La otra pandemia: cómo las fake news afectan a nuestra sociedad

Imagínate que estás tomando un café conmigo, tu amigo cercano, y te cuento sobre esa increíble charla TED que acabo de ver. Irina, la ponente, nos habla de las “fake news” y cómo estas pueden influir en nuestras vidas de maneras inesperadas. Te prometo que te resumiré todo lo que he aprendido de una manera divertida y concisa. Además, te

¡Vaya charla interesante y reveladora! Hoy quiero compartir contigo lo que he aprendido al ver un video de una charla Tedx llamada “El virus del odio: cómo la desinformación nos afecta en tiempos de pandemia”. La ponente, Irina Sternik, nos ha llevado a reflexionar sobre el impacto de las noticias falsas y la desinformación en nuestras vidas durante la pandemia.

La realidad superando la ficción

Irina comienza su charla mencionando cómo la realidad ha superado cualquier ficción que pudiéramos imaginar. En medio de la pandemia, mientras luchábamos por conseguir alimentos básicos, comenzaron a surgir las fake news o noticias falsas. Sin embargo, ella prefiere llamarlo desinformación, ya que va más allá de simples mentiras.

Uno de los ejemplos que menciona es cuando escuchó a alguien decir que la pandemia nunca existió. Al día siguiente, abrió el periódico y se encontró con un artículo titulado “La pandemia nunca existió”. Esto demuestra cómo se utiliza la negación como una estrategia para evitar enfrentar situaciones dolorosas como esta pandemia que ha afectado tanto nuestra economía como nuestra salud mental.

Leer también:  El árbol robot: Explorando la naturaleza y tecnología para cambiar el mundo

De empatía a indiferencia

Irina nos recuerda aquellos días en los balcones aplaudiendo al personal médico en España y cómo todos éramos empáticos y solidarios. Sin embargo, cuando llegó el momento de enfrentar nosotros mismos el encierro y las pérdidas humanas en Argentina, esa empatía pareció desvanecerse rápidamente. Nos volvimos insensibles a la muerte, contando los fallecidos como si fueran simples números.

Para escapar de esta realidad tan abrumadora, muchos optamos por apagar las noticias y sumergirnos en el mundo del entretenimiento, como Netflix. Sin embargo, incluso con todos nuestros esfuerzos por evitarlo, la pandemia seguía afectándonos a todos. Familiares, amigos e incluso personas cercanas comenzaron a fallecer debido al virus.

El virus del odio

No solo nos enfrentamos al virus de la Covid-19, sino también al “virus del odio”. Irina destaca cómo este virus se ha propagado a través de las fake news y el consumo irresponsable de información en internet. Muchas veces, este odio se oculta detrás de perfiles anónimos que actúan desde la oscuridad de la red.

Además, también existe una relación directa entre el odio y las noticias que consumen nuestras familias y amigos. ¿Cuántas veces nos hemos distanciado de personas cercanas debido a diferencias en cuanto a información sobre la pandemia?

Asumiendo mi rol como informadora

Irina comparte su experiencia personal al tener que informar sobre la pandemia en su trabajo. Aunque inicialmente no quería hacerlo debido a su especialidad en tecnología, tuvo que adaptarse a esta nueva realidad y comenzar a investigar y entrevistar expertos para brindar información precisa.

Ella describe cómo pasó meses yendo solo del trabajo a casa mientras informaba diariamente sobre los avances del virus y las vacunas tanto en Argentina como en otros países. Además, se convirtió en una movilera en los vacunatorios, presenciando tanto la alegría de las personas al recibir la vacuna como las trampas y el odio que surgieron en torno a ella.

Leer también:  Neurofinanzas: Descubre el poder de tu cerebro para mejorar tus finanzas

El poder de la desinformación

Irina destaca cómo las noticias falsas han generado malestar y división en la población. Estas noticias se basan principalmente en estar en contra de los gobiernos y la ciencia. La Organización de las Naciones Unidas incluso ha llamado a este fenómeno “infodemia”.

Es importante entender que el verdadero veneno no son las vacunas, sino la información falsa que circula sobre ellas. Irina nos invita a ser conscientes de los mecanismos de manipulación presentes en los medios y a investigar antes de compartir cualquier contenido dudoso.

Estrategias para combatir la desinformación

Irina comparte algunas estrategias para lidiar con las noticias falsas y ser consumidores responsables de información:

  • P.I.B.E: Investigar, buscar nexos con fuentes confiables, establecer relaciones entre diferentes informaciones.
  • Silencio: No opinar ni compartir información falsa.
  • No repetir: Evitar afirmaciones negativas o mentiras.
  • Sandwich de verdad: Enmarcar una mentira entre dos verdades para resaltar lo falso sin afirmarlo directamente.

Todas estas estrategias nos ayudan a ser más conscientes y a diferenciar la información verídica de la desinformación.

Conclusión: Vacunados contra el odio

En resumen, esta charla nos ha mostrado cómo la desinformación y las noticias falsas han sido un virus más durante la pandemia. Nos hemos enfrentado al “virus del odio”, que se basa en estar en contra de los gobiernos y la ciencia. Sin embargo, podemos combatirlo siendo informados, responsables y solidarios.

No solo debemos vacunarnos físicamente, sino también mentalmente contra las fake news. Debemos ser conscientes de los mecanismos de manipulación presentes en los medios y aprender a verificar la información antes de compartirla. Juntos, podemos crear un mundo más seguro y confiable para todos.

Leer también:  Rompiendo mitos de la protesta no violenta: Descubre el poder de la acción ciudadana

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.