Liberando tu mente: el poder del purgante mental

Prepárate para un viaje de aprendizaje y reflexión con Daniel, un director de animación que nos invita a purgar nuestra mente y deshacernos del exceso de información que nos angustia. En este artículo, te contaré todo lo que he aprendido al ver su charla TED y cómo podemos enfocarnos en nuestro bienestar en este tiempo de encierro y pandemia. ¡No te lo pierdas!</p

Hola, ¿cómo estás? Hoy quiero compartir contigo algo que descubrí en un video de una charla Tedx que vi recientemente. Se trata de una charla del autor Daniel Jacome, quien nos habla sobre la importancia de cuidar nuestra mente y cómo podemos hacerlo a través de la creatividad.

La importancia de cuidar nuestra mente

En su charla, Jacome comienza hablando sobre cómo solemos prestar atención a lo que consumimos físicamente, como los alimentos que ingerimos diariamente. Sin embargo, no siempre somos conscientes de lo que consumimos mentalmente. Nuestra mente también necesita ser purgada y liberada de pensamientos negativos y emociones tóxicas.

Nuestro cerebro es considerado nuestro segundo cerebro y está constantemente procesando información, estímulos emocionales y sensaciones. Pero ¿qué pasa con nuestro primer cerebro? ¿Qué hacemos para cuidarlo?

El impacto actual en nuestras mentes

Jacome menciona cómo la situación actual ha cambiado nuestras vidas drásticamente y ha aumentado el tiempo que pasamos expuestos a las pantallas. Esto puede tener un efecto negativo en nuestras mentes, haciéndonos más sensibles e intolerantes ante ciertos estímulos.

El autor relata su propia experiencia durante el confinamiento, donde comenzó a experimentar emociones negativas como miedo e ira debido a la incertidumbre y la imposibilidad de llevar una vida normal. Se sentía ansioso e incómodo sin saber exactamente por qué.

Leer también:  Soluciones sostenibles para problemas reales de la sociedad: El papel de los jóvenes en la innovación y el emprendimiento

Purgando nuestras mentes

Ante esta situación, Jacome decidió buscar una solución sostenible para su bienestar mental. Se inspiró en el teatro griego, donde las personas podían purgar sus emociones sin filtros ni juicios a través de la actuación. Decidió dividir este proceso en tres actos.

En el primer acto, comenzó a escribir todo lo que pasaba por su mente. Aunque esto ayudaba a liberar algunos pensamientos, aún sentía que estaba atrapado en el pasado.

En el segundo acto, tomó esos escritos y los transformó en canciones asociadas con las emociones que experimentaba. Utilizó su guitarra como un puente para vomitar todas esas emociones sin censura ni juicio.

Pero Jacome enfatiza que no es necesario ser un artista para purgar nuestras mentes. Todos tenemos una capacidad creadora, ya sea haciendo máscaras, velas o pasteles; bailando o creando cualquier otra cosa que nos permita expresarnos y liberar nuestras emociones.

Abrirse a nuevas formas de expresión

En el tercer acto de su experimento personal, Jacome se aventuró en un medio nuevo: la ilustración. Creó dibujos abstractos que le permitieron seguir abstrayendo sus pensamientos negativos y depositarlos fuera de sí mismo. Esta práctica le brindó una sensación de paz y tranquilidad.

Jacome destaca dos aprendizajes importantes de este experimento: primero, los pensamientos negativos y la atención emocional no son fáciles de limpiar; pueden esconderse y aparecer nuevamente. Cuanto más los abstraigamos y depositemos en algo externo, más posibilidades tenemos de sentirnos en paz.

El segundo aprendizaje es la importancia de la colaboración y la conexión humana. A través de su experimento, Jacome pudo conectar con otros artistas que se sintieron identificados con sus escritos y crearon melodías para acompañarlos. Lo que comenzó como una purga personal se convirtió en una creación colectiva.

Leer también:  Descubre cómo transformar tu conducta a través de la ética

Cuidar nuestra mente es tan importante como cuidar nuestro cuerpo. Necesitamos encontrar formas saludables de purgar nuestras emociones negativas y liberarnos del estrés diario.

Todos tenemos una capacidad creadora que nos permite expresarnos y conectarnos con los demás. Ya sea a través del arte, la música o cualquier otra forma de expresión, podemos encontrar nuestra propia “leche de magnesia” para mantenernos cuerdos y saludables en estos tiempos difíciles.

Así que te invito a prestar atención a lo que consumes mentalmente, darle un descanso a tu mente cuando sea necesario y buscar formas creativas de purgar tus emociones negativas. Recuerda que todos somos capaces de crear y colaborar para construir vínculos significativos.

Cuida tu mente tanto como cuidas tu cuerpo. ¡Tú tienes el poder!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.