La importancia de dar una mano: prótesis personalizadas para personas de bajos recursos

Imagínate poder ayudar a más personas dándoles literalmente una mano. Enzo Romero, un Ingeniero Mecatrónico, nos contará cómo se le ocurrió esta fascinante y altruista idea. A pesar de haber nacido sin su mano derecha, Enzo nunca dejó de soñar y junto a su equipo desarrolló una prótesis robótica. En el camino descubrió que más de

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla Tedx que acabo de ver y que me ha dejado realmente impactado. Se trata de una charla titulada “Dando una mano: Prótesis para la reinserción laboral” presentada por Enzo Romero, un joven ingeniero mecatrónico con discapacidad.

Una realidad subrepresentada

Enzo comienza su charla destacando una preocupante estadística de la ONU: aproximadamente una de cada siete personas en el mundo vive con algún tipo de discapacidad. Sin embargo, somos una población subrepresentada en todos los ámbitos del desarrollo humano debido a los estigmas y prejuicios sociales.

Según Enzo, las personas con discapacidad son percibidas como cargas y molestias porque se cree que no contamos con las suficientes destrezas y capacidades para ser productivos por nuestra cuenta. Él mismo es un ejemplo viviente, ya que nació sin su mano derecha.

Tecnología accesible

Pero aquí viene lo interesante: Enzo nos cuenta que en Perú están desarrollando tecnología de rehabilitación para prótesis. Han logrado crear la primera prótesis mioeléctrica completamente desarrollada en el país gracias al trabajo conjunto de ingenieros, diseñadores industriales, fisioterapeutas y psicólogos.

Sin embargo, se enfrentaron a un desafío adicional: no podían simplemente entregar la prótesis a las personas necesitadas. Entendieron que era necesario acompañar a los usuarios antes y después del proceso tecnológico para garantizar su adecuada adaptación y uso.

Leer también:  Descubre los secretos de la belleza y diversidad en la moda

Una fase pre y post prótesis

Enzo explica que antes de entregar la prótesis, es fundamental evaluar el estado emocional del usuario. Muchas personas pueden sentirse deprimidas o desmotivadas después de perder una extremidad, por lo que contar con un apoyo psicológico es crucial para su aceptación y rehabilitación.

Además, se realiza una evaluación física para determinar si la persona cuenta con la movilidad necesaria para activar la prótesis. Una vez superada esta fase de evaluación, comienza el proceso tecnológico propiamente dicho.

Utilizando un escáner 3D, se escanean tanto la mano sana como la sección amputada del usuario. Esto permite tener modelos por computadora para diseñar paramétricamente las medidas de la mano protésica. Y aquí viene lo sorprendente: gracias a ecuaciones matemáticas que relacionan las dimensiones corporales entre sí, logran obtener en poco tiempo todas las dimensiones necesarias para fabricar una prótesis personalizada mediante impresión 3D.

Historias reales

Pero más allá de los avances tecnológicos y científicos, lo realmente inspirador son las historias personales detrás de estas prótesis. Enzo nos comparte el testimonio de Sandra, una mujer que perdió gran parte de su mano debido a un accidente laboral con una máquina industrial.

Sandra relata cómo vivía en depresión antes de conocer este proyecto e incluso llegó a ocultar sus manos en los bolsillos todo el tiempo. Pero gracias a la prótesis que le proporcionaron, ha vuelto a sentirse empoderada y ha retomado su oficio. La historia de Sandra es solo una de muchas que el equipo de “Dando una mano” quiere seguir contando.

Esta charla me ha dejado con una profunda reflexión. Enzo Romero y su equipo están demostrando que la tecnología puede ser accesible para todos, incluso en países en vías de desarrollo. Han logrado crear prótesis funcionales y personalizadas que permiten la reinserción laboral de las personas amputadas.

Leer también:  Descubre cómo las hormigas en los calzones pueden impulsar tus sueños

Pero más allá de eso, han comprendido la importancia del acompañamiento emocional y físico durante todo el proceso. Han entendido que las prótesis no son solo herramientas físicas, sino también un apoyo moral y económico para quienes las necesitan.

Me siento inspirado por esta iniciativa y quiero compartir su mensaje con todos ustedes. Hagamos eco de estas historias, seamos su voz y sus manos para difundir este increíble proyecto que está cambiando vidas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.