Mejora tu concentración a través de la lectura con un método innovador

¡Descubre cómo los perros están cambiando la educación y la vida de miles de niños en una charla TED innovadora!

Hace unos 14 años, cuando comencé a dar clases, me di cuenta de una realidad que no había sido consciente hasta ese momento. Me encontré con alumnos de preparatoria y secundaria que tenían dificultades para expresar sus sentimientos, analizar lo que decían y pensar sobre lo que leían. Esto despertó mi interés en investigar cómo podíamos ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades críticas, analíticas y lógicas desde una etapa temprana.

Tuve la oportunidad de dar clases en primaria y fue allí donde descubrí la importancia de establecer bases sólidas en estas habilidades desde el principio. Los niños aprenden mucho durante esta etapa, pero también depende mucho de cómo sus familias los guíen. Recuerdo claramente el día en que una niña me dijo: “Profe, cuando sea grande quiero tener las piernas peludas como mi mamá para poder rasurarme igual que ella”. En ese momento, supe que era crucial fomentar la espontaneidad y transparencia de los niños sin juzgarlos ni limitarlos.

Me di cuenta de que el rezago lector con el que me encontraba en niveles superiores (preparatoria, secundaria) tenía sus raíces en esta falta de apoyo emocional hacia los niños. A menudo menospreciamos lo que sienten o les decimos cómo deben comportarse según estereotipos sociales. Esto genera miedo e inhibe su capacidad para expresarse libremente.

La metodología del círculo lector asistido por perros

Fue entonces cuando descubrí una metodología que involucraba a los perros como compañeros en el proceso de lectura. Esta metodología, llamada círculos lectores asistidos por perros, permitía a los niños leer sin ser juzgados. Los perros estaban ahí para escuchar y acompañarlos en su proceso de aprendizaje.

Leer también:  Descubre tu voz y enriquece el mundo

Una de las cosas fundamentales para mantener una buena autoestima es evitar la crítica destructiva. Como adultos, tendemos a ser muy críticos con nosotros mismos y con los demás. Los niños se sienten constantemente juzgados, incluso por sus propios maestros. En estos círculos lectores asistidos por perros, los niños podían leer como quisieran sin temor a ser criticados.

Esta metodología fue especialmente efectiva para aquellos niños que habían experimentado acoso escolar o burlas tanto de sus compañeros como de los maestros. Es triste darse cuenta de que a veces somos nosotros, los adultos, quienes lastimamos aún más a los niños.

La importancia del contacto emocional

El éxito de esta metodología se basa en el contacto emocional que se establece entre el niño y el perro durante las sesiones de lectura. A medida que investigábamos más sobre este tema, descubrimos que el estrés inhibe el aprendizaje debido al aumento del cortisol en nuestro cuerpo.

Midiendo niveles de cortisol antes y después de las sesiones con perros terapeutas, pudimos comprobar científicamente la efectividad de esta terapia asistida por animales. Los resultados fueron sorprendentes: después de las sesiones, los niveles de cortisol disminuían y se incrementaban neurotransmisores como la dopamina, serotonina y oxitocina, que están relacionados con el aprendizaje.

Estos resultados nos llevaron a comprender la importancia de abordar no solo el aspecto académico, sino también el emocional en el proceso educativo. Los niños necesitan sentirse seguros y confiados para poder aprender de manera efectiva.

El impacto en los niños

Me gustaría compartir un ejemplo concreto del impacto positivo que esta metodología ha tenido en un niño llamado Gabo. Antes de participar en este programa, Gabo tenía dificultades para expresarse verbalmente frente a sus compañeros. Sin embargo, gracias al apoyo emocional que recibió durante las sesiones con perros terapeutas, ahora puede leer frente a una audiencia sin problemas.

Leer también:  Herramientas poderosas para descubrir nuestra identidad

Los verdaderos héroes de este proyecto no somos nosotros como adultos o profesionales involucrados, sino los perros y los propios niños. Ellos son quienes hacen que este proyecto sea grandioso.

A través del uso de círculos lectores asistidos por perros, hemos logrado brindar a los niños un espacio seguro donde pueden desarrollar habilidades críticas y analíticas sin temor a ser juzgados. Esta metodología ha demostrado científicamente su efectividad al disminuir los niveles de estrés (cortisol) y promover neurotransmisores relacionados con el aprendizaje. Además, hemos comprendido la importancia del contacto emocional en el proceso educativo y cómo esto influye en el desarrollo integral de los niños.

Espero que esta charla haya sido tan reveladora para ti como lo fue para mí. A veces, las soluciones más efectivas se encuentran en lugares inesperados, como la compañía de un perro durante una sesión de lectura. Siempre hay formas innovadoras y creativas de abordar los desafíos educativos y emocionales que enfrentan nuestros niños. ¡Juntos podemos hacer la diferencia!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.