La magia de la creatividad colectiva en los videojuegos

¿Te gusta jugar videojuegos? Descubre el fascinante mundo detrás de ellos en esta inspiradora charla TED.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla TEDx que acabo de ver y que me dejó realmente impactado. Se titula “El poder de la colaboración en la industria de los videojuegos” y fue presentada por Mariano Obeid, un apasionado desarrollador de videojuegos argentino.

Descubriendo una comunidad apasionada

Todo comenzó en el año 2008, cuando Mariano y su grupo de amigos estaban organizando un evento cultural. Querían encontrar contenido interesante para añadir a su quinta edición, así que empezaron a explorar lo que ofrecía la ciudad. Fue entonces cuando descubrieron una comunidad local de desarrolladores de videojuegos en Santa Fe.

Mariano ya había oído hablar sobre este colectivo, pero nunca había tenido la oportunidad de involucrarse con ellos. Hasta ese momento, tenía la idea equivocada de que los videojuegos eran creados exclusivamente por extraterrestres o japoneses. Sin embargo, al asistir a un ciclo de charlas organizado por esta comunidad, su perspectiva cambió por completo.

Un evento inspirador

Mariano describe cómo quedó impresionado al llegar al evento en el Centro Cultural San Martín. Estaba lleno de gente entusiasta y había numerosos stands con demostraciones y productos relacionados con los videojuegos. Recuerda especialmente haber visto un cartucho original del Nintendo DS expuesto en uno de los stands.

Fue allí donde se dio cuenta de que no solo existían personas normales creando estos juegos, sino también talentosos desarrolladores locales. Esta revelación marcó un antes y un después en su vida.

Leer también:  Scat Singing: Descubre la transformación profunda de Verania Luken en el mundo del jazz

De aprendiz a emprendedor

Motivado por esta nueva perspectiva, Mariano decidió involucrarse más con la comunidad de desarrolladores de videojuegos. Pocos meses después, tuvo la oportunidad de participar en un desafío organizado por la asociación local de desarrolladores, donde debían crear un prototipo de juego.

Aprovechando su habilidad para programar en Flash, Mariano se asoció con Andrés Miranda y juntos fundaron su propio estudio de desarrollo de videojuegos en febrero de 2009. Durante ese año, trabajaron arduamente en su primer juego, buscando constantemente el apoyo y los consejos de la comunidad a través del foro y la asociación.

El crecimiento y los desafíos

A medida que pasaba el tiempo, el estudio comenzó a ganar reconocimiento y obtuvo varios clientes importantes. Incluso lograron exportar sus juegos al extranjero. Sin embargo, no todo fue fácil para Mariano y Andrés.

Experimentaron momentos difíciles cuando uno de sus proyectos salió mal y perdieron a uno de sus clientes europeos. Además, el canal estadounidense con el que habían trabajado también cambió internamente y perdiendo todos los contactos que habían establecido previamente.

Durante estos años complicados, tuvieron que aprender a sobrevivir gracias al apoyo temporal ofrecido por otros estudios locales mientras esperaban nuevos proyectos. Aunque temían volver a crecer debido a las malas experiencias pasadas, supieron aprovechar la colaboración con otros estudios para complementar sus capacidades y buscar nuevos talentos.

La importancia de la colaboración

Mariano destaca que su actitud colaborativa no fue una elección consciente, sino algo que se le impuso debido a las circunstancias. Sin embargo, esta mentalidad se contagió rápidamente entre los desarrolladores de videojuegos en Argentina.

Él mismo ha sido presidente de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos desde enero de este año. Esta asociación organiza eventos y trabaja para promover políticas públicas favorables al crecimiento de la industria. Mariano enfatiza que cuando hay líderes dispuestos a trabajar por el bien común, la industria crece más rápido.

Leer también:  Recuperando el idioma Kichwa a través de la música

Esta charla TEDx nos muestra cómo el poder de la colaboración puede transformar una industria. Mariano Obeid nos inspira a compartir conocimientos, apoyarnos mutuamente y trabajar juntos hacia un objetivo común.

Aunque él habla desde su experiencia en la industria del desarrollo de videojuegos, estas lecciones pueden aplicarse a cualquier ámbito laboral. La colaboración no solo beneficia a los demás, sino también a nosotros mismos al permitirnos aprender y crecer constantemente.

Así que te invito a reflexionar sobre cómo puedes implementar una mentalidad colaborativa en tu vida profesional y personal. Juntos podemos lograr grandes cosas si nos apoyamos mutuamente.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.