La importancia del arte de escuchar – Descubre la charla inspiradora de Horacio Franco

¡Descubre la increíble charla de Horacio Franco, el genio de la flauta de pico!

Hola, soy Horacio Franco, director y músico. Quiero compartir con ustedes varias experiencias que he tenido en mi vida, especialmente en lo que respecta a encontrarme a mí mismo y descubrir mi vocación. Desde niño, a los 11 años, descubrí la flauta dulce, también conocida como flauta de pico. Esta flauta fue introducida en las escuelas secundarias desde los años 30 y se convirtió en el único instrumento con el que tuve contacto. Mi interés por convertirme en pianista surgió cuando escuché a una chica llamada Claudia Aguirre tocar el piano en la escuela secundaria 35 de la Ciudad de México.

Ese día, cuando escuché su interpretación de una sonata de Mozart, experimenté lo que podría llamar una epifanía musical. Esa música maravillosa me reveló algo en mi cerebro y desde ese momento no quise hacer otra cosa más que ser músico. Sin embargo, esta decisión trajo consigo muchos problemas en mi casa.

Mis padres eran personas buenas y querían lo mejor para sus hijos, pero tenían expectativas diferentes para nosotros. Ellos deseaban que nos convirtiéramos en médicos, abogados o ingenieros; carreras consideradas más “seguras” y prestigiosas. Cuando les dije que quería ser músico, reaccionaron negativamente porque no veían eso como una carrera profesional viable.

Me decían: “Primero debes estudiar algo ‘real’ que te dé dinero y estatus”. A pesar de esto, seguí mi camino buscando mis propios medios para seguir mi pasión. Mi sueño de convertirme en pianista se vio frustrado debido a la falta de recursos económicos en mi hogar. Mis padres no podían permitirse comprarme un piano y vivíamos al día, sin dinero extra para lujos.

Leer también:  Combina educación y cultura: la visión innovadora de Juliana Pallares

Finalmente, tuve que conformarme con la flauta dulce y decidí hacer de la música mi profesión principal. También incursioné en la dirección de orquesta y me convertí en maestro del conservatorio. A lo largo de los años, he enfrentado muchos desafíos y obstáculos, pero siempre hice lo que quería hacer.

A pesar de que no tengo grandes riquezas materiales, estoy satisfecho con mi carrera musical. Para mí, el trabajo duro, el esfuerzo y la disciplina son armas fundamentales para lograr nuestros objetivos en la vida. En México vivimos en una sociedad donde las oportunidades están limitadas por factores socioeconómicos y culturales.

Sin embargo, creo firmemente que todos podemos alcanzar cosas importantes si nos esforzamos lo suficiente. La distribución desigual de la riqueza ha sido un problema histórico en nuestro país desde la llegada de los españoles a México hace siglos.

Espero sinceramente que este nuevo gobierno mejore esta situación y logremos una mayor igualdad social y económica. Durante estos tiempos difíciles marcados por el COVID-19, quiero destacar algo importante: cuidar nuestra salud física y mental.

A lo largo de mi vida he aprendido a seguir mis pasiones a pesar de las dificultades y las expectativas de los demás. La felicidad no se encuentra en la riqueza material o la fama, sino en hacer lo que amamos y dar lo mejor de nosotros mismos.

También he aprendido a escuchar a mi cuerpo y cuidar mi salud. Aunque tengamos buena salud, no debemos confiarnos, ya que nadie tiene garantizado estar libre de enfermedades. Debemos alimentarnos bien, hacer ejercicio regularmente y nutrir nuestra mente con cosas que nos gusten.

En conclusión, el camino hacia la realización personal puede ser difícil y lleno de obstáculos, pero si seguimos nuestras pasiones con disciplina y esfuerzo, podemos lograr grandes cosas. No permitas que las expectativas externas te limiten; busca tu propia felicidad y escucha tu cuerpo.

Leer también:  Descubre cómo las ficciones pueden cambiar nuestra realidad

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.