Marca la diferencia desde donde estás: descubre cómo en esta charla inspiradora

¿Sabías que podemos tener un impacto en el mundo desde donde estamos ahora mismo? Es posible comenzar a hacerlo desde este mismo momento! Y hoy, tengo algo emocionante que compartir contigo. Recientemente, tuve la oportunidad de ver una increíble charla TED de un experto en psicología y especialista en psicoterapia de juego. Con más de 25 años de experiencia en el área de discapacidad y consulta priv

Hola, soy Mariana y estoy muy contenta de estar aquí el día de hoy con ustedes porque quiero platicarles el significado y la relevancia que ha tenido en mi entender cómo sumando voluntades podemos hacer una diferencia. Trabajé varios años en una fundación donde teníamos a niños y niñas con discapacidad, y la historia de cómo se formó me inspira mucho y me hace sentido con lo que les quiero platicar.

Su fundador, Fernando Landeros, tuvo un sueño porque tuvo un encuentro con una persona que lo impactó de tal manera que encontró el sentido de su vida. Esta persona es el máximo ejemplo de entrega y amor al prójimo. Cuando él ve esa satisfacción de poder ayudar a los demás, decide que tiene que ser algo grande por los niños. Pero él sabe que solo no lo puede hacer, tiene que llegar a los corazones de muchísimas personas y hacerles creer en su sueño.

Y cuando logra esto, hoy en día tiene una de las fundaciones más grandes de todo México: 25 centros a lo largo del país ayudando a miles y miles de niños con discapacidad, cáncer y autismo. Pero le queda claro: esto no lo logra solo él. Lo logra gracias a que muchos nos sumamos y pusimos nuestro esfuerzo trabajando junto con él para llegar hasta aquí.

La película “Cadena de favores”

Cuando estaba preparando esta charla e intentaba encontrar la mejor manera para transmitirles este amor, esta pasión que sentimos cuando ayudamos a los demás, se me vino a la mente una película llamada “Cadena de favores”. Tal vez ya la vieron, pero si no, se las voy a platicar.

Leer también:  Cómo superar la aversión al mal tiempo: descubre cómo nos afecta

La película cuenta la historia de un niño que en su clase de ciencias sociales es cuestionado por su maestra: “¿Qué esperas del mundo o qué espera el mundo de ti?”. Él trata de encontrar una respuesta a este cuestionamiento y dice: “Sabes qué, tengo que hacer algo grande. Tengo que hacer lo que el profesor quiere. Tenemos que buscar cómo cambiar este mundo”.

Entonces, él decide usar su casa como punto de partida. Encuentra a un indigente, se lo lleva y le da de comer. Pero él sabe que solo puede ayudar a una persona o quizás dos o tres, pero ahí va a quedar. Y aunque eso está muy bien, él realmente quiere hacer algo más grande y sabe que no puede hacerlo solo.

Entonces crea un sistema donde ayuda a una persona y esa persona tiene la responsabilidad de ayudar a otras tres personas, y así sucesivamente. La ayuda se multiplica cuando sumamos voluntades y corazones para alcanzar un objetivo común.

Somos como hormiguitas trabajando juntas

Me imagino esto como las hormiguitas: todos trabajamos para un mismo fin y trabajamos juntos y unidos para lograrlo. ¿Han visto cómo las hormigas son disciplinadas? No he visto nunca una hormiga quitándole comida a otra para llegar primero con el pedazo de pan. Saben la importancia que tenemos cada uno y si cada quien hace lo que le toca podemos llegar al objetivo final.

Y esto también aplica cuando hay desastres naturales. Todos nos unimos y empezamos a juntar ropa, comida, víveres. Todos, unidos. Ahí es donde vemos la capacidad que tenemos como seres humanos de empatizar con el dolor ajeno y ser capaces de ayudar.

¿Pero por qué no amamos en situaciones cotidianas? ¿Por qué no siempre ayudamos? ¿Por qué no está en nuestra cultura, en nuestro ser, el amor al prójimo y buscar la manera de poder ayudarlo y de poder impactar?

