Las voces artificiales: explorando su capacidad de cantar

Descubre cómo la tecnología de voces artificiales se está integrando en la música y la creatividad en una fascinante charla TED.

Hola, ¿cómo estás? Hoy quiero compartir contigo algo sorprendente que descubrí en un video de una charla TEDx. Se trata de cómo la voz artificial está revolucionando nuestra forma de comunicarnos y expresarnos. El autor de esta charla, Jordi Janer, nos muestra cómo a pesar de todos los avances tecnológicos que hemos tenido como sociedad, la voz sigue siendo el principal medio de comunicación entre las personas.

La versatilidad de la voz

Nuestra voz es increíblemente versátil y nos permite transmitir mucha información más allá del significado literal de las palabras que decimos. El tono, la intensidad y la velocidad con la que hablamos añaden elementos expresivos al mensaje que estamos transmitiendo.

Además, Jordi nos explica cómo se genera la voz: cuando el aire sale impulsado de nuestros pulmones y atraviesa nuestra laringe, hace vibrar nuestras cuerdas vocales. Estas cuerdas son pliegues que se abren y cierran a una velocidad asombrosa (de 60 a 1000 veces por segundo en el caso de una soprano). Luego, esta onda acústica atraviesa nuestro tracto vocal (formado por nuestra lengua, boca y demás) para generar los diferentes sonidos vocales.

Pero ¿qué pasa si queremos crear una voz artificial? En este caso no estamos imitando el aparato fonador humano; lo que intentamos es reconstruir la onda acústica producida por este aparato para lograr una señal lo más similar posible a una grabación real.

Leer también:  Paisajes invisibles: Descubriendo la belleza oculta de los territorios

Creando voces artificiales

Jordi y su equipo llevan años trabajando en el desarrollo de tecnologías que les permitan generar voces artificiales cantadas con todas las posibilidades de expresión musical. Imagina poder crear canciones a partir de una partitura y escucharlas interpretadas por una soprano virtual o la voz de un castrato.

Además, nos plantea otras posibilidades fascinantes, como revivir la voz de un actor famoso para generar diálogos en una nueva película o incluso tener nuestra propia voz artificial que responda llamadas telefónicas. También se menciona la idea de crear una voz artificial capaz de doblar contenidos en otros idiomas.

Pero ¿cómo se logra esto? Los métodos utilizados se basan en lo que llamamos aprendizaje automático. Estos algoritmos analizan grandes cantidades de datos (grabaciones de voz y texto) para identificar patrones en las características acústicas, como entonación, velocidad, etc.

Hasta ahora, estos métodos requerían al menos una hora de grabación para conseguir una voz artificial con cierta expresividad. Sin embargo, investigadores alrededor del mundo están desarrollando sistemas con los que bastarían pocos minutos de grabación para crear una nueva voz artificial.

Ejemplos prácticos

Jordi nos muestra algunos ejemplos fascinantes del trabajo realizado por su equipo. Han creado distintas voces artificiales, como Maika, una cantante virtual con la cual los usuarios pueden crear nuevas canciones. También participaron en una campaña publicitaria donde los fans de la Oreja de Van Gogh podían componer letras que luego eran cantadas por una voz artificial encima de la música del grupo.

Pero para apreciar realmente las posibilidades expresivas de una voz artificial, es mejor escuchar un ejemplo concreto. En el video, Jordi toma la voz de tres oradores que no son especialmente buenos cantantes y los hace cantar una canción desde cero, es decir, una canción que nunca habían grabado antes. El resultado es sorprendente: estas voces artificiales logran interpretar la canción con gran precisión y emoción.

Leer también:  Cómo la comedia cambió mi vida - Descubre el impacto terapéutico del Stand-Up Comedy

El debate ético

Como era de esperarse, el avance en voces artificiales junto a los últimos desarrollos en inteligencia artificial plantea debates éticos sobre la autenticidad y privacidad en nuestra sociedad del futuro. La pregunta es si queremos superar nuestra reticencia a sintetizar algo tan íntimo y personal como la voz o si realmente nos asusta la posibilidad de no poder distinguir lo real de lo artificial.

Creatividad e innovación

Pero más allá de estos dilemas éticos, también es importante aprovechar las posibilidades creativas que nos brindan las nuevas tecnologías para crear nuevas formas culturales. A fin de cuentas, esto es algo que hemos estado haciendo desde los inicios de la humanidad.

Para finalizar su charla, Jordi nos deja con una pregunta interesante: ¿iríamos a un concierto donde David Bowie presentara su nuevo álbum creado con una voz artificial? Nos invita a reflexionar sobre cómo estas innovaciones pueden transformar la forma en que disfrutamos de la música y las experiencias artísticas.

La voz artificial está revolucionando nuestra forma de comunicarnos y expresarnos. A través del aprendizaje automático, los investigadores han logrado desarrollar tecnologías capaces de generar voces artificiales con gran expresividad a partir de grabaciones reales. Esto abre un mundo de posibilidades creativas y culturales, pero también plantea debates éticos sobre la autenticidad y privacidad. La clave está en aprovechar estas nuevas herramientas para potenciar nuestra creatividad e innovación sin perder nuestra esencia humana.

¡Hasta pronto!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.