Potencia tu éxito empresarial con el equipo familiar

¿Hasta qué punto es bueno mezclar empresa y familia? Descubre en la charla TED de Carolina Cruz cómo puede ser beneficioso y exitoso. No te la pierdas.

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo una charla TEDx que me ha dejado realmente impactado. Se llama “De empresa familiar a familia empresaria” y la protagoniza Carolina Cruz Arceo, una experta en el tema de las empresas familiares. A lo largo de su intervención, Carolina nos revela datos sorprendentes sobre la mortalidad de este tipo de empresas y nos explica cuáles son los principales factores que las llevan al fracaso.

Un vistazo al pasado

Cuando era niño, solía acompañar a mi padre a su trabajo durante el verano. Recuerdo con cariño esos momentos en los que ayudaba a armar bicicletas, platicaba con sus colaboradores e incluso subía a los productos en exhibición. Me encantaba verlo tan feliz haciendo lo que más le apasionaba junto a su familia.

Sin embargo, un día las cosas cambiaron drásticamente. Mi padre comenzó a llegar cada vez más molesto y estresado a casa, y nuestra convivencia como familia se vio reducida considerablemente. Fue entonces cuando tomó la difícil decisión de salirse del negocio familiar.

La dura realidad

Más tarde descubrí un dato impactante: la tasa de mortalidad de las empresas familiares es superior al 75%. Esto significa que solo 3 de cada 10 empresas logran sobrevivir. ¿Pero por qué fracasan tantas?

Según Carolina Cruz Arceo, la falta de planificación estratégica es uno de los principales problemas. Muchas empresas carecen también de formación tanto en el ámbito familiar como empresarial. Sin embargo, el factor que más afecta hoy en día es la falta de un plan de sucesión.

Leer también:  Desmitificando China: Una visión reveladora

El desafío del relevo generacional

Carolina nos invita a reflexionar sobre el perfil del sucesor ideal. ¿Cuáles son las habilidades, actitudes y conocimientos necesarios para liderar la empresa familiar? Si deseamos que sean nuestros propios hijos, debemos comenzar desde temprana edad a inculcarles estas capacidades y dedicarles tiempo para capacitarlos adecuadamente.

La experta recalca la importancia de aprender antes de proponer cualquier tipo de cambio o estrategia. Los posibles aspirantes a sucesores deben conocer el negocio al 100% y demostrar su compromiso con él.

Ejemplos inspiradores

A lo largo de la charla, Carolina comparte algunos ejemplos inspiradores de familias empresarias que han logrado trascender gracias a una visión compartida y una combinación equilibrada entre experiencia, tradición e innovación.

Menciona una familia en particular que ha enseñado a sus hijas desde muy pequeñas a involucrarse en el negocio familiar. Estas niñas no solo ofrecían mejores ideas que los adultos, sino que realmente deseaban formar parte activa del negocio.

De empresa familiar a familia empresaria

Pero ¿qué significa ser una familia empresaria? Según Carolina Cruz Arceo, es aquella capaz de adaptarse a las situaciones difíciles y preocupada por profesionalizarse en todos los aspectos relacionados con el negocio. Una familia empresaria establece reglas claras y divide los temas familiares de los laborales.

La experta nos anima a establecer reglas que unan a nuestra familia y eviten conflictos futuros. Cada familia es única, por lo que las reglas no pueden ser iguales para todos. Es importante definir responsabilidades, horarios, sueldos, vacaciones y cualquier otro aspecto relevante para el negocio familiar.

El poder del cambio

Carolina Cruz Arceo nos recuerda que nadie es eterno y que debemos prepararnos para el futuro. Nos insta a invertir tiempo en capacitar a nuestros sucesores y a tomar medidas preventivas para evitar problemas familiares que puedan destruir la empresa.

Leer también:  Comida barata: cómo comer por un dólar al día

A lo largo de su charla, Carolina destaca la importancia de las empresas familiares en la generación de empleo en nuestro país. Más del 78% de los puestos de trabajo existentes son generados por estas empresas. Por ello, ella cree firmemente en su potencial y apuesta por su desarrollo.

Hoy he aprendido una lección valiosa sobre las empresas familiares: si deseamos trascender como una verdadera familia empresaria, debemos planificar estratégicamente nuestro futuro e involucrar a nuestros hijos desde temprana edad. La capacitación constante, la profesionalización y el establecimiento de reglas claras son fundamentales para lograrlo.

No importa si somos una microempresa o una gran compañía; cada uno puede impulsar el desarrollo económico del país desde sus propias familias. El primer cambio debe comenzar en nuestro hogar con nuestras propias familias.

Así que te invito a reflexionar: ¿a qué generación deseas llegar? Rompe los esquemas, conviértete en una familia empresaria y trasciende.

¡Gracias por leer!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.