Pepenador vs Pandillero: Comparando lo peor

¿Qué tal, amigo? Hoy quiero compartir contigo lo aprendido en una increíble charla TED que vi recientemente. El ponente se llama Héctor Castillo Berthier, un verdadero todoterreno: doctor en sociología, investigador, músico y periodista. Su experiencia y conocimientos en problemas urbanos, desarrollo social, cultura, juventud y violencia son impresionantes.

En su charla, H

de la música, pero antes de entrar en detalles sobre eso, déjame contarte un poco sobre mí. Mi nombre es Héctor Castillo Berthier y soy sociólogo. Ahora, sé lo que estás pensando: ¿qué hace un sociólogo por la sociedad? Escribir libros, publicar textos y dar conferencias, ¿verdad? Bueno, eso es cierto en parte, pero hay mucho más.

Un sociólogo no solo analiza y estudia a las masas desde una perspectiva teórica, sino que también tiene que vivir lo que la gente vive para entender realmente su realidad. Y eso fue exactamente lo que hice. Después de terminar mi tesis y publicar algunos libros interesantes, comencé a trabajar como investigador en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).

Pero luego llegó el gobierno con una propuesta inusual: necesitaban un sociólogo para adentrarse en el mundo de la basura y explorar los problemas relacionados con ella en lugares como Iztapalapa o La Merced. Me dijeron: “¿Por qué no te conviertes en barrendero o pepenador?”. Aunque al principio me sorprendió la propuesta, decidí aceptar el desafío.

En ese momento había muchos problemas sociales que se discutían continuamente: violencia juvenil, delincuencia e incluso pandillas. Pero algo me llamó la atención durante las charlas anteriores a la mía: todos hablaban de posibilidades y potencialidades. Todos buscaban construir formas de entender sus propios problemas.

Leer también:  Descubre la historia de Jon Beltrán de Heredia: del mundo de los videojuegos a la comedia

Así que decidimos trabajar con jóvenes pobres y marginados para ayudarlos a descubrir sus habilidades ocultas y su potencial. Creamos un concurso de videos, graffiti, obras de teatro y música. Queríamos darles la oportunidad de mostrar sus talentos y cambiar la forma en que eran percibidos por la sociedad.

Y así fue como surgió el video que quiero mostrarte. Fue realizado en 2009 como parte de las celebraciones del bicentenario de la independencia y el centenario de la revolución mexicana. En él, verás a los actores, fotógrafos, guionistas y sonidistas del grupo con el que trabajamos en Circo Volador.

Este video se proyectó ante más de 300,000 personas en el Zócalo durante las festividades. Fue un éxito rotundo y demostró que estos jóvenes tenían mucho talento y algo importante que decirle al mundo.

Pero eso no es todo. También decidimos lanzar un disco llamado “Escuadrón 523”. Trabajamos con músicos locales para crear canciones que representaran tanto a los ricos como a los pobres. Queríamos mostrar cómo la música puede ser una forma poderosa de expresión e inclusión social.

Además, este proyecto nos llevó a trabajar en diferentes estados del país para abordar el tema de la juventud y la violencia. Nunca imaginé que viviríamos tiempos tan violentos como los actuales, pero estoy orgulloso de haber contribuido a generar programas para combatir esta problemática desde una perspectiva artística.

Es cierto que hay muchas cosas por cambiar en nuestro país, incluso con el nuevo gobierno encabezado por López Obrador. Pero lo importante es recordar que las utopías sí existen y son posibles si todos nos sumamos a trabajar por ellas.

Así que te invito a que tengas tus propias utopías y te sumes a la construcción de un mundo mejor. No dejemos que las dificultades nos desanimen, porque juntos podemos lograr grandes cosas.

Leer también:  Acciones para salvar el planeta: cómo marcar la diferencia juntos

En resumen, mi experiencia como sociólogo me ha enseñado la importancia de vivir las realidades de las personas para entenderlas verdaderamente. Trabajar con jóvenes marginados y darles la oportunidad de expresarse a través del arte ha sido una experiencia enriquecedora y transformadora. La música, el video y el disco son solo algunas manifestaciones tangibles de nuestro trabajo, pero lo más importante es el impacto positivo que hemos tenido en la vida de estos jóvenes.

Así que te animo a ver el video y escuchar el disco para que puedas apreciar todo lo que hemos logrado juntos. Y recuerda, nunca subestimes el poder del arte para cambiar vidas y construir un mundo mejor.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.