Leer también:  Cómo creer en ti mismo crea el éxito

La importancia de sumarnos

Sabemos que si nos unimos, si entre todos llegamos a un punto común, podemos lograr cosas más grandes. Imagínense un globo que lo pinchan con un clavito: va a explotar más rápido porque tiene muchos clavitos. Pero la física nos dice que la presión ejercida entre varios puntos se comparte y es menos intensa.

Nosotros también podemos compartir la responsabilidad de hacer algo y cambiar nuestro mundo. La presión será menor si compartimos esa responsabilidad entre todos.

Podemos trabajar solos, podemos ayudar individualmente, pero la idea es sumarnos para poder impactar más. Imagínense si hoy deciden buscar qué les motiva, qué causa pueden encontrar donde puedan ustedes ayudar o sumarse.

Habrá quienes digan: “A mí me gusta el planeta y quiero reciclar”. Habrá quienes digan: “A mí me gustan los niños y quiero ayudar a niños con discapacidad o a los ancianos en un asilo”. Hay tantas causas que necesitan manos que se sumen para hacerlas grandes.

Y no hay esfuerzo pequeño, porque todo suma. ¿Qué puedo hacer? Desde donar mi ropa hasta unirnos en oración por todos, desde donar mi tiempo (que siempre les digo que es lo más difícil) hasta poder comunicarnos con los demás y contagiar este amor.

¿Por qué no podemos tener modas de ayudar? ¿Por qué no podemos tener redes sociales donde comuniquemos con los demás este amor y digamos: “Vamos a hacer algo todos juntos hoy, nos vamos a reunir y en esta reunión vamos a poner un granito de arena para ayudar a los demás, crear algo positivo y llenar nuestro entorno de cosas positivas”?

Recuerdo haber visto un reto que se hizo viral: la venta de una cubeta de agua fría que recaudó mucho dinero. Pero fue solo una vez. ¿Por qué no convertir esto en algo constante? ¿Por qué no buscar el poder impactar y llegar más allá?

Leer también:  Viajar como terapia: transforma tu vida con cada destino

La importancia del sentido

Ojalá puedan encontrar en su vida una persona que los motive y encuentren ese sentido. Ojalá ese sentido tenga que ver con la ayuda a los demás, con entregarnos aunque sea un poquito o mucho, pero podamos impactar este mundo con algo mejor.

Estoy convencida de que si todos tenemos un espíritu y una cultura de ayuda y amor al prójimo, no dejaremos espacio para cosas negativas. Podemos ser mejores personas, tener un mejor país y construir una mejor sociedad.

Ojalá hoy salgan con la convicción de buscar qué les motiva, dónde pueden ayudar, dónde se pueden sumar. Porque la suma de voluntades puede hacer una gran diferencia.

La charla de Mariana Leal Villegas nos enseña que la suma de voluntades puede hacer una gran diferencia en el mundo. No podemos hacerlo solos, pero si nos unimos y trabajamos juntos, podemos lograr cosas más grandes.

Cada uno de nosotros tiene algo valioso que aportar: donar ropa, tiempo o cualquier otra forma de ayuda. No importa cuán pequeño sea nuestro esfuerzo, todo suma y contribuye al bienestar colectivo.

Es importante encontrar aquello que nos motive y buscar causas donde podamos ayudar o sumarnos. Ya sea cuidando el planeta, apoyando a niños con discapacidad o cualquier otra causa que necesite manos dispuestas a colaborar.

El amor al prójimo y la gratitud son valores fundamentales para generar un cambio positivo en nuestro entorno. Si todos compartimos esta cultura de ayuda y amor hacia los demás, dejaremos poco espacio para las cosas negativas y construiremos una sociedad mejor.

No esperemos a situaciones extremas como desastres naturales para unirnos y ayudarnos mutuamente. Busquemos constantemente maneras de impactar positivamente en nuestras comunidades y contagiar este espíritu solidario a través del ejemplo.

Agradezcamos por lo que tenemos compartiendo con los demás. Recordemos siempre que la suma de voluntades puede marcar la diferencia en el mundo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.