Potenciando la evolución organizacional: Claves para el éxito empresarial

Descubre las claves del éxito empresarial de Olivier Gesbert y aprende a confiar en tu intuición para lograr cambios sorprendentes en tu organización. ¡No te pierdas este artículo imperdible!

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo algo que acabo de descubrir en un video de una charla TEDx. Se trata de una historia inspiradora y reveladora sobre cómo cambiar la forma en que se maneja una empresa, basándose en la confianza y la autogestión. El autor de esta charla es Olivier Gesbert, quien nos cuenta su experiencia personal al frente de su negocio.

Un cambio radical

Todo comenzó en 1997, cuando Olivier y su familia decidieron mudarse a Perú desde Francia. Querían empezar de nuevo, aprender un nuevo idioma y sumergirse en otra cultura. Además, tenían el deseo de emprender un negocio completamente diferente a todo lo que habían hecho antes. Así fue como abrieron su primera cadena de lavanderías llamada Presto.

Los primeros años fueron exitosos para Olivier y su familia, pero todo cambió drásticamente en el año 2003 cuando sus dos hijas fueron víctimas de un intento de secuestro. Esto hizo que él tuviera que alejarse temporalmente del negocio para asegurar la seguridad de su familia desde Francia. Durante este tiempo, se dio cuenta de que no podía confiar plenamente en sus empleados y tampoco sentía que ellos estuvieran asumiendo suficiente responsabilidad.

Después de tres años difíciles, regresaron a Perú en el año 2007 encontrando la empresa al borde del colapso financiero. Fue entonces cuando Olivier decidió hacer un cambio radical.

Leer también:  El futuro regenerativo: la clave para una sostenibilidad transformadora

La autogestión como clave del éxito

Olivier convocó a una reunión con los cinco responsables de la empresa en ese momento y les comunicó que tenía que regresar a Francia debido a la enfermedad de su padre. Les preguntó cómo se organizarían ellos en su ausencia, pero recibió un silencio como respuesta. Ante esto, decidió darles cinco minutos para diseñar un nuevo organigrama y salió de la oficina.

Al regresar, se encontró con algo sorprendente: los cinco responsables habían diseñado un organigrama sin incluir su nombre ni sus iniciales. Olivier desaparecía por completo del mapa jerárquico de la empresa. Aunque inicialmente sintió un golpe a su ego, también se sintió contento al ver que habían diseñado una estructura basada en las habilidades y gustos de cada uno.

Este fue el punto de inflexión para Olivier. Comenzó a investigar sobre empresas autogestionadas y descubrió que existían muchas en todo el mundo, desde pequeñas hasta grandes compañías en diversos sectores. Esto despertó su interés y decidió confiar plenamente en sus empleados para tomar decisiones importantes.

La confianza como motor del cambio

Olivier les dio poder a sus empleados para autogestionarse y organizarse sin necesidad de tener un jefe tradicional. Aunque él seguía siendo el dueño fundador, les otorgó poderes y les permitió tomar decisiones colectivas para alcanzar los objetivos superiores de la empresa.

Después de dejarlos a cargo durante varios meses mientras estaba fuera del país, Olivier regresó esperando encontrar problemas o conflictos internos. Sin embargo, se sorprendió al descubrir que habían resuelto problemas entre ellos y con los clientes de manera eficiente y efectiva.

La productividad por persona aumentó en un 29%, la rotación del personal disminuyó en un 50% y la rentabilidad de la empresa alcanzó niveles nunca antes vistos en sus 22 años de historia.

Leer también:  Emprender: las dosis para avanzar

El poder de soltar el control

Olivier decidió reinventarse como empresario. En lugar de presionar a sus empleados para obtener resultados, creó las condiciones necesarias para generar confianza y permitirles autogestionarse. Les dio espacio para cometer errores y aprender de ellos, aprovechando al máximo su talento y energía.

Así como un jardinero cuida de sus plantas dándoles las condiciones adecuadas para crecer, Olivier hizo lo mismo con su equipo. Dejó que expresaran su talento y cosecharan los frutos del trabajo en equipo.

A través de esta charla TEDx, Olivier Gesbert nos muestra cómo es posible transformar una empresa basada en el control jerárquico en una organización autogestionada fundamentada en la confianza. Su experiencia demuestra que soltar el poder puede ser la clave para potenciar el talento colectivo y lograr resultados extraordinarios.

Nos invita a cuestionarnos cuántas veces hemos tenido miedo de soltar el control y permitir que las personas y las organizaciones crezcan orgánicamente. Nos anima a confiar plenamente en nuestro equipo y crear las condiciones necesarias para que puedan dar lo mejor de sí mismos.

Así que, ¿qué te parece esta historia? ¿Te animas a soltar el control y confiar en las personas que te rodean?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.