La Importancia de la Salud Mental: Comprender y Apoyar

Descubre el impactante testimonio que cambiará tu perspectiva sobre la salud mental. ¡No te lo puedes perder!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir y que me ha dejado realmente impactado. Me encontré con un video de una charla TEDx en la que un chico llamado Pablo Occimorons cuenta la historia de su hermana Laura, quien vive con el síndrome 22q11.2, una condición genética que afecta a 1 de cada 2.000 recién nacidos y que prácticamente nadie conoce.

El día a día de Laura

Pablo comienza describiendo cómo es el día a día de su hermana. Desde temprano en la mañana, Laura se despierta sintiendo una gran presión en el pecho, como si estuviera ahogándose. Las voces negativas empiezan a invadir su mente, diciéndole cosas terribles y deseando su muerte.

A pesar de esto, Laura intenta llevar una vida normal. Su madre le prepara el desayuno y le da las pastillas para tranquilizarse antes de irse al trabajo. Pero apenas su madre sale del cuarto, las voces vuelven a atacarla sin piedad.

La abuela se queda cuidando a Laura durante el día y trata de distraerla con música, pero las voces siguen presentes. La ansiedad aumenta hasta tal punto que Laura empieza a tirar cosas por todas partes y nada parece calmarla.

Luego viene la culpa por sus acciones impulsivas y destructivas. Cuando llega su hermano después del trabajo e intenta expresarle cómo se siente, no puede hacerlo verbalmente porque no tiene las habilidades sociales necesarias.

Leer también:  Inteligencia Artificial y Consciencia: Reflexiones sobre su impacto y futuro

La vida de Laura se ha reducido a depender completamente de sus padres. No tiene amigos, no sale a la calle y lleva cinco años en esta situación.

Por las noches, su madre le da de cenar, la baña y la acuesta para que pueda dormir. Dormir es el único momento en el que Laura puede estar tranquila y dejar de escuchar esas voces tan crueles.

El impacto en la familia

Pablo nos cuenta cómo esta historia afectó a toda su familia. Desde el momento del diagnóstico de Laura, cuando era solo un bebé, sus padres tuvieron que enfrentarse a una serie de dificultades sin tener ningún referente o apoyo.

Durante los primeros años de vida de Laura, tuvieron que vivir prácticamente confinados debido a los problemas de salud que presentaba. No podían salir con ella a la calle por temor a contagios y tampoco podían recibir visitas ni ir a lugares públicos como parques o cumpleaños.

A medida que Laura crecía, las dificultades aumentaban. Además de los problemas físicos, también se sumaron los problemas en el aprendizaje y las habilidades sociales. Fue víctima de acoso escolar y finalmente fue diagnosticada con esquizofrenia a los 14 años.

Todo esto hizo que Laura perdiera su identidad y las ganas de vivir. Intentó quitarse la vida varias veces e incluso estuvo ingresada en un hospital psiquiátrico.

El descubrimiento del apoyo

Afortunadamente, la familia de Pablo tuvo la suerte de encontrar una asociación llamada Síndrome 22q11 de Andalucía. Participaron en una convivencia con otras familias en su misma situación y fue ahí donde Pablo encontró a personas que comprendían su realidad.

Por primera vez, pudo compartir sus inseguridades, miedos y circunstancias con otros hermanos que estaban pasando por lo mismo. Esto le permitió comprender mejor a Laura y dejar atrás el sentimiento de soledad.

Leer también:  Medicina del Futuro: Avances revolucionarios en atención médica

Pablo también descubrió el poder del arte como forma de conexión con Laura. Durante la cuarentena, crearon un proyecto llamado “El Proyecto Simón”, donde utilizan dibujos y viñetas para hablar sobre salud mental en redes sociales.

Este proyecto no solo ha ayudado a Pablo a conectarse con su hermana, sino que también ha creado una comunidad en línea donde las personas pueden compartir sus propias historias relacionadas con la salud mental.

La importancia del apoyo

A través de estas historias compartidas, Pablo se dio cuenta de que existen muchas situaciones diferentes pero todas tienen algo en común: el dolor y el sufrimiento tanto de las personas afectadas como de sus familias.

También se hizo evidente la falta de comprensión social hacia estas realidades y la escasez de recursos disponibles para brindar una vida digna a estas personas. La falta de psicólogos en la sanidad pública es alarmante y cada día se suicidan 11 personas debido a problemas relacionados con la salud mental.

Pablo nos invita a reflexionar sobre cómo podemos crear entornos seguros donde las personas puedan contar sus historias y mostrar sus vulnerabilidades. No se trata de ser luchadores o guerreros, sino de construir redes de apoyo y cuidado mutuo.

Es importante escuchar y comprender a quienes están pasando por situaciones difíciles en su salud mental. Debemos dejar de invalidar a las personas que piden ayuda con frases como “tienes que ser fuerte” o “ya te enterarás cuando seas mayor”.

Pablo nos invita a dar la mano, a ofrecer nuestro apoyo y a permitirnos recibir ayuda cuando la necesitemos. La idea es construir una comunidad donde podamos compartir nuestras historias y crear un entorno seguro para hablar sobre salud mental.

Leer también:  Avances científicos en ralentizar y revertir el envejecimiento

La historia de Laura nos muestra cómo el síndrome 22q11.2 ha afectado su vida y la de su familia. Pablo Occimorons, hermano de Laura, compartió esta experiencia para visibilizar una realidad poco conocida pero muy presente en nuestra sociedad.

Nos invita a reflexionar sobre la importancia del apoyo emocional y los recursos adecuados para brindar una vida digna a las personas con problemas de salud mental. También nos anima a crear entornos seguros donde podamos compartir nuestras historias sin miedo al juicio o la invalidación.

Demos la mano, construyamos redes de cuidado mutuo y trabajemos juntos para mejorar la situación actual en cuanto a salud mental se refiere. Todos merecemos sentirnos comprendidos, apoyados y valorados en nuestra lucha diaria.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.