La fascinante evolución del tango y el bandoneón

¿Sabías que he presenciado una charla TED fascinante? Un abogado, profesor y ex ministro de Desarrollo en la Patagonia nos habla sobre desarrollo y medio ambiente. ¡Prepárate para quedar impresionado!

Hola, ¿cómo estás? Hoy quiero compartir contigo algo realmente interesante que descubrí en un video de una charla Tedx. Se trata de la historia de Oscar López Salaberry, un exembajador argentino que decidió reinventarse y encontrar la felicidad en Costa Rica.

Una decisión difícil

Oscar López Salaberry había trabajado más de 25 años en política en Argentina y había sido ministro de la Patagonia durante siete años. Después de terminar su mandato como embajador en Costa Rica, se encontró con una difícil decisión: ¿qué hacer a continuación?

Tenía dos opciones principales: seguir en política o adentrarse en el mundo de la economía. Sin embargo, después de reflexionar sobre sus experiencias pasadas y observar los problemas asociados con ambos campos, decidió buscar otras alternativas.

La corrupción y el costo político

Oscar se dio cuenta de que para hacer política se necesitaba mucho dinero y que esta necesidad económica era la raíz de la corrupción. Había visto cómo algunos amigos suyos habían terminado en prisión por actos corruptos, lo cual le hizo darse cuenta de que ese no era el camino para él.

Decidió alejarse del mundo político porque no quería formar parte del sistema corrupto y buscar nuevas oportunidades fuera del ámbito político.

El desafío económico

La otra opción que tenía Oscar era adentrarse en el mundo económico. Sin embargo, sabía que sería un desafío complicado, especialmente en Argentina, donde la economía era inestable y el riesgo financiero era alto.

Leer también:  El poder transformador del movimiento en emociones profundas

De hecho, justo después de tomar esta decisión, el dólar en Argentina subió un 16% y el riesgo-país alcanzó niveles alarmantes. Oscar se dio cuenta de que había tomado la decisión correcta al no adentrarse en este campo tan volátil.

La reinvención

Oscar decidió entonces regresar a Costa Rica y reinventarse. A pesar de tener 60 años, creía firmemente que todo es posible en esta vida y que aún podía encontrar su camino hacia la excelencia.

En su búsqueda por la felicidad sencilla, Oscar compró un bandoneón y aprendió a tocarlo por sí mismo. Se convirtió en el único bandoneonista argentino en Costa Rica y encontró una gran pasión por el tango.

El poder del tango

Oscar descubrió que vivir sencillamente feliz le permitía llegar lejos. Decidió compartir su amor por el tango dando clases e incluso haciendo programas de radio sobre análisis económico desde Costa Rica para Argentina.

Cada nota de tango lo llevaba de vuelta a Buenos Aires, su ciudad natal. Sentía una profunda conexión con sus raíces argentinas a través de la música del tango. Para él, el tango era más que solo música: era un beso en una estación de tren o una oficina; era pura vida compartida entre dos personas; era nostalgia y alegría al mismo tiempo.

El legado del tango

Oscar mencionó a dos grandes compositores de tango: Astor Piazzolla y Gerardo Matos Rodríguez. Piazzolla llevó la música del tango a niveles de música clásica, mientras que Matos Rodríguez compuso un tema que originalmente era para una comparsa pero fue convertido en el himno del tango: “La Cumparsita”.

Estas composiciones representan el poder y la belleza del tango, una expresión artística que trasciende fronteras y emociona a personas de todo el mundo.

Leer también:  Descubre los secretos de la cocina en tu propio hogar

La historia de Oscar López Salaberry es un recordatorio inspirador de que siempre podemos reinventarnos y encontrar nuestra felicidad en nuevos caminos. A través del amor por la música y su pasión por el tango, Oscar encontró una forma de vivir sencillamente feliz.

Nunca es demasiado tarde para buscar nuevas oportunidades y descubrir nuestra verdadera pasión. Así como Oscar se reinventó a los 60 años, todos podemos encontrar nuestro propio camino hacia la excelencia.

Así que te invito a reflexionar sobre tus propias pasiones y sueños. ¿Qué te apasiona? ¿Qué te hace sentir vivo/a? No importa cuál sea tu edad o circunstancias actuales, siempre hay espacio para reinventarse y encontrar la felicidad en lo más profundo de nuestro ser.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.