Pesca sostenible en el Internet de las cosas

¿Quieres descubrir cómo un emprendedor apasionado está construyendo un mundo mejor? No te pierdas este resumen impactante de la charla TED de Bryan. ¡Inspírate y sorpréndete!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla Tedx que vi recientemente y que me dejó realmente impactado. Se trata de una conferencia impartida por Bryan Navarro, un emprendedor costarricense, quien nos cuenta cómo descubrió los problemas que enfrenta la pesca en su país y cómo decidió convertirlos en oportunidades para generar un impacto positivo tanto en el medio ambiente como en las comunidades pesqueras.

Un cambio de perspectiva

Cuando pensamos en Costa Rica, lo primero que nos viene a la mente son sus hermosas playas y montañas, así como su rica biodiversidad. Es conocido mundialmente como un símbolo de protección del medio ambiente. Sin embargo, todo cambió para Bryan Navarro cuando uno de sus socios vio un documental sobre el aleteo de tiburones en Costa Rica. Este documental les abrió los ojos y los motivó a investigar más sobre los problemas ambientales relacionados con la pesca.

Fue entonces cuando descubrieron que el 75% de las especies marinas están siendo explotadas o se encuentran en peligro de extinción debido a la falta de control por parte de los gobiernos. Además, se dieron cuenta de que más del 50% del pescado se extrae utilizando embarcaciones artesanales.

Trabajando con pescadores artesanales

Bryan y su equipo decidieron trabajar directamente con pescadores artesanales para buscar soluciones a estos problemas. Sin embargo, pronto se dieron cuenta de las dificultades que enfrentaban estos pescadores en su día a día. Por ejemplo, en un día de pesca, después de 12 horas en alta mar, solo lograban pescar 6 kilos de pescado, cuando necesitaban al menos 18 para cubrir los gastos. Además, el precio al que les compraban el pescado era mucho más bajo que el que se vendía en los supermercados.

Leer también:  El valor del talento senior en el mundo laboral: derribando viejos paradigmas

Transformar este problema en una solución o oportunidad no fue fácil. Bryan y su equipo tuvieron momentos de miedo e incertidumbre, pero decidieron buscar apoyo fuera de Costa Rica y poco a poco fueron validando su proyecto. Incluso recibieron inversión de Noruega, uno de los países más desarrollados en el sector pesquero.

La importancia de la educación y la tecnología

Para garantizar una pesca responsable y sostenible, Bryan comprendió que era necesario educar y sensibilizar a los pescadores. También invirtió en infraestructura para mejorar las condiciones laborales y apostó por la tecnología como aliada para obtener información clave sobre la pesca.

Una de las soluciones tecnológicas implementadas fue una balanza inteligente que procesa automáticamente información sobre el tipo y peso del pescado capturado. Esta información se vincula con otras tecnologías como inteligencia artificial e internet de las cosas para generar un código único que permite rastrear todo el proceso desde la captura hasta llegar al consumidor final. Esto incluye datos sobre quién pescó ese pescado, cuándo se hizo la captura e incluso si tiene algún filete específico.

Todas estas variables recopiladas permiten identificar áreas marinas protegidas, el tipo de arte de pesca utilizado y obtener información biológica para tomar decisiones más informadas. Estas tecnologías no solo contribuyen a la conservación del medio ambiente, sino que también aumentan el valor de la actividad pesquera, permitiendo a los pescadores obtener un mejor sustento económico.

El impacto generado

Bryan y su equipo crearon una empresa que invierte en sensibilización, infraestructura y tecnología para las comunidades pesqueras. A cambio, conectan a estas comunidades con canales que les permiten generar mayor valor y calidad de vida. Gracias a esta iniciativa, los pescadores pueden obtener hasta un 600% más de ganancias por sus productos.

Leer también:  Optimización logística: resultados eficientes y divertidos

Además del impacto directo en las comunidades costarricenses, Bryan nos invita a reflexionar sobre la importancia de trabajar juntos como sociedad global para proteger nuestros mares y océanos. Necesitamos más personas comprometidas, organizaciones y gobiernos trabajando en equipo para garantizar nuestra supervivencia.

La charla Tedx de Bryan Navarro nos muestra cómo es posible convertir los problemas ambientales en oportunidades para generar un impacto positivo. Mediante la educación, inversión en infraestructura y el uso adecuado de la tecnología, podemos lograr una pesca responsable y sostenible que beneficie tanto al medio ambiente como a las comunidades pesqueras.

Hoy es el día mundial de los océanos y este mensaje cobra aún más relevancia. No debemos conformarnos con lo que está pasando actualmente; necesitamos inspirarnos y esforzarnos al máximo para hacer un cambio. Como dice Bryan, “no acepten un no por respuesta” y luchemos juntos por un mundo mejor.

¡Gracias por leer!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.