La importancia de garantizar el bienestar infantil en México y el mundo: una perspectiva inspiradora

¡Prepárate para un artículo épico! Me he sumergido en el mundo de las charlas TED y he encontrado una joya: el mensaje inspirador de María Josefina, también conocida como Maripina. Esta directora ejecutiva de Save the Children en México y licenciada en Sociología nos brinda una perspectiva clara y objetiva sobre la importancia de garantizar el bienestar de la niñez tanto en México como

Hola, ¿cómo estás? Hoy quiero contarte sobre un video que acabo de ver en una charla Tedx. La conferencia fue presentada por María Josefina Menéndez Carbajal, y abordó el tema de la crisis planetaria que estamos viviendo como humanidad. Según ella, esta crisis afecta a todos los ámbitos de nuestra vida y una de las manifestaciones más claras es la violencia.

María Josefina menciona que es necesario resignificar el sentido del concepto “nosotros” en nuestra cultura, ya que promueve la discriminación y el individualismo. El concepto de “nosotros” implica pensar en colectividad y entender que si a cada uno le va bien, a todos nos irá bien. Además, destaca que somos una parte pequeña pero importante de algo mucho más grande: la humanidad.

La crisis planetaria

Esta crisis se manifiesta en diferentes ámbitos como lo político, económico y medioambiental. A nivel político y económico hay inestabilidad financiera, desigualdad e incremento del desempleo. En cuanto al medio ambiente, enfrentamos escasez de agua, agotamiento de recursos naturales y fenómenos naturales cada vez más intensos debido al calentamiento global.

La violencia como consecuencia

Pero lo que realmente me impactó fue cuando María Josefina habló sobre la violencia como una consecuencia directa de esta crisis civilizatoria. La violencia se reproduce en distintos canales culturales como la familia o la escuela; se basa en patrones culturales discriminatorios y utiliza el castigo físico y psicológico como forma de educación.

Leer también:  Descubre cómo las palabras y la práctica transforman nuestras vidas

La violencia también es una consecuencia cuando el sistema no resuelve las necesidades básicas de las personas, generando estrés tóxico en el entorno. Esta violencia se ha normalizado tanto que muchas veces la consideramos algo común, como dar una nalgada a un niño o discriminar a alguien por su género.

La violencia hacia los niños y niñas

Pero lo más preocupante es la violencia que sufren los niños y niñas. María Josefina compartió historias desgarradoras de casos reales, donde mencionó nombres ficticios pero representativos. Laura fue violada a los 13 años y ahora enfrenta discriminación en su comunidad; Antonio fue golpeado gravemente en su propia casa; Sandra tuvo que esconderse durante horas mientras el narcotráfico tomaba las calles; Jessica fue separada de su padre en la frontera y vivió condiciones terribles en una casa hogar.

Estos casos son solo algunos ejemplos de la realidad que viven miles de niños y niñas todos los días. La violencia hacia ellos se ha vuelto tan común que se invisibiliza, pero eso no significa que sea menos cruel. En México, más de 2300 niños fueron asesinados en el 2018, superando cifras de zonas de conflicto armado como Siria.

¿Qué podemos hacer para cambiar esta situación?

Afortunadamente, María Josefina nos brinda esperanza al proponer acciones concretas para revertir esta situación. Primero, debemos aceptar a los niños y niñas tal como son, reconociendo su valor y legitimidad como seres humanos. También es importante impulsar su desarrollo holístico, atendiendo sus necesidades físicas, intelectuales, emocionales y espirituales.

Otro aspecto fundamental es promover una cultura de paz, fomentando pautas de crianza con ternura y un trato sensible en todos los ámbitos donde los niños interactúan. Además, debemos cambiar nuestro paradigma como adultos y ver a los niños como sujetos de derechos que merecen participar activamente en la sociedad.

Leer también:  El deporte unificador: Descubre las fascinantes ideas en esta charla

Por último, María Josefina destaca la importancia de crear espacios seguros para los niños y niñas donde puedan experimentar la paz y la igualdad. Estas acciones son el piso mínimo desde el cual podemos comenzar a construir un futuro distinto para ellos.

La crisis planetaria que enfrentamos como humanidad tiene consecuencias profundas en todos los ámbitos de nuestra vida. Una de las manifestaciones más claras es la violencia, especialmente hacia los niños y niñas. Sin embargo, tenemos la capacidad de generar un cambio significativo si asumimos nuestra responsabilidad individual y colectiva.

Es momento de resignificar el sentido del concepto “nosotros” en nuestra cultura, promoviendo una visión basada en la colectividad y el bien común. Debemos aceptar a los niños tal como son, impulsar su desarrollo integral y promover una cultura de paz basada en el respeto mutuo.

Cambiemos nuestra forma de ver y tratar a los niños ya las niñas; cambiemos también nuestra forma de relacionarnos con otros adultos; cambiemos nuestra forma de tratar a las mujeres. Solo así podremos construir un futuro donde la violencia sea cosa del pasado y los niños puedan crecer en un entorno seguro, feliz y lleno de oportunidades.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.