Mejora tus habilidades matemáticas en el fútbol

Conoce a Laura, una apasionada matemática que vive para hacer que todos disfrutemos aprendiendo de esta disciplina desafiante. Después de ver su increíble charla TED, estoy emocionado de compartir contigo lo que he aprendido y cómo podría cambiar la forma en que enseñamos matemáticas. Laura propone clases innovadoras y adaptadas a la realidad que enfrentan los estudiantes. Sigue leyendo para descubrir más

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir en un video de una charla TEDx que me dejó realmente sorprendido. La charla se titula “La importancia de la matemática en nuestra vida cotidiana” y fue presentada por Laura Pezzatti, una matemática apasionada que busca cambiar la forma en que vemos esta disciplina.

Una visión reducida

Según Laura, cuando decimos que somos matemáticos, recibimos diferentes reacciones. Algunas personas nos preguntan para qué sirve la matemática o dicen ser malísimos para ella. Pero aquellos que conocen más a fondo el tema tienen una tercera reacción: nos piden hacer cuentas y calcular cuánto pone cada uno en alguna situación.

Parece ser que la visión generalizada de las matemáticas es limitada y estática. Mucha gente piensa que solo se trata de hacer cálculos aburridos y sin sentido, únicamente destinados a unos pocos privilegiados. Sin embargo, vivimos en un mundo complejo e incierto donde el conocimiento matemático es fundamental para decodificar datos, analizar críticamente situaciones y tomar decisiones informadas.

Más allá de los números

Pero no solo necesitamos conocimientos básicos de probabilidad y estadística. En este siglo XXI, nos enfrentamos a desafíos como el cambio climático, la pobreza y la desigualdad, los cuales requieren habilidades como la creatividad, resolución de problemas estratégica y capacidad de optimización.

Leer también:  Descubre cómo encontrar tu pasión y resolver problemas para alcanzar el éxito

La matemática nos brinda las herramientas necesarias para desarrollar estas habilidades y enfrentar los problemas de nuestra sociedad. Es por eso que la matemática es hoy más importante que nunca.

El mito de la matemática

Sin embargo, para la mayoría de las personas, la matemática se reduce a hacer cuentas y cálculos aburridos. Laura compara esta visión con creer que el fútbol se trata solo de patear córners sin un arco ni jugadores en el campo. Pero así como todos podemos jugar al fútbol, todos podemos hacer matemáticas.

Aunque no todos seremos Messi, sí seremos capaces de participar en el juego y disfrutarlo junto a nuestros amigos. A diario nos encontramos en situaciones donde intuitivamente aplicamos conceptos matemáticos sin siquiera darnos cuenta. Si pudiéramos educar esa intuición, tomaríamos mejores decisiones y tendríamos más herramientas para resolver problemas o argumentar nuestras ideas.

De clases aburridas a partidos emocionantes

Laura propone transformar las clases tradicionales de matemáticas en algo más dinámico e interesante: partidos de fútbol matemático. En lugar de dar definiciones y repetir ejercicios técnicos, invita a los estudiantes a involucrarse activamente en la acción.

Por ejemplo, plantea una pregunta abierta como “¿A qué caja me conviene ir?” en lugar de simplemente preguntar cuánto es 57. Esta pregunta estimula el debate e invita a los estudiantes a explorar diferentes posibilidades y soluciones. Además, se pueden generar nuevas preguntas a partir de ella, como cuántas maneras hay de sumar dos números o qué sucede si en lugar de sumar, multiplicamos.

La idea es que los estudiantes se involucren emocionalmente en el proceso de aprendizaje y encuentren preguntas que les interesen. De esta manera, se sentirán motivados y comprometidos con la matemática.

Leer también:  Descubre las mejores ideas para cumplir tus sueños

La importancia del experimento

Otro ejemplo que Laura menciona es el uso de un experimento simulado para estudiar los peces en un lago. En lugar de simplemente leer sobre ellos, propone a los estudiantes pescar algunos ejemplares, registrar datos relevantes y devolverlos al agua.

A partir de este experimento, surgen preguntas como qué tipo y cuántos peces viven en el lago o cuántas veces deben pescarse para obtener resultados confiables. Los estudiantes trabajan en equipo para analizar diferentes métodos de registro y evaluar sus ventajas y desventajas.

Lo más importante es aprender a analizar qué afirmaciones podemos hacer con los datos disponibles y cuáles no podemos respaldar. Este tipo de actividades motiva a los estudiantes y les permite desarrollar su pensamiento matemático crítico.

Cambiando percepciones

Laura comparte algunos testimonios inspiradores sobre cómo la implementación del fútbol matemático ha cambiado las opiniones de docentes y estudiantes acerca de las matemáticas. Desde verlas como números aburridos hasta reconocer su importancia en la vida cotidiana:

“Una materia que te ayuda a la vida, a que no te engañen en el diario y sobre todo a pensar. Algo increíble que te ayuda a descubrir cosas, algo hermoso y un poco difícil”, afirma uno de los estudiantes.

Estos testimonios nos motivan a seguir explorando nuevas formas de enseñar matemáticas y desmitificar la creencia de que “no servimos para ella”. Laura Pezzatti ha creado un proyecto llamado MateDeLado, donde matemáticos, educadores, estudiantes y personas apasionadas por esta disciplina trabajan juntos para fortalecer la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas.

Un llamado a la acción

Laura nos invita a todos aquellos que creemos en el poder transformador de las matemáticas a sumarnos al proyecto. No se trata solo de cambiar nuestra propia percepción sobre ellas, sino también de transmitir esa pasión y conocimiento a los demás.

Leer también:  La increíble historia de una joven valiente que transformó su vida

Podemos hacerlo día tras día, probando nuevas estrategias, escuchando tanto a los estudiantes como a otros docentes e investigando constantemente. No hay una fórmula mágica para lograrlo, pero cada pequeño paso cuenta.

Agradezcamos también aquellas personas especiales en nuestras vidas que nos inspiraron con su dedicación y amor por las matemáticas. Personas como Claudia Soteres, quien fue maestra de Laura Pezzatti y le mostró cómo descubrir el fútbol en las matemáticas.

Hoy más que nunca necesitamos entender la importancia de las matemáticas en nuestra vida cotidiana. No se trata solo de hacer cuentas, sino de desarrollar habilidades como la creatividad, la resolución de problemas y la capacidad de optimización.

Debemos cambiar la forma en que vemos las matemáticas y transmitir esa pasión a los demás. Todos podemos hacer matemáticas, al menos de forma amateur pero auténtica y relevante.

Así que te invito a unirte a este proyecto y ser parte del cambio. Juntos, podemos construir un mundo mejor utilizando el poder transformador de las matemáticas.

¡Gracias por leer!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.