La importancia de la educación en poesía: Descubre el fascinante mundo de Melissa del Mar

Descubre a Melissa del Mar, una poeta y comunicadora que explora el origen, la nostalgia y el olvido en las voces minoritarias. Sumérgete en su fascinante mundo a través de esta charla TED llena de aprendizaje y reflexión.

Hace poco vi un video de una charla TEDx que me dejó pensando en la importancia de la poesía en nuestras vidas. La ponente, Melissa del Mar Pontigo, compartió su visión sobre cómo la poesía puede tener un impacto positivo en nosotros como individuos y como comunidad.

La necesidad social, política y cultural de la palabra poética

Melissa comenzó hablando sobre cómo a veces nos despertamos con una sensación extraña y recurrimos a los libros para solucionarlo. Abrimos sus páginas y nos sumergimos en las palabras, recordándonos que estamos vivos. Aunque no hay evidencia fisiológica que demuestre que el ser humano tiene una necesidad poética, Melissa argumenta que sí tenemos una necesidad social, política y cultural de la palabra poética.

Ella reflexionó sobre una experiencia personal donde consultó a un profesor para mejorar en su materia. El profesor le dijo que dejara de leer poesía porque no le serviría para nada. Esto llevó a Melissa a darse cuenta del impacto positivo que puede tener la poesía en nuestras vidas y decidió dedicar su vida a la creación, difusión y reivindicación de esta forma artística.

¿Qué es la poesía?

Melissa abordó esta pregunta citando al filósofo Jacques Derrida: “Para entender el significado de un concepto no hay que acudir a los diccionarios sino a los hablantes”. Según Luz A. Alvarado, la poesía es un espacio periférico que nos permite ver todo de manera más amplia. Margie Saber la describe como algo que no responde a lo canónico, es revolucionaria. Araceli Mancilla nos dice que la poesía nos permite ser parte de un proceso de revelación y Héctor Artigas comenta que es sinónimo de libertad.

Leer también:  Descubre la Magia de las Danzas Africanas

La poesía puede construir puentes, según Martín Tonal Mayor, y José Manuel Suárez Noriega la define como un diálogo que se construye entre distintas voces. En resumen, la poesía puede ser muchas cosas al mismo tiempo: un espacio para dialogar, conversar, conocernos a nosotros mismos y entender a otros a través de la palabra poética.

Tres elementos fundamentales en la poesía

Melissa identifica tres elementos fundamentales en la poesía que pueden mejorar nuestras interacciones sociales:

1. La oralidad

Según Nadie A. López, la oralidad en la poesía es aquello que se dice en voz alta. Esta característica no solo fue el inicio de la palabra poética, sino también su presente. En tiempos antiguos las personas se reunían para tener acceso al conocimiento transmitido por medio de poemas orales. Hoy en día seguimos reuniéndonos y fortaleciendo nuestros vínculos sociales a través de cantos poéticos, lecturas en voz alta y eventos open mic.

2. El yo poético

Melissa explica que el yo poético no es el propio autor del poema, sino una voz narradora dentro del mismo que permite una comunicación directa entre escritor y lector. A través del yo poético, podemos ejercitar la empatía al sentir lo que el poema nos transmite. No le preguntamos al yo poético sobre su trabajo o posesiones, sino nos dejamos sentir libremente a través de él.

El yo poético también nos permite revertir y reescribir las performatividades impuestas por la sociedad. En lugar de recibir constantemente mensajes sobre ser exitosos acumulando riquezas, la poesía nos invita a explorar nuestra sensibilidad humana y cambiar nuestra forma de percibirnos a nosotros mismos y cómo interactuamos con los demás.

Leer también:  Descubre la magia de los círculos, el diálogo y la restauración

3. Presencia de figuras retóricas

Aunque la poesía se caracteriza por su sensibilidad, no se limita solo a eso. Melissa menciona las figuras retóricas como elementos presentes en los poemas que revelan algo que no estamos viendo en lo cotidiano. Estas figuras retóricas generan “huecos” en el texto que nosotros llenamos con nuestras experiencias y vivencias personales, dando sentido al poema.

Melissa hace referencia a Patrick Johansson quien compara estas figuras retóricas con una chispa generada por la fricción entre sentimiento y razón, iluminando aquello que no estamos viendo claramente. La presencia de estas figuras retóricas nos permite conectarnos con otros seres humanos a lo largo del tiempo y encontrar un eco de nosotros mismos en cada verso.

¿Qué puede hacer la poesía por nosotros?

Melissa reconoce que la poesía no va a detener una bala o cerrar las puertas del transporte público para evitar robos o violaciones. Sin embargo, ella cree firmemente que muchas veces no actuamos conforme a quienes realmente somos, sino a lo que se nos impone desde el sistema político, económico y educativo.

A pesar de esto, la poesía tiene el poder de revertir estas performatividades y recordarnos nuestra humanidad. Juan Gregorio Regino, representante de la literatura mazateca, comparte cómo a través de la poesía su pueblo logró darse cuenta de quiénes eran realmente y afirmar su libertad.

La poesía nos recuerda que somos humanos y nos invita a explorar nuestra sensibilidad, empatía y conexión con los demás. Aunque algunos consideren que no necesitamos la poesía, Alfonso Vargas afirma: “La poesía estaba condenada a existir”, y yo agregaría: “Estábamos condenados a existir porque necesitamos la poesía”.

La charla TEDx de Melissa del Mar Pontigo me hizo reflexionar sobre el impacto positivo que puede tener la poesía en nuestras vidas. La oralidad en la poesía nos permite fortalecer nuestros vínculos sociales, mientras que el yo poético nos invita a sentirnos libres y ejercitar nuestra empatía.

Leer también:  El poder del canto: cómo salvar vidas con la voz

Además, las figuras retóricas presentes en los poemas revelan aspectos ocultos de nuestra realidad cotidiana. La importancia de la palabra poética radica en su capacidad para mostrarnos quiénes somos realmente y cómo podemos interactuar de manera más auténtica con nuestro entorno.

Aunque la poesía no puede resolver todos los problemas del mundo, nos recuerda nuestra humanidad y nos invita a cuestionar las performatividades impuestas por la sociedad. Necesitamos la poesía para recordarnos que somos seres sensibles, empáticos y capaces de construir un mundo mejor.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.