La nueva era laboral: Conviviendo con algoritmos

Descubre cómo la convivencia con los algoritmos en el mundo laboral puede cambiarlo todo. Ven y déjate cautivar por el impactante mensaje de Lucía Velasco en su inspiradora charla TED.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo lo que he aprendido de una charla Tedx muy interesante llamada “Automatización y el futuro del trabajo”. La ponente, Lucía Velasco, nos habló sobre cómo la automatización ha cambiado la forma en que funcionan las fábricas y cómo esto ha afectado a las personas trabajadoras.

La automatización en las fábricas

Lucía comenzó explicando cómo solíamos imaginar una fábrica: un espacio industrial donde las personas trabajaban y tenían un oficio que les permitía tener un trabajo estable. Sin embargo, con el avance de la tecnología, las fábricas han cambiado drásticamente. Ahora están dominadas por robots y la automatización ha desplazado a muchas personas de sus puestos de trabajo.

En los últimos años, hemos experimentado dos revoluciones industriales: la tercera y la cuarta. Estas revoluciones han aumentado enormemente nuestra capacidad de computación y conexión, lo que ha llevado al desarrollo de algoritmos e Internet de las cosas. Si bien esto trae muchos beneficios, también ha llevado a que los robots sean más baratos que las personas.

El impacto social

Este cambio hacia una mayor automatización ha tenido un impacto social significativo. Las personas se han visto privadas no solo de su sustento económico, sino también de su capacidad para construir una vida digna y perseguir sus sueños. Además, el trabajo está estrechamente vinculado a nuestra identidad personal en nuestras sociedades.

Leer también:  América Latina: oportunidad única para reinventarse

Cuando se le pregunta a alguien quién es, generalmente responde con su profesión. Pero cuando las personas son despojadas de su trabajo debido a la automatización, se crea un importante shock social que puede llevar a la desesperación y a una disminución en la esperanza de vida.

Además, este impacto negativo en las personas también ha generado un rechazo hacia la tecnología, conocido como tecnofobia. Este fenómeno está estrechamente relacionado con el surgimiento del populismo en algunos lugares donde las fábricas han sido automatizadas y las personas se han quedado sin oportunidades laborales.

Automatización en el ámbito laboral

A pesar de los desafíos que plantea la automatización, Lucía nos anima a verla como una nueva oportunidad. La automatización no solo afectará a las fábricas, sino también al entorno laboral en general. Esta vez, sin embargo, tenemos la oportunidad de hacerlo bien.

Nuestra tarea es asegurarnos de que esta incorporación tecnológica no signifique el despido masivo de personas y que no nos veamos relegados detrás de las máquinas. En cambio, debemos utilizar la tecnología para ser más productivos y generar nuevos espacios laborales y servicios.

Hacia una transición justa

Lucía propone tres cosas fundamentales para lograr una transición justa hacia esta nueva era tecnológica:

  1. Aceptar el cambio: Debemos entender que el progreso tecnológico es inevitable y estar abiertos a adaptarnos a él.
  2. Aprender constantemente: Las habilidades tienen una duración cada vez más corta, por lo que debemos estar dispuestos a aprender nuevas competencias digitales y fortalecer aquellas en las que los humanos somos mejores que las máquinas, como la flexibilidad y la capacidad de trabajar en equipo.
  3. Centrarnos en lo importante: La vida no debe girar únicamente en torno al trabajo. Debemos recordar que el propósito de la tecnología es hacernos la vida más fácil para que podamos dedicar más tiempo a lo realmente importante: nuestras relaciones personales y nuestra propia felicidad.
Leer también:  Descubre cómo el arte y la cultura generan ingresos

La automatización está cambiando rápidamente nuestro mundo laboral. Si bien esto plantea desafíos significativos, también nos brinda una nueva oportunidad para repensar cómo queremos incorporar la tecnología en nuestras vidas. Es crucial hacerlo de manera ética y humanista, poniendo a las personas por encima de las máquinas.

Aceptar el cambio, estar dispuestos a aprender constantemente y centrarnos en lo verdaderamente importante nos ayudará a aprovechar al máximo esta nueva era tecnológica sin dejar atrás a nadie. El futuro del trabajo depende de nosotros y nuestra capacidad para abrazar este cambio con responsabilidad y empatía.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.