Política de alto riesgo: Descubre cómo modernizar el Estado de manera ágil y divertida

Hola amigo! ¿Sabías que he estado viendo una charla TED super interesante? Resulta que el ponente es un abogado, docente y ex presidente del Consejo de Ministros. Además, es un activo investigador sobre los modelos de agilidad y modernización del Estado. Impresionante, ¿verdad?!

Así que decidí escribir un artículo para contarte todo lo que aprendí. Prometo

En mi búsqueda constante por aprender y descubrir nuevas ideas, me encontré con un video de una charla Tedx que despertó mi curiosidad. El título del video era “El riesgo y la política: una conexión inesperada” y el autor de la charla era Juan Jiménez Mayor. Sin dudarlo, decidí darle play para sumergirme en su discurso y descubrir qué revelaciones tenía para compartir.

Desde el inicio, Juan Jiménez capturó mi atención al mencionar una conexión entre una silla y Barrios Altos. Esta silla perteneció a su abuelo y se convirtió en testigo de historias sobre ese lugar emblemático. Pero más allá de ser solo un objeto físico, la silla representa algo más profundo: el reposo, el sostén, el descanso. Y en política, la silla adquiere otro significado: es el lugar donde reside la autoridad, donde se expresa un simbolismo de poder.

Pero ¿qué tiene que ver esto con el riesgo? Según Juan Jiménez, ser político implica enfrentar riesgos reputacionales más que físicos en los tiempos actuales. La desconfianza hacia los políticos es evidente en nuestra sociedad actualmente; hay quienes incluso llegan a odiarlos. Esto plantea un desafío importante: cambiar la forma en que hacemos política y recuperar la legitimidad perdida.

Juan Jiménez comparte su propia experiencia como académico llamado a ocupar cargos públicos en dos ocasiones diferentes. En 2001 fue viceministro de justicia y tuvo la tarea de reorganizar las funciones del sistema judicial y establecer las procuradurías anticorrupción. Diez años después, regresó a la política como viceministro de justicia y derechos humanos, pero lo que ocurrió después fue sorprendente.

Leer también:  El futuro regenerativo: la clave para una sostenibilidad transformadora

Recuerda cómo fue llamado al Palacio de Gobierno en ausencia del ministro y se encontró en una reunión con el presidente y altos mandos militares. Allí, se presentaron operaciones militares relacionadas con la lucha contra la minería ilegal en Madre de Dios. Juan Jiménez cuestionó la base legal de estas acciones y señaló su inconstitucionalidad. Aunque pensaba que sería su último día como funcionario público, un mes después fue llamado nuevamente a la presidencia y le ofrecieron el cargo de ministro de justicia y derechos humanos.

Este hecho marcó un antes y un después en su vida política. Más tarde, fue nombrado primer ministro del Perú, aunque inicialmente tuvo temores debido a la volatilidad del cargo. Sin embargo, decidió enfrentar este desafío para generar cambios significativos en el país.

Una de las situaciones que identificó como problemáticas durante su gestión fue la falta de diálogo entre los diferentes actores sociales. Para abordar esta situación, crearon una nueva institucionalidad llamada Oficina de Diálogo y Sostenibilidad. Esta iniciativa permitió establecer un ambiente propicio para las inversiones a través del diálogo entre empresas, comunidades locales y autoridades gubernamentales.

A pesar de las críticas recibidas por parte de algunos medios que buscaban un líder fuerte e imponente, Juan Jiménez apostó por el diálogo como herramienta fundamental para impulsar proyectos importantes para el país. Gracias a esta política, se logró una inversión minera de más de 21 mil millones de dólares en proyectos como Las Bambas, Constancia y la ampliación del Cerro Verde.

Este éxito no fue casualidad. Fue el resultado del trabajo arduo, la integridad y la honestidad con las que Juan Jiménez desempeñó su labor. Él mismo se considera un ejemplo de que cualquiera puede ingresar al servicio público y asumir funciones impactantes para el país. No es necesario ser parte de partidos políticos o tener una carrera política previa. Lo importante es estar preparado, tener experiencia y estar dispuesto a hacer cambios significativos.

Leer también:  Toma decisiones acertadas en segundos

Sin embargo, ser político sigue siendo una profesión de alto riesgo. La polarización constante entre el Congreso y el Gobierno ha generado inestabilidad política en los últimos años. Censuras innecesarias a ministros y gabinetes han sido moneda corriente en nuestra realidad política actual.

Pero además del riesgo inherente a la política y la desconfianza ciudadana hacia los políticos, otro factor que ha contribuido a deslegitimar esta profesión es la corrupción. El Perú es uno de los países donde menos se confía en sus líderes políticos, lo cual debe cambiar para construir un país inclusivo donde todos podamos coexistir sin exclusiones.

Juan Jiménez nos invita a reflexionar sobre nuestro rol como ciudadanos para generar ese cambio tan necesario en nuestra sociedad. No importa si no tenemos experiencia política previa o si no pertenecemos a ningún partido político; todos podemos contribuir desde nuestras áreas de expertise para construir un país mejor.

La silla que representa reposo y poder también simboliza un lugar desde el cual podemos marcar la diferencia en la política. Es importante sentarse en ella con la capacidad de entender por qué estamos allí y desarrollar una idea de estado al servicio de las personas.

En resumen, esta charla Tedx me ha dejado con una gran lección: todos tenemos el potencial para ingresar al servicio público y asumir funciones que impacten positivamente a nuestro país. La política puede ser un factor de riesgo, pero también es una oportunidad para generar cambios significativos. Debemos cambiar la forma en que hacemos política, recuperar la confianza ciudadana y trabajar juntos para construir un Perú inclusivo y próspero.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.