo trabajaba en un ambiente supermasculino y escuchaba frases ofensivas hacia las mujeres. A pesar de ello, ella se mantuvo firme en sus puntos de vista y puso límites claros.

Recuerda una ocasión en la que un hombre la llamó furioso por no haberlo tomado en cuenta para una decisión. Ella decidió colgarle el teléfono varias veces hasta que él entendió que no podía gritarle. Este hecho le enseñó a poner límites y a no permitir que el trabajo se convierta en algo obsesivo.

Leer también:  Redefiniendo la discapacidad: Construyendo una sociedad inclusiva

Inspirando a los demás

A los 53 años, Marcela decide crear una empresa junto con unas amigas para apoyar a otras mujeres. Su objetivo es ayudarlas a crecer profesionalmente, tomar decisiones valientes y ser dueñas de sus sueños.

Ella nos cuenta que ha sido una experiencia maravillosa poder devolverle algo a la sociedad y dar lo mejor de sí misma. A sus 58 años, tiene muchos planes y ganas de seguir aprendiendo y avanzando tanto en su vida personal como profesional.

La charla de Marcela Velasco Cámara nos muestra el poder transformador de la inspiración. Nos enseña que nuestros momentos difíciles pueden convertirse en oportunidades de aprendizaje y crecimiento personal.

Nos invita a luchar contra las desigualdades laborales y poner límites claros para mantener nuestra integridad. Y nos motiva a buscar nuestro equilibrio entre el trabajo, nuestra familia y nuestros sueños.

Así que, no importa la edad que tengas, siempre hay tiempo para inspirar y ser inspirado. ¡Sigue adelante con energía y pasión!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.