La economía del cuido: Logrando la igualdad de derechos

¿Sabías que las mujeres han asumido históricamente labores de cuido sin ser reconocidas ni valoradas? En su charla, una destacada socióloga y ex-diputada explica cómo esto afecta el desarrollo de todas las mujeres. Pero no te preocupes, yo he visto esta charla TED y voy a resumir todo lo que aprendí en un artículo para que puedas conocer más sobre este tema tan importante. ¡S

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que me dejó impactado y reflexionando profundamente. Hace poco vi un video de una charla Tedx titulada “La corresponsabilidad social de los cuidados” impartida por Patricia Mora, y déjame decirte que fue realmente reveladora.

El peso invisible de los cuidados

En esta charla, Patricia comienza mencionando una noticia que leyó en la BBC sobre cómo la pandemia del coronavirus ha significado un retroceso de 25 años en el avance de las mujeres. ¿Por qué? Porque durante miles de años, las mujeres han llevado sobre sus hombros el trabajo invisible e infravalorado de los cuidados.

Nos habla acerca del trabajo doméstico no remunerado, ese trabajo esencial que hace posible la vida cotidiana pero que pasa desapercibido para muchos. Desde asegurarse de que los niños estén bien atendidos hasta cuidar a familiares dependientes, las mujeres han asumido históricamente estas responsabilidades sin recibir reconocimiento ni compensación alguna.

La preocupante realidad

Patricia nos cuenta sobre su experiencia recorriendo diferentes partes del país como parte de su labor en el Instituto Nacional de las Mujeres. Durante este viaje, pudo conocer a distintas mujeres con vidas diferentes pero todas compartiendo una carga común: el peso abrumador de los cuidados.

Leer también:  Logra el éxito con eficiencia estratégica: lecciones de una maestra inspiradora

Nos alerta sobre cómo la pandemia ha exacerbado aún más esta situación. Con el cierre de escuelas y la necesidad creciente de atención a personas dependientes, las mujeres se han visto aún más atrapadas en el ciclo interminable de los cuidados. La BBC nos advierte sobre este retroceso, ya que las mujeres han tenido que sacrificar su participación en el mundo laboral formal para hacerse cargo de estas responsabilidades.

La importancia de los cuidados

En estos tiempos difíciles, la atención se ha centrado en la importancia vital del cuidado. Patricia nos recuerda que no es la productividad lo que ha estado en el centro de atención durante esta pandemia, sino la necesidad de aprender a cuidarnos mutuamente. Y ahí están las mujeres, siempre presentes, asumiendo esa tarea con amor y entrega.

Pero ¿qué consecuencias tiene esto? El peso de los cuidados solitarios interrumpe nuestras posibilidades de desarrollo personal y profesional. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, la tasa neta de participación laboral femenina en trabajos formales ha retrocedido 30 años debido a esta carga desproporcionada.

La lucha por la igualdad

Patricia nos habla con pasión sobre su compromiso con lo que ella llama “la corresponsabilidad social de los cuidados”. No se trata solo de una repartición justa dentro del núcleo familiar, sino también del deber del Estado para garantizar políticas públicas que permitan a las mujeres acceder a oportunidades iguales a las de los hombres.

No pedimos más oportunidades, solo exigimos igualdad. Queremos poder dedicar tiempo y esfuerzo para capacitarnos y desarrollarnos profesionalmente sin tener que renunciar al importante trabajo doméstico y al cuidado de nuestras familias. Las mujeres merecen tener las mismas oportunidades y no ser limitadas por el mandato histórico que nos relega a un espacio doméstico intrascendente.

Leer también:  Descubre ideas innovadoras en servicios financieros de diseño

El valor económico de los cuidados

Uno de los puntos más impactantes de la charla es cuando Patricia menciona que, por primera vez, se ha asignado un valor monetario al trabajo no remunerado de las mujeres. Según datos del Banco Central y el INAMU, este trabajo representa un 25.3% del PIB del país si se le pagara económicamente.

Es necesario reconocer esta economía invisible, esta “economía de los cuidados”, y trabajar en su reivindicación. Es fundamental caminar hacia una sociedad donde las responsabilidades de los cuidados sean compartidas entre los núcleos familiares y el Estado brinde las redes necesarias para lograrlo.

Hacia un futuro igualitario

En resumen, la charla de Patricia Mora nos invita a reflexionar sobre la importancia vital del trabajo invisible que realizan las mujeres en nuestra sociedad. Nos insta a luchar por una corresponsabilidad social de los cuidados que permita a las mujeres acceder a oportunidades iguales sin renunciar a su papel fundamental en la construcción y sostenimiento de nuestras vidas.

No podemos dejar atrás este valioso trabajo que realizamos desde el alma con unas manos dispuestas a sostener al mundo. Debemos exigir cambios estructurales que abran camino para futuras generaciones, donde poner nuestros pies en espacios públicos sea nuestro derecho inalienable.

Mientras avanzamos hacia este futuro igualitario, recordemos siempre el valor de los cuidados y reconozcamos la labor incansable de las mujeres que los llevan a cabo. Juntos, hombres y mujeres, podemos construir una sociedad más justa y equitativa.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.