Liberando tu potencial a través de la danza y el arte

¡Hola! ¿Te gustan las charlas TED? A mí me encantan, siempre aprendo algo nuevo. Esta vez he visto una charla muy interesante sobre la importancia de replicar plataformas de empoderamiento en mujeres y niñas a través de la danza, el arte y la creatividad.

En mi artículo te resumo lo que he aprendido. Descubre cómo la danza puede empoderarnos. ¡No te

Hola, déjame contarte sobre este increíble video de una charla TEDx que vi recientemente. Se trata de una mujer llamada Melania Fernández, y su historia es realmente fascinante. Desde que nació, ella ha sido una persona muy activa y siempre le ha encantado moverse. Incluso cuando era pequeña, solía correr por los pasillos del supermercado haciendo vueltas de carreta.

Esta energía inquieta la llevó a tomar la decisión hace 10 años de dejar su trabajo en banca para dedicarse al baile. Cambió sus vestidos formales por enaguas y tacones, y fundó una escuela donde ahora baila y da clases todos los días. A través de estos años, Melania ha tenido contacto con al menos 50 estudiantes diferentes cada día.

Empoderando a las mujeres

A lo largo del tiempo, Melania se dio cuenta de algo importante: a través de las clases, conversaciones y actividades que planeaban en su escuela, habían logrado empoderar a muchas mujeres. Desde niñas pequeñas hasta adultas mayores, estas mujeres ganaron confianza en sí mismas y se volvieron más fuertes.

Incluso han ayudado a algunas mujeres a encontrar la felicidad nuevamente en sus vidas. Un ejemplo conmovedor es el caso de una alumna queridísima de 13 años que luchaba contra el cáncer. La escuela se convirtió en un ancla para ella durante su batalla contra esta enfermedad.

Leer también:  El poder transformador de la música: cómo romper barreras y cambiar vidas

La importancia de los espacios educativos no tradicionales

Melania cree firmemente en la importancia de los espacios educativos no tradicionales como plataformas para empoderar a las personas. Estos espacios son subestimados con frecuencia, pero ella piensa todo lo contrario: son sumamente importantes.

Según Melania, estos espacios deben cumplir con cuatro características clave. La primera es que sean espacios de comunidad y colaboración. Ella se emociona al ver cómo estudiantes de diferentes edades se ayudan mutuamente y aprenden juntos.

Otra característica importante es que estos espacios deben ser liderados por personas que entiendan las necesidades individuales de cada estudiante. Todos aprendemos de manera diferente, ya sea a través de instrucciones verbales, música o demostraciones visuales. Es fundamental respetar estas diferencias.

La tercera característica que Melania destaca es que estos espacios deben enfocarse en la excelencia y no en la perfección. Los procesos de enseñanza basados en la búsqueda de la perfección pueden resultar frustrantes e incluso angustiantes para los estudiantes. En cambio, centrarse en alcanzar la excelencia permite desarrollar disciplina y esfuerzo dentro del marco de nuestras propias capacidades.

Por último, pero no menos importante, Melania cree firmemente que para empoderar a las personas debe existir el reto. No se trata solo de hacer movimientos complicados o acrobacias impresionantes, sino más bien brindarles desafíos donde se sientan capaces y libres.

Demostrando el poder del movimiento

Melania concluye su charla invitando a un grupo adolescente llamado “El Ensamble” a presentar una coreografía inspirada en la búsqueda de la autenticidad fuera de los marcos de la sociedad. Han estado discutiendo cómo se perciben a sí mismas y han creado una interpretación única basada en un autorretrato de Vincent van Gogh.

Leer también:  Banda de música y comunidad: el fascinante mundo de Gran Sur

Antes de despedirse, Melania decide compartir su propio movimiento con el público. Ella siente que a través del movimiento puede expresarse y llegar más lejos. Su pasión por el baile es evidente en cada palabra que pronuncia.

Esta charla TEDx fue realmente inspiradora para mí. Melania Fernández nos mostró cómo los espacios educativos no tradicionales pueden ser poderosos para empoderar a las personas, especialmente a las mujeres. Nos recordó la importancia de fomentar comunidades colaborativas, entender las necesidades individuales, buscar la excelencia en lugar de la perfección y brindar desafíos significativos.

A través del movimiento, podemos conectar con nuestra verdadera esencia y encontrar nuestra autenticidad. Así como Melania y su escuela han impactado positivamente tantas vidas, todos tenemos el poder de influir y empoderar a otros si nos atrevemos a salirnos de lo convencional.

Así que te invito a moverte, explorar tus pasiones y aprovechar esos espacios no tradicionales donde puedes crecer como persona y ayudar a otros en su camino hacia el empoderamiento.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.