Por qué los niños no deben guardar secretos: la impactante historia de Elena y su lucha contra la prostitución en Argentina

¿Quieres conocer la inspiradora historia de Elena, que pasó de la prostitución a liderar una ONG? ¡Sigue leyendo y descubre su increíble transformación!

¡Descubre la impactante historia de Elena Moncada!

Hace poco tuve la oportunidad de ver una charla TEDx que me dejó sin palabras. La ponente, Elena Moncada, compartió su experiencia como sobreviviente de abuso sexual infantil y prostitución. Su relato fue desgarrador, pero a la vez inspirador y lleno de valentía.

La oscuridad detrás de las puertas

Elena comenzó su charla hablando sobre las diferentes formas en las que se pueden separar mundos: puertas blancas, grises, marrones; con rejas o vidrios; incluso cortinas. Pero para ella, esas puertas representaban algo mucho más oscuro.

Nos contó cómo desde muy pequeña fue víctima del abuso sexual por parte de un familiar cercano. El tío le decía que no tenía por qué tener miedo, que lo que estaba haciendo era amor. Elena confiaba en él porque siempre había sido quien la cuidaba.

Pero el dolor nunca desapareció. Los recuerdos seguían presentes en su mente y el olor del tío aún persistía en sus sábanas y en el aire a su alrededor. A pesar del tiempo transcurrido, el dolor seguía ahí.

Aprendiendo a vivir con el dolor

Elena nos confesó que durante muchos años soñó con la muerte de su agresor. El tiempo parecía transcurrir lentamente para ella mientras cargaba con ese peso insoportable sobre su cuerpo.

Poco a poco fue perdiendo la vergüenza y el pudor que le habían inculcado. Se convirtió en una “prostituta preparada”, como ella misma lo describió, sin haber elegido esa vida.

Leer también:  La Reivindicación de los Derechos LGBT: Lecciones de Liderazgo y Defensa en una Charla TED

La prostitución no fue más que otra forma de violación sistemática. Elena se convirtió en un objeto para satisfacer los deseos de otros, obedeciendo a sus amos sin tener opción alguna.

El despertar hacia un futuro diferente

Pero la vida tenía algo más reservado para Elena. Luego de presenciar la muerte violenta de una compañera en las calles, decidió que no quería ese destino para sus hijos. Regresó a su ciudad natal y encontró una razón para cambiar su vida: su hija estaba embarazada a los 12 años.

Ese fue el punto de inflexión en el camino de Elena. No quería repetir el ciclo de violencia y abuso con sus nietos. Así que decidió transformarse nuevamente y fundar una ONG llamada “Mujeres en Actividad”.

A través de esta organización, Elena trabaja día a día llevando preservativos a las mujeres que aún se encuentran atrapadas en la prostitución. Les brinda información sobre cómo denunciar y empoderarse, ya que entiende que esas son las únicas herramientas disponibles ante la falta de políticas públicas efectivas.

Un llamado a la reflexión

Elena nos hizo reflexionar sobre nuestra responsabilidad como sociedad frente al abuso sexual infantil y la trata de personas. Nos invitó a creerle siempre a los niños cuando cuentan lo que les está sucediendo y a no guardar secretos que puedan dañarlos.

También dirigió un mensaje directo a los hombres presentes en la charla, instándolos a revisar cómo educamos a nuestros hijos y nietos. Nos recordó que el 3% de los hombres podrían ser presuntos violadores, y nos pidió imaginar cómo nos sentiríamos si nuestras hijas, nietas o hermanas fueran víctimas de abuso sexual.

El testimonio de Elena Moncada es una poderosa llamada de atención sobre una realidad que muchas veces preferimos ignorar. El abuso sexual infantil y la prostitución son problemas graves que afectan a nuestra sociedad más cerca de lo que creemos.

Leer también:  La importancia de escuchar a los niños

Elena Moncada nos enseña con su historia el poder transformador del amor propio y la valentía. A pesar del dolor insoportable y las circunstancias adversas, ella encontró la fuerza para cambiar su vida y ayudar a otras mujeres en situación similar.

Nos invita a reflexionar sobre nuestro papel como individuos dentro de esta problemática social. Nos anima a creerle siempre a los niños, romper el silencio y luchar por un futuro donde ninguna niña se vea obligada a vivir en las sombras.

La historia de Elena Moncada es un recordatorio poderoso de la importancia de hablar sobre el abuso sexual infantil y trabajar juntos para erradicarlo. No podemos permitirnos ser cómplices ni cerrar los ojos ante esta realidad tan dolorosa.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.