La historia olvidada de África: Descubre la verdad y su futuro

Descubre la historia olvidada de África y su impacto en el futuro. Una charla TEDx reveladora que te sorprenderá. ¡No te lo puedes perder!

Como arqueóloga, mi trabajo consiste en mirar hacia atrás al pasado e intentar comprender cómo vivían las personas en otras épocas. Pero a veces también es muy útil girar la vista hacia adelante, hacia el futuro, y observar cómo imaginamos distintos escenarios futuristas. Algo que siempre me ha llamado la atención es lo ausente que está África de estas imaginaciones futuristas, a excepción de cosas como Black Panther. África prácticamente nunca aparece en nuestros imaginarios futuristas y mucho menos como protagonista.

Esto no es casualidad, porque la forma en que imaginamos el futuro está íntimamente ligada a cómo recordamos el pasado. Y tristemente, a África se le ha negado su historia. Esta negación llega al punto de que cuando estaba haciendo mis estudios universitarios me di cuenta de que como arqueóloga tenía un conocimiento bastante razonable de la historia europea: sabía algunas cosas sobre la historia de Asia, América e incluso Oceanía. Pero tenía un vacío absoluto respecto a la historia africana o más bien una idea equivocada sobre ella.

El continente olvidado

La idea predominante es ver a África como un continente primitivo y estático, sin civilizaciones ni avances tecnológicos significativos. Se nos presenta una imagen de eterno presente marcado por chozas y hambrunas, completamente aislado del desarrollo del resto del mundo hasta que llegaron los europeos y lo “conectaron”. Pero esto es completamente falso.

Leer también:  Lecciones de vida: La guerra y su impacto en la humanidad

África tiene una historia riquísima llena de civilizaciones avanzadas, estados, imperios, innovación y desarrollo social y tecnológico. Además, en muchos puntos de su historia ha estado muy por delante de Europa. Permíteme darte varios ejemplos:

Los primeros signos de pensamiento simbólico abstracto

Hace unos 100.000 años, en una cueva al sur de Sudáfrica, alguien trazó zigzags sobre piedras con ocre. Puede parecer insignificante, pero es la primera muestra que tenemos de pensamiento simbólico abstracto en nuestra historia como especie. En la misma cueva encontramos también el primer adorno: un collar hecho con conchas marinas. Estos objetos pueden parecer triviales, pero demuestran procesos cognitivos y sociales que nos habían dado forma hasta entonces.

La revolución de la cerámica

Otro ejemplo revolucionario es la invención de la cerámica en África alrededor del año 10.000 a.C., mucho antes que Europa. La cerámica permitió cocinar alimentos como tubérculos y cereales que antes no eran fuentes alimenticias accesibles para los humanos. Esto aumentó exponencialmente la cantidad de comida producida y el número de personas que se podían alimentar.

El urbanismo y arquitectura avanzada

Egipto es probablemente uno de los ejemplos más conocidos del avance urbano y arquitectónico africano con sus templos y tumbas monumentales del antiguo Egipto faraónico. Pero no es el único caso destacable: al sur del Sahara, en Mauritania actualmente existía la civilización de Tichit, que en el año 2000 a.C. tenía asentamientos de más de 80 hectáreas y controlaba un territorio de 250 mil kilómetros cuadrados. Esta civilización contaba con una metalurgia muy avanzada.

Otro ejemplo es la ciudad de Benín, fundada en el siglo XIV en lo que hoy conocemos como Nigeria. A lo largo de sus muchos siglos de existencia, desarrolló un sistema de murallas que se extendían por más de 16.000 kilómetros y conectaban más de 500 asentamientos sobre una superficie total de 250 mil kilómetros cuadrados. Estas murallas son la segunda estructura humana más grande después de la Gran Muralla China.

Leer también:  Aprendiendo del pasado para un futuro más brillante

Conexiones comerciales globales

África no solo ha sido testigo del desarrollo interno, sino también ha tenido conexiones comerciales con otras partes del mundo desde hace siglos. Una ruta comercial histórica y extensa es la costa oriental africana, donde los comerciantes africanos estaban al centro de redes que conectaban el interior del continente con Arabia, India, China y todo el sureste asiático.

Invisibilización deliberada

La falta de reconocimiento hacia esta fascinante historia africana no es casualidad ni insignificante. Es el resultado deliberado del proyecto europeo para invisibilizar África durante los tiempos coloniales para justificar su supuesta “misión civilizadora” y explotar sus recursos naturales y humanos.

Aunque en las últimas décadas hemos avanzado mucho en nuestra comprensión académica sobre la historia africana, desafortunadamente esta información no ha llegado a la conciencia pública. Seguimos negando su pasado a un continente que paradójicamente tiene más historia que ningún otro. Esto ha llevado a una comprensión equivocada y desequilibrada de la historia de la humanidad, donde Europa tiene una centralidad indebida y se ignoran hitos importantes del desarrollo humano simplemente porque ocurrieron en el “continente equivocado”.

Un futuro prometedor

África tiene tanto pasado histórico como potencial para el futuro. Es hora de reconocer su rica historia, sus contribuciones e innovaciones, y de otorgarle el lugar protagónico que merece en la historia de la humanidad. Al hacerlo, también ampliamos nuestra imaginación sobre el futuro.

Es hora de dejar atrás los estereotipos y prejuicios sobre África como un continente primitivo y estático. Tenemos que reconocer su vasta historia llena de civilizaciones avanzadas, innovaciones tecnológicas y conexiones globales. Solo al aceptar y celebrar esta riqueza histórica podemos construir un mundo más inclusivo donde todos los continentes tengan voz y protagonismo en nuestra visión del futuro.

Leer también:  Descubre el patrimonio olfativo: investigando la historia a través de los aromas

Muchas gracias.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.