Murales que laten: descubre el arte urbano motorizado

¿Sabías que Gabriel Griffa, diseñador gráfico y digital, tiene una pasión oculta que lo llevó a hacer cosas increíbles? En su charla TEDx, nos explica por qué pinta murales callejeros que nos hacen detenernos y admirar su obra de arte. Con un amor y detalle infinito, deja su huella en lugares como el barrio Nueva Roma y hasta el club de fútbol de un Áng

Hola, te quiero contar sobre un video de una charla Tedx que acabo de ver. Se llama “El arte de conectar con las personas a través de la pintura” y el conferencista es Gabriel Griffa. Me pareció realmente inspirador y me gustaría compartir contigo lo que aprendí.

El comienzo en la pintura

Gabriel cuenta que empezó a pintar a los 18 años, cuando su compañera lo convenció de tomar clases con la profesora Marta Suchet. Aunque dibujaba desde pequeño como hobby, nunca había considerado dedicarse seriamente al arte. Recuerda que su primera tarea fue pintar una naturaleza muerta, un jarrón con frutas y otros objetos sobre una mesa. Después de varios trabajos prácticos, Marta le dijo que estaba listo para comenzar su primera pintura.

Lo interesante es que Gabriel decidió hacer esta primera obra utilizando la técnica que él quisiera: óleo. A pesar de no tener experiencia previa ni habilidad con los pinceles, compró un lienzo grande y se embarcó en este desafío. Le llevó aproximadamente seis meses terminarlo y poco después tuvo la oportunidad de exhibirlo en una muestra en Rosario.

Leer también:  Explorando la música y la identidad: el poderoso impacto de Simja Dujov

La reacción del público

En esa exposición, Gabriel pudo presenciar algo sorprendente: su obra llamó mucho la atención del público. La gente se congregaba alrededor del cuadro y muchas personas se acercaron para hacerle preguntas sobre su trabajo. Al revelarles que era su primera pintura, recibió halagos y palabras de admiración.

Esa experiencia fue un impulso para Gabriel, quien decidió seguir pintando. Al año siguiente, comenzó la carrera de diseño gráfico y trabajaba como diseñador en un periódico deportivo los fines de semana. Fue entonces cuando propuso dibujar caricaturas de jugadores, lo cual fue muy bien recibido por los dueños del diario.

La colaboración con Fernando Vergara

Más tarde, Gabriel recibió una propuesta inesperada: Fernando Vergara, un profesor de fútbol que también escribía cuentos sobre este deporte como hobby, le pidió si podía ilustrar sus historias. A pesar de que no había dinero involucrado, ambos decidieron embarcarse en esta aventura por pura pasión.

Juntos publicaron dos libros de cuentos de fútbol y este año están a punto de lanzar el tercero. Además, en 2018 inauguraron una página web llamada “Por el chori la coca”. La colaboración con Fernando le mostró a Gabriel que el arte puede ser una forma poderosa de conectar con las personas y compartir emociones.

El descubrimiento del arte callejero

Hasta hace unos años atrás, Gabriel estaba acostumbrado a pintar en su escritorio en casa. Sin embargo, un día observando a un artista pintando un mural en la ciudad despertó su curiosidad y ganas de probar algo nuevo.

Así fue como realizó su primer mural en el patio trasero de su casa durante un domingo soleado. Luego tuvo la oportunidad de hacer otro mural en una plaza cercana donde pudo experimentar la interacción con las personas que pasaban a mirar su obra.

Leer también:  Improvisación maestra: Descubre los secretos de un improvisador experto

Conectando con las personas a través del arte

Lo más interesante de esta experiencia fue descubrir cómo el arte callejero puede generar conexiones y emociones en las personas. Gabriel cuenta cómo los niños en bicicleta se acercaban a mirar, vecinos con quienes solo tenía un saludo formal comenzaron a contarle historias y vivencias relacionadas al mural.

Una anécdota que lo marcó fue cuando un hombre emocionado le dio las gracias por la obra desde arriba de su auto. Resulta que este hombre había sido uno de los fundadores del colegio donde pintó un mural de la Madre Teresa de Calcuta.

Pintando mensajes positivos

A partir de estas experiencias, Gabriel comprendió que como artista tiene la responsabilidad de conectar con las personas y transmitir mensajes positivos. En sus murales, busca inspirar y sorprender a aquellos que los ven. Su objetivo es contribuir a mejorar el mundo, recordando una frase de Facundo Cabral: “El bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso”.

Gabriel también reflexiona sobre cómo pequeñas acciones diarias pueden tener un impacto significativo en nuestras vidas y en la sociedad en general. Considera que todos tenemos talentos únicos y si los utilizamos para el bienestar común, podemos lograr grandes cambios.

A través del video “El arte de conectar con las personas a través de la pintura”, he aprendido sobre la historia inspiradora de Gabriel Griffa. Desde sus humildes comienzos como pintor hasta convertirse en un artista callejero reconocido, Gabriel ha descubierto el poder del arte para conectar con las personas y transmitir mensajes positivos.

Me ha enseñado que todos tenemos la capacidad de hacer pequeñas acciones diarias que pueden tener un impacto significativo en nuestras vidas y en la sociedad. Además, he sido inspirado a utilizar mis propios talentos para contribuir al bienestar común y construir un mundo mejor.

Leer también:  Descubre la magia de las historias narradas

Así que te animo a ver este video por ti mismo y dejarte llevar por la pasión y el mensaje inspirador de Gabriel Griffa. ¡No te arrepentirás!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.