Limpiemos nuestro desastre: el poder de la acción en la construcción

Imagínate un mundo donde la construcción no solo sea sinónimo de edificios imponentes, sino también de respeto por el medio ambiente. Eso es exactamente lo que Omar nos propone en su charla TED. Como arquitecto y especialista en valuación mobiliaria, nos abre los ojos ante la contaminación generada por la industria de la construcción y nos presenta un nuevo modelo de alternativas ecológ

¡Hola! ¿Sabías que para construir un cuarto de 4×4 metros se necesitan alrededor de 1500 ladrillos? Además, estos ladrillos son altamente contaminantes debido a su proceso de producción. Pero eso no es todo, también se requieren grandes cantidades de arena y agua para levantar ese mismo cuarto. Desafortunadamente, estas materias primas provienen de bancos naturales que poco a poco irán desapareciendo por su explotación desmedida.

El problema no acaba ahí. Una vez que los materiales llegan al final de su vida útil o después de una demolición, se consideran deshechos y son tirados a la basura. ¡Imagínate! Alrededor del mundo se producen 230 millones de toneladas de basura al año y solo se recicla un 33% de esta cantidad.

Pero la basura no solo termina en los vertederos locales proporcionados por las autoridades. También existen tiraderos clandestinos que se convierten en focos de infección y contaminación visual. Y lo peor es que el impacto negativo sobre el planeta seguirá aumentando con el paso del tiempo: inundaciones, cuerpos de agua contaminados y enfermedades son algunas consecuencias palpables del mal manejo de los desperdicios.

Una crisis mundial

Las autoridades han comenzado a ver esta problemática como una prioridad para mejorar la calidad de vida de la población. Datos revelan que en América Latina, una persona produce en promedio un kilo de basura al día, siendo el 55% desperdicios alimentarios y el resto desperdicios secos.

Leer también:  Conciencia gastronómica: ingredientes y medio ambiente

Pero no solo el crecimiento poblacional es un factor importante en esta problemática. La rápida urbanización de las ciudades y el desarrollo económico acelerado también contribuyen al aumento de la basura, convirtiendo esta situación en una crisis mundial.

La industria de la construcción

No podemos olvidarnos de la industria de la construcción, responsable del 33% del consumo global de energía y del 45% de las emisiones directas e indirectas de CO2 hacia nuestra capa de ozono. Además, esta industria es responsable del 45% de la producción total de residuos generados en nuestro planeta cada año.

Pero más allá de los números, debemos reflexionar sobre cómo se obtienen los materiales para construir esos edificios que vemos a diario. Nuestros bancos naturales son explotados sin regulación, lo cual se convierte en una problemática tangible para nuestro municipio.

El papel fundamental

Como profesionales en la industria de la construcción, tenemos el deber y la obligación de buscar soluciones que mejoren nuestra calidad vida y respeten nuestro medio ambiente. Debemos ser conscientes del impacto que nuestras acciones tienen sobre nuestro entorno.

La academia también juega un papel fundamental en este proceso. Los nuevos arquitectos e ingenieros deben buscar alternativas que rompan con los esquemas tradicionales y fomenten prácticas sostenibles.

Vivimos en un mundo cambiante donde debemos aceptar nuestra responsabilidad ambiental. No podemos ignorar las herramientas y oportunidades que tenemos a nuestro alcance. Es hora de ver más allá de la basura y encontrar oportunidades para el cambio.

Como arquitecto, mi compromiso ha sido generar un ladrillo ecológico sostenible que se identifique con las características de nuestro municipio. Un ladrillo resistente, duradero y a un costo menor al del mercado actual. Vivimos en un mundo lleno de posibilidades, ¡aceptemos el reto!

Leer también:  Transformación educativa a través del debate: Clave para líderes del futuro

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.