La receta secreta para ser un payaso de hospital

Descubre la receta secreta para llevar la alegría y la risa al Hospital Universitario. ¡Prepárate para reír y emocionarte!

Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir y que me ha dejado completamente sorprendido. Se trata de una charla TEDx que vi recientemente, impartida por la Asociación Payapeutas. No sé si has oído hablar de ellos, pero déjame decirte que son unos payasos muy especiales.

¿Por qué ser payaso?

El video comienza con un diálogo entre dos personas: uno de ellos es un escéptico y el otro es un apasionado payaso. El escéptico no entiende cómo alguien puede tomarse en serio ser payaso, mientras que el apasionado defiende la importancia de conectarse con nuestro niño interior y ver el mundo a través de los ojos del asombro.

Ambos personajes llevan puestos sus trajes coloridos y narices rojas, lo cual podría parecer ridículo para algunos, pero según el apasionado payaso eso es precisamente lo que hace su labor tan especial. Él afirma que ser payaso es como dibujar arcoíris en la vida de las personas, alquimistas emocionales capaces de transformar cualquier situación en algo mágico.

La receta para ser un payaso de hospital

Pero lo más interesante viene después: nos revelan la receta para convertirse en un verdadero payaso o payasa de hospital. Los ingredientes incluyen una pizca de ridículo, mucha ilusión, optimismo, formación en artes escénicas y risoterapia, ganas infinitas de jugar y un traje elegante con todos sus complementos. Pero eso no es todo, también necesitarás un ovillo de hilo mágico e invisible para enredar a las personas y una buena dosis de escucha activa.

Leer también:  Descubre la increíble historia de un cineasta y su documental

La receta continúa con ingredientes sorpresa, como música y silencios espolvoreados. Además, se menciona la importancia de la empatía, la sensibilidad y la entrega generosa por los demás. También se sugiere añadir a la receta periodistas y fotógrafos de calidad, así como colaboraciones con asociaciones de payasos y profesionales del ámbito sociosanitario.

Cómo cocinarlos

Pero tener los ingredientes no es suficiente, también hay que saber cómo cocinarlos. La charla nos explica el modo de elaboración o intervención que sigue un payaso de hospital. Primero se debe informar a la gerencia del hospital y obtener su autorización. Luego se calientan los “hornos” en las diferentes áreas del hospital: pediatría, sala de espera, geriatría, etc.

Los payasos entran en acción adaptándose a cada situación específica. Comienzan por visitar el aula hospitalaria y luego van pasando por las habitaciones del hospital según lo recomienden los profesores y profesoras del lugar. Su objetivo principal es alegrar el día tanto a niños como adultos que están pasando por momentos difíciles.

Beneficios comprobados

Y aquí viene lo más interesante: según numerosas publicaciones científicas citadas durante la charla, ser payaso de hospital tiene beneficios comprobados para nuestra salud física y emocional. La risa y la ilusión generan impulsos eléctricos en nuestro cerebro que mejoran el rendimiento cardiovascular, las funciones digestivas y las endocrinas. Además, estimulan la producción de sustancias naturales que disminuyen la ansiedad y alivian el dolor.

En resumen, ser payaso de hospital es mucho más que simplemente hacer reír a los demás. Es una forma de conectar con nuestra esencia más pura, de contagiar alegría y esperanza a quienes más lo necesitan. Y aunque pueda parecer una tarea difícil o incluso ridícula para algunos, los beneficios son innegables.

Leer también:  Descubriendo la Colombia inexplorada: Transformando la sociedad y sanando heridas a través de la fotografía

Así que te invito a dejar volar tu imaginación y permitirte ser un poco payaso cada día. Quién sabe, tal vez descubras una nueva forma de ver el mundo y encuentres en ello una fuente inagotable de felicidad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.