Los secretos del noviazgo para un matrimonio feliz

Descubre cómo el noviazgo puede marcar la diferencia en tu vida amorosa y matrimonial. No te pierdas esta fascinante charla TEDx que te revelará los secretos del amor verdadero.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla Tedx que vi recientemente y que me dejó realmente impactado. Se titula “Cómo hemos vaciado de contenido el noviazgo” y fue presentada por Antonella Fermín, una mujer venezolana-mexicana con años de experiencia como profesora universitaria.

¿Qué ha pasado con el noviazgo?

En su charla, Antonella nos habla sobre cómo hemos convertido al noviazgo en fuente de infelicidad en lugar de ser una relación que nos lleve al matrimonio y a construir familias fuertes. Nos muestra ejemplos muy comunes en nuestra sociedad actual, como las relaciones casuales sin compromiso o los “amigos con derechos”. También menciona la presión social que sentimos para tener pareja antes de cierta edad.

Ella misma vivió esta situación cuando tenía 19 años y se convirtió en novia por primera vez. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que no sabía lo que quería ni tenía una idea clara del significado del noviazgo. Y este es un problema común hoy en día: los novios no se conocen a sí mismos ni conocen a la otra persona realmente.

El control excesivo y la neurosis

Antonella también menciona que el noviazgo actual está marcado por el control excesivo y la neurosis del inseguro. Muchas parejas creen pensar lo mismo cuando solo sienten lo mismo, piensan estar unidos cuando solo están juntos, y piensan amarse cuando solo se desean superficialmente.

Leer también:  Descubre el poder de crear mundos imaginarios y muñecos de tela

Esto se refleja en las estadísticas: según el INEGI, en México, dos de cada tres niños nacen fuera del matrimonio. Esto significa que estos niños no tendrán un ejemplo de amor verdadero y crecerán divididos entre dos hogares. Además, el INEGI también nos dice que dos de cada cinco matrimonios se divorcian antes de cumplir cinco años.

El buen noviazgo

Pero Antonella nos muestra una luz al final del túnel. Ella afirma que el buen noviazgo tiene siempre y solo dos finales felices: casarse con esa persona o terminar la relación sin rencores ni traumas para poder volar y conocer a alguien con quien sí podamos construir un amor verdadero.

Para tener un buen noviazgo, Antonella propone tres premisas claras:

Premisa 1: El noviazgo mira hacia el matrimonio

El noviazgo no es un fin en sí mismo, sino una etapa previa al matrimonio. No debemos prolongarlo eternamente sin una meta clara. Debemos tener claro que queremos construir un recorrido biográfico feliz y formar una familia fuerte y trascendente.

Premisa 2: Participantes maduros

En el buen noviazgo, ambos participantes deben ser personas maduras que tengan la capacidad de discernir si la otra persona es realmente con quien podrán formar ese matrimonio fecundo y trascendente.

Premisa 3: Diálogo de conocimiento y convivencia

En el buen noviazgo, es fundamental tener un diálogo profundo donde los enamorados se conviertan en amantes. No me refiero a los amantes que solo se meten a la cama, sino a los amantes que buscan el bienestar del otro por encima de todo.

El cumplimiento de una promesa

Antonella concluye su charla contándonos cómo ella misma cumplió su promesa de encontrar un amor verdadero después de terminar con su primer novio. Después de mucho estudio y reflexión, conoció a César, quien hoy es su esposo y padre de su hijo.

Leer también:  El poder transformador de las ideas: cómo cambiar el mundo

Nos invita a atrevernos a amar, ser decididos y reflexionar sobre nuestras relaciones. Nos insta a construir familias fuertes, garantizar hijos felices y edificar sociedades plenas. En resumen, nos anima a tener buenos noviazgos para conquistar el amor verdadero.

La charla Tedx “Cómo hemos vaciado de contenido el noviazgo” nos muestra cómo hemos convertido al noviazgo en fuente de infelicidad en lugar de ser una etapa previa al matrimonio. Antonella Fermín nos invita a tener buenos noviazgos que miren hacia un fin fecundo y trascendente: el matrimonio. Nos muestra cómo podemos discernir si la otra persona es realmente con quien queremos formar una familia feliz y nos anima a buscar un diálogo profundo basado en el amor verdadero.

No dejemos que nuestra vida hable solo de sonrisas superficiales; atrevámonos a construir relaciones sólidas basadas en el amor auténtico. ¡Tengamos buenos noviazgos y construyamos un futuro lleno de felicidad y plenitud!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.