La salud como negocio: Descubre cómo hacer el bien puede ser rentable

¿Conoces a Juan David? Descubre cómo su experiencia en el sistema de salud puede cambiar tu perspectiva. No te pierdas su charla TEDx.

Hace poco tuve la oportunidad de ver una charla Tedx que me dejó realmente impactado. El autor, Juan David Escobar, comenzó compartiendo algunas estadísticas realmente alarmantes: según la Organización Mundial de la Salud, en el año 2014 murieron 17 millones y medio de personas por infarto, y actualmente hay 420 millones de personas en el mundo que sufren diabetes. En Colombia, solo el año pasado hubo más de 300 mil casos de infartos. Estas cifras son simplemente escalofriantes.

Pero lo más impactante es cuando Juan David nos recuerda que detrás de estos números hay historias reales, amigos, familiares que hemos perdido debido a estas enfermedades. Él mismo ha experimentado esto en su propia familia: dos tíos, una hermana y su madre han fallecido a causa de un infarto en los últimos meses. Es difícil no sentir empatía ante esta situación tan dolorosa.

Un problema real

Juan David nos hace reflexionar sobre algo muy importante: esto no es solo un problema estadístico o económico, sino algo que nos está matando literalmente. Según la OMS, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte a nivel mundial. Solo en Colombia murieron 30 mil personas por infarto el año pasado; eso equivale a todas las vidas perdidas durante los últimos 60 años del conflicto armado.

Esta problemática ha sido recurrente en la vida familiar y profesional del autor. Creció rodeado de discusiones sobre política pública y desarrollo social relacionados con la salud. Su padre era profesor universitario dedicado al bienestar humano y su madre trabajó en una caja de compensación para mejorar la calidad de vida de muchas personas. Estos valores lo impulsaron a convertirse en ingeniero industrial y crear una compañía que utiliza inteligencia artificial y análisis de datos para predecir infartos y accidentes cerebrovasculares.

Leer también:  Genera ingresos en un mundo sin empleo: Cómo desarrollar las habilidades clave para el futuro laboral

La salud como negocio

Aquí es donde Juan David plantea algo que puede resultar incómodo para muchos: ¿por qué nos molesta pensar en la salud como un negocio? Aceptamos con normalidad que las tabacaleras y la industria alimentaria generen ingresos a costa de nuestra enfermedad, pero nos incomoda pensar que los profesionales de la salud también puedan beneficiarse económicamente.

El autor argumenta que el sector salud actualmente vive de la enfermedad. Las aseguradoras restringen el acceso a medicamentos y tratamientos, los hospitales se enfocan en facturar por eventos médicos, y la industria farmacéutica ha desarrollado moléculas costosas con resultados cuestionables. Pero no solo son responsables estos actores, sino también nosotros mismos al descuidar nuestra alimentación y creer que pagando un seguro estamos protegidos.

Incentivos mal alineados

Juan David deja claro que no se trata solo de señalar culpables, sino de reconocer los incentivos mal alineados dentro del sistema. Después de siete años trabajando en este sector, afirma haber conocido a los mejores seres humanos comprometidos con el cuidado y bienestar de las personas. Sin embargo, deben enfrentar dilemas éticos difíciles debido a recursos escasos.

Para cambiar esta situación, el autor propone dos pasos fundamentales: redefinir lo que es un buen negocio y reconocer que la salud debe ser un negocio legítimo centrado en el impacto y desarrollo social. Además, debemos aceptar que la creatividad y la innovación son necesarias para solucionar los problemas complejos del sector.

Salud como prioridad

Finalmente, Juan David nos invita a hacer un gran pacto como sociedad para poner la salud como nuestra prioridad número uno. Debemos entender que aquellos que apuestan por una alimentación sana y el deporte están en el negocio de la salud. Todos debemos enfocarnos en hacer de la salud el mejor negocio para todos.

Leer también:  Reconciliando intereses: Desarrollo y conservación en Colombia

La charla de Juan David Escobar nos confronta con una realidad alarmante: las enfermedades cardiovasculares están causando millones de muertes alrededor del mundo. Pero más allá de las estadísticas, nos recuerda que detrás de cada número hay historias personales y seres queridos perdidos.

Nos hace reflexionar sobre cómo hemos permitido que la industria tabacalera y alimentaria se beneficien económicamente a costa de nuestra salud, mientras nos incomoda pensar en profesionales dedicados al bienestar también puedan obtener ganancias.

Sin embargo, Juan David plantea que esto no es solo responsabilidad de unos pocos actores; es un problema sistémico con incentivos mal alineados. Propone redefinir lo que consideramos un buen negocio y reconocer que la salud debe ser uno legítimo centrado en generar impacto positivo.

Nos invita a hacer un gran pacto como sociedad para poner la salud como nuestra prioridad número uno, y entender que aquellos que apuestan por una vida saludable están en el negocio de la salud. Todos debemos enfocarnos en hacer de la salud el mejor negocio para todos.

Después de ver esta charla, me he dado cuenta de lo importante que es cambiar nuestra perspectiva sobre la salud y tomar acción tanto a nivel personal como colectivo. La salud no puede ser solo un tema de estadísticas y números, sino algo que nos concierne a todos y que merece toda nuestra atención.

Así que te invito a reflexionar sobre esto y a comenzar a tomar decisiones más conscientes con respecto a tu propia salud. Recuerda que cada pequeño cambio cuenta y puede marcar una gran diferencia en tu bienestar general.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.