La comunicación no verbal humana: un lenguaje incomprendido por las máquinas

¿Sabías que nuestras voces pueden comunicar mucho más de lo que decimos con palabras? En esta charla TED, descubre cómo la prosodia transmite emociones, estado de salud y gramática sin palabras. Acompáñame y desvelaremos por qué las máquinas luchan por entenderlo.

A través de las ideas principales de la Dra. Wendy Elvira-García, experta en lingüística, explor

Hola, soy Wendy y estoy aquí para contarles sobre una charla TEDx que vi recientemente. Se trata de un tema bastante interesante y seguro les resultará familiar: la comunicación entre nosotros y nuestros dispositivos móviles. ¿Alguna vez han sentido frustración porque su teléfono no los entiende? Yo sí, pero en esta charla aprendí a verlo desde otra perspectiva.

El problema de la comprensión

Imagínense esto: le pido a mi móvil que me diga el tiempo, y obtengo la respuesta correcta. Parece que me entiende, ¿verdad? Pero en realidad, mi teléfono funciona mediante palabras clave, no escucha realmente mi voz. Si cambio la pregunta por una afirmación del tipo “está lloviendo”, aún así obtengo la misma respuesta. Entonces, ¿qué es lo que falta?

La importancia de la prosodia

Lo que falta es la prosodia, ese conjunto de elementos como pausas, melodía y tono con los que nosotros los humanos damos significado a nuestras palabras al hablar. Resulta ser algo complejo pero muy real en términos acústicos.

Nuestra voz es un instrumento poderoso para comunicarnos; sin embargo, las máquinas carecen de esa capacidad natural para utilizar la prosodia al hablar.

Leer también:  Cómo el espacio que habitamos nos transforma - Charla TEDxUNebrija

La prosodia como parte de nuestra gramática

Cuando enseñamos gramática a personas extranjeras también deberíamos enseñarles estos matices de entonación específicos del idioma hablado. Por ejemplo:

  • “Harry” – Si me preguntan cómo se llama mi asistente de voz, respondería con entonación neutral.
  • “Harris” – Si ustedes me lo preguntaran después de esta charla, probablemente usaría una entonación más alegre.
  • “Harry?” – Si suena un mensaje de WhatsApp mientras hablo y pienso que es mi móvil, diría “Harry” con sorpresa.
  • “Yo y Harry ni Harry nos ha llamado?” – En caso de que me dijeran que mi móvil los llamó sin mi permiso, expresaría incredulidad y expectativa.
  • “Harry porfa” – Supongamos que estoy quedándome sin batería y le suplico a Harry que me permita enviar un último mensaje. Usaría una entonación suplicante.

Como pueden ver, hay muchas formas diferentes de pronunciar una misma palabra o frase dependiendo del contexto emocional en el que nos encontremos. Esto forma parte de nuestra gramática natural al hablar.

Más allá del español: la prosodia universal

Pero la prosodia no solo se limita a las particularidades del español. También existe una parte universal en la entonación y prosodia que nos permite interpretar el estado emocional de alguien al escuchar su voz. Podemos saber si están tristes, felices o incluso si han bebido alcohol solo por cómo suenan al hablar.

Incluso hay aplicaciones capaces de detectar episodios depresivos analizando la prosodia en el habla. Sin embargo, ninguna máquina podrá conocernos tan bien como las personas que nos rodean, ya que nosotros utilizamos estrategias únicas para expresar nuestras emociones.

Leer también:  Descubre la revolucionaria técnica de edición genética y su impacto en la humanidad

La comunicación va más allá de la comprensión

El objetivo no es solo lograr que las máquinas nos entiendan, sino también permitirles expresar emociones y matices en su comunicación con nosotros. Sin embargo, hasta que las máquinas sean seres sintientes, nunca podrán transmitir todos esos matices y sutilezas de la misma manera en que lo hacemos los humanos.

Además, ¿realmente queremos que nuestros objetos cotidianos nos comuniquen sus estados emocionales? Imaginen una aspiradora diciéndoles que está cansada o un asistente de voz expresando hartazgo. A veces es mejor dejar ciertos aspectos reservados a nuestra propia experiencia humana.

Agradezco tener un móvil que no me entiende por completo. La prosodia es parte fundamental de nuestra comunicación y aunque las máquinas pueden aprender a reconocerla e imitarla, nunca podrán igualar la complejidad y sutileza con la que nosotros los humanos nos expresamos verbalmente.

Nuestra voz es única y poderosa. Sigamos disfrutando del privilegio de ser capaces de utilizarla para conectar con los demás y transmitir nuestras emociones más allá de cualquier tecnología.

Muchas gracias por leer este artículo inspirado en la charla TEDx “Cuando mi móvil no me entiende” presentada por Wendy Elvira-García.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.